fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1
Fotos: Roland Sands

Roland Sands KRV5 Tracker, una locura con motor V5 de 200 CV

Con el proyecto de la Proton KRV5 de MotoGP finiquitado, a Kenny Roberts se le ocurrió crear una moto muy especial con el motor V5, la Roland Sands KRV5 Tracker.

Cuando la ves por vez primera piensas que es otra alocada idea más del preparador americano Roland Sands, y lo es, pero si te fijas en su motor verás que es muy especial.

Esta KRV5 Tracker es una moto artesanal, un estilo que recuerda a las board racers -o board trackers-, motos de los años 30 de competición que corrían sobre pistas de madera, con grandes llantas, chasis minimalistas y diseñadas entorno al motor, protagonista absoluto.

Pues así es esta especialísima KRV5 Tracker, una moto que King Kenny y Roland Sands acordaron crear en el GP de Laguna Seca de 2005, y que vería la luz un año más tarde, en julio de 2006.

Foto de la Roland Sands KRV5 Tracker
Esta KRV5 Tracker es una barbaridad…

Es una locura de moto, porque con 200 CV, un único freno de disco delantero, sin suspensión posterior y semimanillares, no debería ser nada fácil de pilotar.

Kenny Roberts padre encargó la creación de esta moto a Roland Sands en 2005

En el chasis multitubular de acero de Roland Sands encajaron el V5 como si fuera un guante, hecho a medida, evidentemente.

Le añadieron una horquilla invertida de una Suzuki GSX-R 1000, una enorme llanta delantera Contrast Cut Judge Wheel de 23″, más otra trasera de 21” de la misma marca y estilo, con un macizo neumático de medida 250.

Foto de la Roland Sands KRV5 Tracker
Este es el primer prototipo, con llanta delantera lenticular y sin freno delantero…

En los primeros diseños las llantas eran lenticulares, pero con medidas de 23 y 21 pulgadas eran como auténticas velas, muy sensibles al viento, además de pesadas. Así que se olvidaron de ellas y montaron unas de aleación de palos.

Otra locura fue diseñar la moto sin freno delantero, solo trasero, como las auténticas board racers… Pero por suerte se dieron cuenta que no era una buena idea y añadieron un disco delantero…

Es un homenaje a las board trackers de los años 30, pero con un motor infinitamente más potente…

En cuanto al motor V5, procedente de la defenestrada Proton KRV5, se eliminaron algunos componentes de telemetría, se le añadió un radiador de refrigeración también de MotoGP, y se mantuvieron los colectores de escape originales, aunque ligeramente modificados.

Foto de la Roland Sands KRV5 Tracker
El primer prototipo posando con la moto donante del motor, la Proton KRV5.

Un mínimo depósito de gasolina con las siglas KR en sus costados, un asiento monoplaza de cuero -que es como el de una bicicleta-, un manillar de tubo de posición deportiva y un amortiguador de dirección completan esta bestia.

Kenny Roberts rodó con ella en el GP de Laguna Seca de 2006, el día de la entrega de la moto, prometido por Roland Sands, y quedó entusiasmado.

Al ser una moto no homologada para rodar por la calle, su destino fue quedar encerrada en el museo particular de King Kenny, lugar de donde algún día saldrá de nuevo para atronar al mundo con su motor V5.

Foto de la Roland Sands KRV5 Tracker
Una one-off con motor V5.

Deja un comentario

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1