Ruta con la Moto Guzzi V85 TT Travel
Connect with us
Publicidad

Rutas

Ruta con la Moto Guzzi V 85 TT Travel a Segovia, pero no por el camino más corto, su gastronomía y patrimonio pueden esperar

Publicado

el

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL
Lluís Llurba

Nos hemos ido de ruta con la Moto Guzzi V85 TT Travel, un paseo en moto hasta Segovia desde Madrid, todo un clásico. Ambas ciudades apenas están separadas por un centenar de kilómetros y siempre queda justificada su visita, por la recompensa que suponen el rico patrimonio arquitectónico que alberga y los manjares que componen su contundente gastronomía. Pero también por la preciosa ruta original que las une a través de la Sierra de Guadarrama y su entretenido Puerto de Navacerrada. Aunque no siempre resulta recomendable utilizar la ruta más rápida…

Enfrentarse a una ruta larga, evidentemente, siempre será mucho más aconsejable embarcarse a hacerlo con un modelo de corte rutero. Que disponga de una buena ergonomía que favorezca la comodidad, la necesaria protección frente al viento que refuerce el anterior apartado, y un motor lo suficientemente poderoso como para que la expedición no sea un mero desplazamiento del punto A al B, y tenga los suficientes alicientes para que suponga una experiencia divertida e inolvidable. Cualidades que reúne, y de sobra, nuestra protagonista y compañera de viaje, la Moto Guzzi V85 TT en su versión Travel.

La Moto Guzzi V85 TT apareció hace un par temporadas, sorprendiendo por su concepto original. Con una imagen inspirada en los modelos de trail de los años 80 junto a una mecánica efectiva y de sobra conocida por su fiabilidad, gestionada por una electrónica que hace de ella una máquina plenamente actual. De cara a esta temporada 2021, la Moto Guzzi V85 TT se ha actualizado incorporando sólo algunos pequeños cambios, ya que su base original estaba muy lograda. Entre las modificaciones más destacables ha adaptado su motor a la actual normativa Euro5.

Cosa que no ha supuesto una especial merma en su rendimiento, al apostar por la mejora en la entrega del par motor a bajo y medio régimen, donde más se usa este motor, con unos solventes 82 Nm a 5.000 rpm. También añade dos nuevos modos de motor Sport y Custom, a los tres que ya disponía (Road, Rain y Off Road). El mapa Custom permite ajustar los parámetros preestablecidos de cada modo, como el nivel de funcionamiento del control de tracción, el ABS, etc. Además, sus llantas ahora permiten montar neumáticos sin cámara lo que favorece bajar las presiones, por ejemplo, a la hora de salir del asfalto con el objetivo de mejorar la tracción. Disminuyendo el riesgo de los pinchazos a diferencia de los neumáticos con cámara.

Además, la Moto Guzzi V85 TT Travel se diferencia de la versión estándar por incorporar las maletas laterales de serie (en la derecha cabe hasta un casco del tipo integral), las luces auxiliares que refuerzan el sistema de alumbrado, los puños térmicos y la pantalla frontal es más alta; que en su conjunto reafirman sus aptitudes viajeras.

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

Dos puntos definen una línea pero…

Como decimos, desplazarnos desde Madrid hasta Segovia no necesariamente implica recurrir al recorrido más corto o rápido. ¿Verdad que somos más de hacer del propio viaje la recompensa, además del lugar de destino? Aunque en esta ocasión nos esperase un suculento premio en la capital segoviana en forma de sus famosos asados.

Para ello, aprovechamos los interesantes alrededores de Madrid y más exactamente los que se encuentran en la zona norte de la provincia para diseñar un recorrido lo más entretenido posible. Además, nos permitirá pisar hasta tres Comunidades Autónomas de un plumazo. Lo primero que hacemos es buscar un sitio de partida y que nos sirva de postal de recuerdo de Madrid. Que abandonamos sin la menor tristeza.

Arrancamos, con una sacudida por parte del bicilíndrico en V a 90º en posición transversal. A eso se le llama tener personalidad y carácter. Como confirma el hecho de que Moto Guzzi celebra su centenario este mismo año. La proximidad de la A-1, la famosa carretera de Burgos, nos sirve de vía rápida de escape y donde enseguida nos ponemos a velocidad crucero, que mantenemos sin mayor problemas gracias al cómo control de velocidad automático que dispone la Moto Guzzi V85 TT Travel. ¡Imprescindible!.

Es aquí ya en marcha donde confirmamos la buena ergonomía que ofrece la Moto Guzzi V85 TT. Con un amplio asiento de generoso mullido muy cómodo, y la estudiada protección frente al viento. A pesar de ir con los brazos muy abiertos y fruto del ancho manillar del tipo off road que monta. En el caso de la versión Travel esta protección está mejorada gracias a la pantalla frontal más amplia que la diferencia de la estándar. Mientras el bicilíndrico nos trasmite su ronroneo, al ir girando a unas 5.000 revoluciones y que permiten mantener los 120 km/h de la velocidad máxima legal permitida. En autovía cumple sobradamente, con una pisada firme y que se siente muy estable. Con unas suspensiones de tarado firme pero que no se muestran en absoluto incómodas. Así como un aplomo en curvas también elogiable. Manteniendo un ritmo de crucero que podría ser muy superior, si dejasen…

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

¡Agárrate que vienen curvas!

Hacia el km. 50 de la A-1 nos desviamos a la derecha por la N-320 rumbo a Torrelaguna. Es una villa medieval que, si no la conoces, bien merece una parada y su visita, donde destaca su Plaza Mayor. Tiene bastante vida al ser la mayor población de la zona y, además, los fines de semana se anima aún mucho más. En parte, debido a la peregrinación de motoristas en busca de los trazados de montaña que albergan los alrededores del cercano Embalse de El Atazar, y que encuentran en esta población serrana su puerta de entrada.

Un detalle muy importante a tener en cuenta es que la zona en la que nos adentramos está bastante despoblada a pesar de su cercanía con la capital. Así que es muy recomendable repostar en Torrelaguna o un poco más adelante en Uceda (Guadalajara), aunque esta última no está exactamente dentro de nuestra ruta de paso pero si muy próxima.

Nosotros seguimos un poquito más allá, hasta Patones de Abajo, donde nos desviamos a la izquierda en busca de su vecino e histórico Patones de Arriba. Una carretera estrecha y sinuosa asciende hasta la escondida aldea, y que se encuentra en un estado de conservación extraordinario y es un ejemplo de la arquitectura negra típica de la zona que vamos a encontrar a partir de ahora.

También llaman poderosamente la atención las monumentales infraestructuras hidráulicas del Canal de Isabel II presentes en la zona y que conducen las aguas del río Jarama hasta la capital. Muy cerca está el Pontón de la Oliva, la primera presa que se construyó en España y que su visita apenas nos desvía unos cientos de metros en nuestro recorrido hacia El Atazar. Merece la pena conocerlo y, sobre todo, conocer su historia. La historia de un fracaso (de ingeniería).

Volvemos a Patones de Abajo y continuamos por la M-104. Ahora flanqueados por el río Jarama, que hace de frontera con la vecina Guadalajara, y la conducción del Canal en lo alto. Acometemos una rápida ascensión por la M-134, donde la Moto Guzzi V85 TT se muestra como una buena aliada a pesar de encontrar curvas de todo tipo, alguna hasta completamente ciega, y nos ponemos en modo disfrute. Por el empuje que ofrece el bicilíndrico de la italiana y el abrupto paisaje que se abre a nuestro paso. La parada en el mirador sobre el Embalse de El Atazar es obligatoria, sobre todo ahora por lo lleno que se encuentra el pantano más grande de la provincia de Madrid. El paisaje resulta espectacular.

Como decimos, la zona está muy animada por el abundante tráfico de motos los fines de semana, así que conviene tomar una especial precaución al conducir esos días. Más adelante comprobaremos todo lo contrario, un remanso de paz al llegar a la población que da nombre al embalse. Entre otros motivos porque en el pueblo de El Atazar no continúa la carretera. Aunque eso nunca será un problema para la Moto Guzzi V85 TT.

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

Un poco de off road, por favor

Tomamos la pista que va a Robledillo de la Jara, un camino fácil y ancho que primero se dirige a la cola del pantano por una ladera. En este escenario, lo más recomendable es seleccionar el modo Off Road, que no hace tan sensible el control de tracción y además libera la rueda trasera de la influencia del ABS. Delante lo conserva por si acaso. Lo que evita, en caso de hacer una frenada de emergencia, alargar innecesariamente la distancia de frenada. O facilita colocar la parte trasera de la Moto Guzzi, si se cuenta con el debido control en conducción off-road, a golpe de derrape. Las suspensiones se tragan todas las irregularidades que vamos encontrando pero tampoco son amigas de que avivemos el ritmo. Supongo que es lo que tiene que en asfalto se comporten tan bien.

Algo más de complicación podemos encontrar en la ascensión de la pista por los giros cerrados que la componen y lo degradado que se encuentre el terreno en esta parte debido a la lluvia. Aquí, lógicamente, el límite lo pondrán los neumáticos; los Michelin Anakee Adventure que monta se comportaron bien y eso que no cuentan con un especial mordiente.

Salimos a la estrecha M-130 y ponemos rumbo hacia Puebla de la Sierra por un trazado de montaña que nos ofrece unas espectaculares vistas al abrupto valle que forman sus montañas. “La Puebla” es un lugar bohemio, su reclamo reza: “La localidad con más obras de arte por habitante”; y allí se encuentra El Valle de los Sueños, un museo al aire libre emplazado en el mismo pueblo con 31 esculturas, y un curioso Museo japonés debido a que esta hermanada con Osaka.

Subimos el retorcido Puerto de la Puebla (1.636 m), desde donde podemos contemplar una fantástica panorámica de la zona y con Madrid al fondo. El siguiente destino es La Hiruela, último pueblo madrileño antes de adentrarnos en la Sierra Norte de Guadalajara y más concretamente en la Sierra de Ayllón. Dejamos Madrid para internarnos en Castilla- La Mancha a través de Guadalajara.

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

Pueblos negros

Esta zona es también conocida como la de la Arquitectura Negra, debido a la uniformidad y originalidad de sus edificaciones. Que emplea la materia prima de la zona, tan característica por el oscuro de sus piedras y la pizarra utilizada para construir los tejados. Pero sobre todo, se ha logrado conservar este patrimonio debido a lo aislada que siempre  ha estado la zona a pesar de su proximidad a la capital, apenas separada por una hora de viaje. Ten en cuenta que la electricidad no llegó hasta bien entrado el siglo pasado y que el asfaltado de sus carreteras empezó en los años ochenta… Los pocos pueblos que se concentran son muy pequeños y apenas cuentan con servicios, en la mayoría no hay ni un bar.

Ponemos rumbo a Corralejo, que da acceso a la famosa Muralla China. Un abrupto y zigzagueante trazado que se amolda a la depresión formada por el río Jaramillo, justo antes de confluir sus aguas en el más notorio río Jarama. La vista es espectacular y obligada su parada, aunque a nosotros debido a la intensa lluvia que caía en esos momentos nos fallaron las ganas en esta ocasión. Eso sí, seleccionamos el mapa Rain por si acaso, y superamos el impresionante accidente geográfico sin mayor novedad. Nos dirigimos a Majaelrayo, que es el pueblo más animado de la zona, pero no nos entretenemos mucho y enseguida tomamos la carretera que conduce al puerto de La Quesera. Un trazado estrecho y con escaso tráfico que en su ascensión ofrece unas panorámicas impresionantes de la zona, y más adelante unas formaciones rocosas en forma de aguja y que se conocen como los Peñascos de las Veguillas. Para que te hagas una idea de lo apartado que está el puerto en algunos mapas de renombre ni aparece….

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

Meseta castellana

Al coronar el puerto accedemos a la Comunidad de Castilla y León por la provincia de Segovia. En su descenso se cruza el Hayedo de La Pedrosa. Son varios los hayedos que alberga la zona. Pero no está la cosa para muchas distracciones ya que la carretera es muy entretenida y sinuosa. Por su parte, la V 85 TT sigue en su salsa, no notamos el paso de los kilómetros con ella y aquí la retención de su motor contribuye a que la bajada resulte más descansada. Aunque por frenos no será, con esa pareja de pinzas de anclaje radial que dispone en su tren delantero. Además, las reacciones del cardan pasan completamente desapercibidas.

La Villa de Riaza bien merece una parada. La animada población segoviana es la segunda residencia para muchos veraneantes que buscan su frescor en la época estival. No te pierdas su original Plaza Mayor, que aún mantiene su estado original con el terreno a la vista, sin empedrar ni asfaltar, y que está jalonada por el bello conjunto que forman los soportales centenarios.

Se ha echado la mañana encima y ya van siendo horas de comer. Algo que en Riaza se hace y muy bien. Pero esta vez tenemos reserva en Segovia y para no demorarnos demasiado tomamos la N-110 con destino a la capital segoviana. Es una carretera nacional de libro, de las que nos encantan, y que nos permite explorar las prestaciones de la Moto Guzzi V85 TT Travel, mientras disfrutamos del paisaje que ofrece la meseta castellana. Una vasta e inabarcable extensión de terreno que limita con la Sierra de Somosierra por su cara norte.

Atrás dejamos Casla, Prádena, Arcones, y a medida que nos acercamos a Segovia comprobamos que sus pueblos están volcados con la gastronomía local y son grandes comedores capaces de atender toda la demanda en busca de sus manjares, sobre todo los fines de semana.

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

Patrimonio de la Humanidad

Segovia nos recibe con su imponente Acueducto. Nada menos que ¡dieciocho siglos lleva aquí este célebre monumento! y que es Patrimonio de la Humanidad. Justo en el centro de la capital segoviana; y nosotros íbamos a comer prácticamente debajo de uno de sus 119 arcos. En el no menos famoso restaurante Mesón de Cándido. El más famoso de sus comedores locales y cuya popularidad excede allende los mares. Pero antes, escucha bien mi consejo: aparca bien y evita emplear la acera, para ello hay incluso parkings disponibles muy cerca. Ya que los agentes encargados son implacables con las infracciones. ¡Comprobado…!

Podría describir más detenidamente la experiencia que supuso la restauración en esta meca entre los asadores segovianos. Con una predisposición por parte de su personal muy atenta y un género y saber hacer que merece la pena la peregrinación hasta este famoso mesón castellano. Pero prefiero que lo compruebes por ti mismo y, además,  ya verás que su coste es totalmente asumible. Pero el Mesón de Cándido no es el único reclamo que rivaliza con el Acueducto. La parte más antigua de la ciudad tiene un tamaño concentrado y alberga muchos más monumentos  arquitectónicos como para justificar un tranquilo paseo andando. El Alcázar es obligado verlo, parece un castillo de cuentos, y muchos más emplazamientos como la Catedral, el barrio judío y un largo etcétera que darían como para agotar la tarde recorriéndolos. Así que volvemos a por la Moto Guzzi V85 TT, que somos más de aprovechar las tardes en marcha.

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

No se vayan todavía, aún hay más…

Si entran las prisas, a Madrid se puede volver por la rápida pero anodina autopista AP-61 y que, por supuesto, no empleamos. Así que ponemos dirección a La Granja de San Ildefonso, que es nada menos que Real Sitio y famosa por su Palacio y los monumentales jardines de inspiración francesa que también lo adornan, y donde sus fuentes son el mayor reclamo durante la época estival.

La CL-601, la antigua N-601, recorre el precioso y tupido Valle de Valsaín, que más adelante asciende por el famoso Puerto de Navacerrada y sus populares Siete Revueltas. Un trazado técnico donde la Moto Guzzi V85 TT no se amilana pero obliga a trabajar con el cambio de marchas para extraer lo mejor de su revisado bicilíndrico, ahora con un poco más de par motor y justo donde más se usa, a bajo y medio régimen en su versión 2021. Momento en el que aprovechamos para poner a prueba el nuevo mapa de motor Sport y disfrutar del puerto de montaña. Aquí, el ancho manillar es un aliado en las cerradas paellas. Mientras que el bastidor, por su parte, nos trasmite una confianza plena para apurar hasta el ápice de la curva, donde el motor nos saca airosos con energía dirigiéndonos a la próxima revuelta. ¡Toda una experiencia!

En lo alto del Puerto de Navacerrada (1.858 m), si te quedan ganas de seguir disfrutando, en lugar de bajar el puerto la vertiente madrileña tomamos a la carretera que sale a la izquierda rumbo al Puerto de Cotos. Ojo porque a esta cota la bajada de la temperatura suele ser considerable.

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

La bajada del Puerto de Cotos da acceso a Rascafría –por algo le vendrá el nombre..– y donde no nos entretenemos demasiado. Por último enfilamos el Puerto de la Morcuera (1.796 m) y que por la otra cara desemboca en la animada Miraflores de la Sierra. Esto se acaba, o al menos la parte más divertida de este inusual recorrido para visitar Segovia. Así que Colmenar Viejo y la autovía que la comunican con Madrid pondrán fin a esta entretenida y original jornada.

Tras la experiencia, la conclusión es que muy cerca de Madrid hay unos recorridos extraordinarios, donde la Moto Guzzi V85 TT Travel se ha mostrado como una fantástica compañera de viaje. Concentra todos los atributos necesarios para ello, como una cómoda y eficaz ergonomía, protección aerodinámica o la capacidad de carga; también el control automático de la velocidad es una ayuda inestimable en los tramos más tediosos, así como los modos de motor para adaptarse a las circunstancias. Además, es una trail de libro y está capacitada para salir del asfalto y de manera honrosa como también nos ha demostrado. Y todo por un precio contenido y que resulta muy interesante.

 

Detalles de la ruta

Gasolina: 25 € (un repostaje)

Comida:   80 € (2 personas)

TOTAL:    105 €

 

De visita obligada

  • Patones de Arriba. Conserva su estado original, lo suyo es recorrerla andando dada la restricción al tráfico y su tamaño contenido. Ojo los fines de semana porque se llena.
  • Pontón de la Oliva. La primera presa de España merece la pena conocerla, apenas nos desvía unos metros del recorrido propuesto. Toda esta zona está protagonizada por las infraestructuras hidráulicas que componen el Canal de Isabel II.
  • Mirador Embalse de El Atazar. El pantano más grande de la Comunidad de Madrid cuenta con un estratégico mirador desde donde contemplar su vasta extensión y la impresionante presa que lo hace posible.
  • Puebla de la Sierra. Si te gusta el arte no dejes de echar un vistazo a sus obras al aire libre.
  • Muralla China. Está en un sitio apartado pero merece la pena recorrerla y sobre todo contemplar su emplazamiento. Es un zigzagueante trazado de carretera adaptado a la depresión profunda depresión creada por el río Jaramilla.
  • Majaelrayo. Ejemplo de la Arquitectura Negra que protagoniza esta despoblada zona. Es también el más animado, sobre todo los fines de semana.
  • Riaza. Villa medieval segoviana. No te pierdas su original Plaza Mayor porticada y que destaca por su firme de tierra.
  • Segovia. La capital segoviana es de por sí un museo al aire libre. Su Acueducto romano, el Alcazar o la Catedral es sólo una parte de su amplio patrimonio.
  • Real Sitio de la Granja de San Ildefonso. Atesora un Palacio Real y sus monumentales jardines de inspiración francesa.

 

Ruta

MOTO GUZZI V85 TT TRAVEL

Madrid-Torrelaguna-Patones de Abajo-Patones de Arriba-El Atazar-Puebla de la Sierra-La Hiruela-Corralejo-Campillo de Ranas-Majaelrayo-Riaza-Casla-Arcones-Collado Hermoso-Torrecaballeros-Segovia-San Ildefonso-Rascafría-Miraflores de la Sierra-Madrid

TOTAL: 373 km

 

Moto Guzzi V85 TT Travel al detalle

Ficha técnica Moto Guzzi V85 TT Travel

Motor tipo 2 cil. V90º transversal, aire, 4V, SOHC
Diámetro x carrera 84 x 77 mm
Potencia máxima 76 CV (56 kW) a 7.500 rpm
Par máximo 82 Nm a 5.000 rpm
Compresión 10,5:1
Alimentación Inyección electrónica 52 mm
Embrague Monodisco en seco
Cambio De seis velocidades
Transmisión secundaria Por cardán
Geometría dirección 28º y 128 mm
Tipo chasis Tubular en acero
Basculante Doble brazo en aluminio
Suspensión delantera Horquilla invertida 41/170 mm, regulable en precarga y extensión
Suspensión posterior Monoamortiguador sin bieletas, 170 mm regulable en precarga y extensión
Freno delantero 2 discos Brembo de 320 mm, pinzas Brembo radiales de 4 pistones y ABS
Freno trasero Disco de 260 mm, pinza flotante de 2 pistones y ABS
Distancia entre ejes 1.540 mm
Altura asiento 830 mm
Peso en seco 211 kg (243 kg en orden de marcha)
Depósito gasolina  23 litros
Precio matriculada 12.590 € (bicolor)
Garantía oficial 2 años
Importador  Guzzi
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2066

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos