Connect with us
Publicidad

Rutas

RodiBook, tercera edición: ¡a orientarse tocan!

Publicado

el

El pasado año tuvimos la suerte de participar en la segunda edición del RodiBook, la primera con el formato actual, de seguimiento de puntos de paso y con salida y llegada en un mismo punto, con la ayuda de un rutómetro. Viella, la capital del Valle de Arán, justo en la línea que separa los Pirineos aragoneses de los catalanes, recibió a las más de 110 motos inscritas, muchas de ellas con acompañante. La organización decidió marcar un recorrido que transcurría por nada menos que 19 puertos de montaña, un buen puñado de ellos por el lado francés de la cordillera, sumando así 643 espectaculares kilómetros de carreteras de montaña de todo tipo.

Para esta año se prevé una tercera edición aún más espectacular, con más de veinte puertos con salida y llegada de nuevo en la localidad de Viella. Se limita el número de participantes instcritos a un máximo de 300, que tomarán la salida según el orden de inscripción. Si te atreves a cargar el rutópetro y dejar el GPS, no dudes de que es una de las actividades más divertidas que puedes realizar en moto. Os dejamos con un video resumen de lo que fue la edición 2013, y con la crónica que publicamos en la revista Solo Moto sobre esa misma edición, para que os podáis hacer una idea de en qué consiste el evento, y del buen ambiente que se vive en el mismo.

 

Verificaciones

A partir de media tarde del viernes 20 de septiembre se nos citó a los inscritos en la sede de Rodi en Viella, donde se realizaron las verificaciones administrativas y técnicas. Aquí se comprobó el buen estado de las motos inscritas en cuanto a seguridad (pastillas de freno y neumáticos, esencialmente), ya que la paliza que les tocaría aguantar a esos elementos al día siguiente iba a ser considerable. Tras ello se hacía entrega del carnet de ruta, de algunos obsequios (camiseta, braga de cuello, etc…), de los adhesivos identificadores de las motos, y del rutómetro. Punto a destacar: en lugar de un montón de hojas con indicaciones que el participante debe recortar, pegar y finalmente instalar en el portarrutómetro, aquí se hace entrega de un rollo de papel con medidas específicas para los clásicos soportes de roadbook. Ello supone una enorme ventaja para los inscritos respecto a lo visto en otras pruebas de este tipo, ya que se ahorran el tedioso trabajo nocturno de adaptación a base de manualidades.

Tras un brieffing de seguridad a cargo de Jordi Esteve, el álma máter de la prueba, cena en el hotel dispuesto por la organización como base de operaciones, y a dormir, que a la mañana siguiente salimos pronto.

Rumbo a…

A partir de las 6:00 A.M. todos desayunando, puesto que a las 7 se empieza a dar la salida a los participantes por orden de llegada a la línea. Es todavía muy de noche, pero las temperaturas no han bajado de los 8ºC, perfecto. Cada pocos instantes arranca un participante, con el primer sello en el carnet puesto. Mientras salimos de Viella camino de El Portillón, puerto de acceso a Francia más cercano a la capital de La Val d’Aran, vamos todavía familiarizándonos con la sincronización entre el rutómetro y los parciales de la moto que hemos escogido para la prueba, una KTM 1190 Adventure que se nos antojó como la mejor opción posible dado lo variado del recorrido que nos esperaba. Más tarde vimos que no podíamos haber escogido mejor, al combinar la ruta puertos amplios, estrechos, asfaltos impecables, desgarrados, gravilla, zonas húmedas… hasta algún camino asfaltado que discurría entre casas de campo. En el brieffing se nos indicó que podríamos pasar incluso por algún camino tan estrecho como para tener prohibido el acceso a los automóviles. Eso nos hizo ser prudentes y dejar las maletas laterales en el hotel, lo que al final resultó ser un acierto.

El rutómetro, con una cantidad de información enorme, incluye la puesta a cero del parcial de la moto cada, aproximadamente, 100 km, para evitar desfases acumulados. Todo está incluido, desde las gasolineras del trazado hasta los detalles cercanos a los pequeños desvíos, así que perderse no es fácil una vez que se le ha cogido el tranquillo. Excelente.

Ruta alternativa

Varios puertos y controles de paso más tarde, uno de ellos secreto, nos acabaron llevando a Puigcerdà, donde se había previsto la comida, un excelente catering. Ahí vimos otra idea genial: para quien quisiera completar el recorrido quedaba algo menos de la mitad, con carreteras algo más abiertas que en Francia, donde la mayoría de puertos eran muy ratoneros. Pero como quiera que cada cual puede ir a su propio ritmo, con lo cual hay a quien se le hace más tarde, o bien para quien se sienta casado, se podía recortar en un par de horas la ruta tomando camino por carretera general en un atajo indicado en el rutómetro.

Seguimos el recorrido por completo, acabando con los clásicos puertos del Port del Cantó y la Bonaigua. Así llegamos de nuevo al parking del hotel de Viella, donde se ha montado el control de meta. Sonrisas entre todos los participantes que van llegando, con más o menos semblante de cansancio, pero siempre con satisfacción total. Motos de todo tipo, desde la clásica legión de GS habituales en este tipo de pruebas, pasando por RT, VFR, otra 1190 Adventure de un participante llegado desde… ¡Granada!, un valiente a lomos de una RC8 R… Hasta quien estrenaba su carnet a lomos de una pequeña Husqvarna WR 125 2T. Por no hablar de la veteranísima Impala que veis en la foto. Cada cual encuentra su ritmo para disfrutar de la ruta, que concluye en la cena del hotel.

A la mañana siguiente todo el mundo se levanta y parte hacia su lugar de destino. Si alguien lo necesita, el taller da asistencia mecánica a los participantes pese a ser domingo. Hasta acompañó el tiempo, con una nueva jornada de cielo limpio y temperaturas moderadas, un genial fin de semana de moto, tanto por la ruta en sí como por el ambiente vivido.

Y n la edición 2014…

Si no conoces más o menos a fondo los Pirineos, y quieres experimentar cómo se navega y qué parajes visitamos, en la web www.rodibook.com te permiten descargar el rutómetro entero en PDF, o bien comprarlo en formato rollo. Pero aún hay más, porque en el centro Rodi de Viella te pueden instalar el portarrutómetro en tu moto en concepto de venta o alquiler, para que completes a tu aire uno de los recorridos más bellos que puedas planificar si te gustan las carreteras de montaña (reservando previamente en alm28@rodi.es, o en el tel. 973 640 340). Seguro que si lo haces te pica el gusanillo, y entonces nos vemos en la próxima edición, que la organización ha previsto para el 6 de septiembre de 2014 con un nuevo recorrido. Allí estaremos.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.041

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos