Rossi, Lorenzo y Márquez: el duelo final
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Rossi, Lorenzo y Márquez: el duelo final

Publicado

el

Con una leyenda sobre ruedas con un saco de 20 años de experiencia, con un piloto fino y rápido en su mejor momento deportivo, y con el devorador de récords más voraz que ha visto el motociclismo, nadie puede dar como favorito a nadie, ni tampoco atreverse a descartar a alguno, nos referimos evidentemente a Valentino, Jorge y a Marc, entre ellos está el Campeón del título más codiciado de la historia.

Que nadie se engañe. Estos no se han ido de vacaciones a la playa. No están tomando el sol, ni mucho menos de copas con los amigos. Entre su preparación para lo que resta de temporada, han incluido un análisis de donde deben ganar y en que sitios pueden perder puntos.

Valentino Rossi

Parece increíble que, con 9 títulos mundiales y 111 victorias, tengamos que decir que Valentino Rossi es la gran sorpresa de la temporada, y es que ni los más fieles seguidores podrían imaginar que una vez llegados al ecuador del Campeonato se encontraría líder del mismo.

Que consiguiese alguna victoria era algo que entraba dentro de los pronósticos, pero que fuese el único que estuviese en cada uno de los 9 podios disputados hasta el momento y que encima, 3 de ellos fuesen en lo más alto del cajón, no entraba ni en las más temerarias apuestas. La edad es algo que a todo el mundo le llega y Valentino se encuentra en su vigésima temporada, sin embargo, físicamente está más fuerte que nunca y su ambición y motivación son las mismas que hace 10 años.

Rossi le ha dado un vuelco a una tendencia decadente que comenzaba en 2010 cuando Lorenzo demostró haber sido más rápido que el italiano. De aquello llegó la decisión de irse a Ducati, dos temporadas que lo dejaron  muy tocado, algo que se confirmaba con su discreto regreso a Yamaha. Ni siquiera el subcampeonato alcanzado el año pasado le otorgaba el privilegio de ser uno de los favoritos, pero una vez más, Valentino ha vuelto a sorprendernos. Se ha preparado a conciencia con el único objetivo de anotarse la décima corona y está jugando sus bazas magistralmente.

Las 9 carreras que restan serán muy duras para él, sobre todo porque llegan unos trazados que les son más favorables a sus dos principales rivales. Si quiere ser Campeón, tendrá que seguir sacando conejos de la chistera, pero hasta la presente, su temporada sólo puede catalogarse de perfecta.

A favor:

De los 9 trazados que quedan por visitar, sin ninguna duda, Misano es el más favorable. El año pasado ganó allí, lo conoce a la perfección y corre en casa. Motegi tiene unas características que pueden favorecerle y Malasia es uno de sus trazados preferidos y donde rodó rápido en los test de pretemporada. En Phillip Island ganaba el año pasado, y sus rápidas curvas pueden darle cierta ventaja a la Yamaha.

Valencia, que como viene siendo costumbre, cierra el campeonato, era uno de esos circuitos que se le atragantaban, de hecho, su última victoria es del 2004, sin embargo, el año pasado lograba su primera pole desde hacía más de cuatro años y terminaba segundo en carrera, por lo que parece que ahora se ha convertido en terreno amigo. Hay que recordar que la única vez que Rossi se ha jugado un título en la última carrera, lo terminaría perdiendo, y fue en Valencia.

En contra:

Silverstone y Aragón son los dos trazados que peor se le dan a Valentino, y ambos quedan por llegar. Ni los test que hicieron en Aragón podrán limar la gran superioridad con la que la Honda cuenta en Motorland. Para colmo, circuitos como Indianápolis o Brno tampoco son de sus preferidos. Sus opciones al título pasan por superar estos cuatro escollos.

Jorge Lorenzo

Es segundo a 13 puntos del primero, o lo que es lo mismo, sus opciones al título están intactas. La única diferencia que podíamos esperarnos de Jorge no es la posición que ostenta, sino detrás de quien se encuentra.

La primera carrera pudo haberla ganado de no ser por aquel incidente con el casco que le restaba visión y tuvo que aminorar la marcha. Austin, donde llegó enfermo, es el trazado que más se le atraganta, tanto porque es una pista anti Yamaha, como por los recuerdos del año pasado cuando cometió la pifia más grande de su carrera deportiva. Como remate al comienzo de temporada, erró en Argentina al elegir los neumáticos.

Con estas cartas se presentó en Jerez donde comenzó su remontada logrando cuatro victorias consecutivas, algo que nunca antes había hecho. Jorge dijo que empezó a pilotar por instinto, o dicho de otra manera, se dejó de preocupar por todo aquello que no fuese dar gas sobre el asfalto.

En las dos últimas carreras nos ha ofrecido una cara bien distinta en las que no ha podido seguir el ritmo de los más rápidos, ambas con unas explicaciones muy diferentes. En Assen sufría en la zona rápida del circuito, donde se marcan las diferencias y donde tuvo  la terrible caída en la que salió catapultado en 2013, mientras que en Alemania se volvía a equivocar al no hacerle caso a su equipo, que le pidió que probara una configuración distinta.

A pesar de tanta adversidad, tiene el primer puesto a tiro de piedra y lo que queda de campeonato le favorece, tal como demostró el año pasado cuando fue el piloto que más puntos consiguió en las 9 carreras que restan.

A favor:

El año pasado sellaba la segunda mitad de la temporada con 2 victorias, 5 segundos puestos, un tercero y un abandono. Esto lo convertía en el piloto que sumaba más puntos en este periodo y eso que fue la gran temporada de Márquez en la que se llevó todos los récords de victorias.

Además, en 2013, en estos mismos trazados, lograba 5 victorias, 1 segundo y 3 terceros, convirtiéndose también en el mejor piloto de la segunda parte del campeonato. Con estas premisas, se convertiría en el principal candidato al título. De los 9 circuitos, el de Motegi es el que más le favorece, donde ha ganado los dos últimos años y el que más se parece a Le Mans, circuito en el que este año no dio opción a que nadie le disputase la victoria.

Silverstone también le es favorable, es el único lugar donde ha vencido a Márquez en un duelo de última vuelta y las curvas rápidas y entrelazadas es donde más a gusto se encuentra la Yamaha. Valencia y Misano son las dos siguientes citas que tiene marcadas en su calendario como posibles victorias. Otro punto a favor es que los circuitos que le son más desfavorables, también lo son para Valentino.

En contra:

A pesar de haber conseguido la victoria allí, Indianápolis y Aragón serán dos escenarios difíciles para Jorge en el sentido de intentar frenar a las Hondas. De los tres pilotos que luchan por el título, es el que más sufre cuando traen el neumático de carcasa más dura en los extremos y nadie puede descartar que de aquí a final de temporada vuelva a aparecer, sobre todo llegando al final del  campeonato, cuando Bridgestone saque todo lo que queda por gastar de su almacén.

Marc Márquez

Tan inimaginable era pensar que Rossi fuese líder a estas alturas, como que Marc solo llevase 2 victorias. El hombre de los récord, aquel que alcanzara 10 victorias consecutivas, 13 en sólo un año, se ha encontrado con la otra visión de las carreras, la de cuando las cosas no salen bien.

No podemos tampoco llamarlo sorpresa porque desde el principio se han producido hechos que anunciaban parte de lo que iba a venir. Márquez nunca encontró el feeling con la moto de 2015. En Qatar caía en el cronometrado y aunque querían restarle importancia, lo cierto es que se fue al suelo por poner más de lo que ofrecía la moto.

Aquella primera carrera, sabiendo que lo tendría difícil para seguir el ritmo de las Yamaha, quiso adelantar en la salida más de lo posible, quedando rezagado y obligado a realizar una de esas remontadas que normalmente terminaban al cabo de 2 vueltas. Pero en esta ocasión no sería tan fácil y terminó 4º.

En el segundo GP, en Austin, un circuito que se adapta tanto a su estilo como a su moto, ganaba, pero no con la contundencia y lo sobrado que lo hizo los dos años anteriores, otra señal de que algo no iba bien. La siguiente carrera, en Argentina, fue cazado por Rossi y luego caería sumando el primero de los 3 ceros que lleva este año, unos resultados que lo han alejado en la clasificación general, pero que no lo han eliminado.

65 puntos lo separan de Valentino, cerca de 3 carreras de diferencia, pero incluso esto puede convertirse en una motivación especial, en un reto que quiere ganar.

A favor:

No tiene nada que perder. Es el que menos presión tiene en estos momentos y esto le permitirá correr con la idea de ir carrera a carrera, arriesgando más que los de Yamaha. Los cuatro pilotos principales se encuentran a pleno rendimiento,  esto significa que en una sola carrera pueda reducir 12 puntos de golpe, en vez de ir restando de 5 en 5 como sucede cuando sólo hay dos favoritos a la victoria.

Por otro lado cuenta con una gran ventaja que no tendrán sus dos principales rivales, y es que puede contar con su compañero para intercalarlo con las Yamaha tal como sucediera en Sachsenring, unas indicaciones que se darán en el equipo Honda, donde no han dado por perdido el título.

Sus rivales saben que carreras como la última celebrada en Alemania, en la que ganó con mano de hierro, se puede repetir en cualquiera de los 9 escenarios que restan. Ya el año pasado ganó 10 carreras seguidas, por lo que si existe alguien capaz de arrollar en esta segunda mitad, ese es Marc. Circuitos como Indianápolis o Aragón son incuestionablemente suyos, tanto como lo viene siendo el de Austin, pero es que puede ganar en cualquiera del resto. En Silverstone, a pesar de ser trazado Yamaha, ganaba el año pasado y estuvo luchando por la victoria en 2013.

En Malasia y Valencia sabe lo que es ganar con la MotoGP. En Australia y Motegi no ha subido aún a lo más alto del podio, en la primera por el error que cometió el equipo en 2013 que acabaría con la descalificación del piloto, y el año pasado por el problema de los neumáticos, mientras que en Motegi, el año pasado no arriesgaba ya que el segundo puesto le daba el título.

En Brno ganaba en 2013 y sería Pedrosa el que lo hiciera en 2014, en parte por un neumático defectuoso que le tocó a Marc. Incluso Misano, donde cayó el año pasado, se convertirá en una motivación especial por aquello de ganarle a Valentino en su casa. Además, ha entrenado hace poco allí, por lo que bastante parte de la puesta a punto la tendrá resuelta.

En contra:

La diferencia en la clasificación es muy grande. No tiene margen de error, cualquier nuevo fallo significaría automáticamente el adiós definitivo a la gran heroicidad de la remontada. Su carácter ganador puede volverse en su contra en los momentos en los que sienta que no está en condiciones de ganar, y esto le pueda forzar a otra equivocación.

Aunque ha dado un paso importante con los últimos cambios realizados en su Honda, la Yamaha sigue siendo una moto muy equilibrada y bastante más competitiva que la de años anteriores. La corriente ganadora que el año pasado acompañaba a Marc, lo de tener siempre “El santo de cara”, se ha esfumado y ahora convive con los infortunios y la misma mala suerte que pueda tener cualquier otro piloto en sus circunstancias.

El Factor Pedrosa

Esta es la décima temporada de Dani en MotoGP, y una vez más, los problemas físicos han condicionado su campeonato.

Tras la primera carrera de Qatar, comprobó que los males que arrastraba ya desde 2014 no se habían solucionado, por lo que decidió atajar el problema de raíz y parar hasta que  se solucionasen completamente. Tres carreras en blanco fueron el precio que tuvo que pagar por intentar volver a ser el Dani competitivo de antes, pero no ha sido hasta la novena prueba cuando parece haber dado síntomas de que su recuperación se ha completado.

Hasta Alemania, la sensación era que Pedrosa estaba muy lejos del Top 3, pero el segundo puesto del GP germano lo ha devuelto a las papeletas del podio, y es aquí donde Dani cobrará un interés especial. En esta última carrera ha conseguido que Márquez recorte 9 puntos a Valentino en vez de 5, y esto es algo que podría repetirse en escenarios como Indianápolis, Brno y Aragón, donde los de Honda contarán con la ventaja que les ofrecía Sachsenring. Cuando las Honda van bien, parece capaz de doblegar a los pilotos Yamaha, pero no da la sensación de que pueda inquietar a Marc.

Actores invitados

Andrea Iannone
En Qatar llegaría el primer podio de su carrera deportiva en MotoGP, un resultado espectacular aunque algo ensombrecido por la “casi” victoria que conseguiría su compañero. Pero Iannone ha ido tomando el camino inverso al de Dovizioso, con un claro punto de inflexión que se produciría en Mugello, donde alcanzaba un nuevo podio y en esta ocasión, en el segundo escalón. Desde ese momento, sus resultados han estado por encima a los de su compañero, además, con una regularidad que lo mantiene en la tercera posición del campeonato.

Una posición que le durará poco, ya que se encuentra fuertemente amenazada ni más ni menos que por Márquez, por lo que es más que probable que pierda el tercero que ostenta a las primeras de cambio. La fuerza con la que irrumpieron las Ducati en Qatar nos hacía pensar en una victoria cercana, pero en la actualidad no parece que puedan doblegar a los cuatro pilotos principales.

Aún así, Andrea está sabiendo encontrar su sitio en carrera y eso que ha corrido con el hombro lesionado. Su temporada se está situando por encima de las expectativas iniciales.

Andrea Dovizioso
Mucho se esperaba de Dovizioso después de la carrera de Qatar, en la que estuvo a punto de llevarse la victoria, y más aún cuando cerraba las tres primeras carreras terminando segundo en cada una de ellas.

Pero a partir de Mugello todo cambiaría. Una caída un tanto inexplicable en el warm up  condicionaría su carrera, que terminaría abandonando y sorprendentemente, ya no levantaría cabeza. Caída en Montmeló, duodécimo en Assen por un extraño problema mecánico y nueva caída en Sachsenring.

El siempre regular Dovizioso, quien en los tres años anteriores sólo había dejado de puntuar en una carrera por temporada, lleva ya 3 ceros en sólo nueve pruebas. Si la factura piscológica de las últimas cuatro carreras no le deja demasiado debilitado, podrá resarcirse de estos resultados en unos circuitos que son favorables para la Ducati.

Indianápolis, Aragón y Malasia representan tres oportunidades para que las motos italianas vuelvan a hacernos soñar con un triunfo o con al menos, un papel más acorde con lo que vimos a principio de temporada. Distinto será que si vuelven los resultados, sean con Dovizioso al mando.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos