PUBLICIDAD Billboard

Razgatlioglu y MotoGP: o equipo oficial, o nada

Mediada la temporada pasada y ante los rumores de su paso a MotoGP, Toprak Razgatlioglu dijo que su prioridad era seguir en SBK.

Sin embargo, una vez conseguido el título, el piloto turco ya manifestó un claro interés en probar la M1 de MotoGP este año, y en Yamaha afirmaron que realizaría una o dos pruebas, conjuntamente con Cal Crutchlow, según disponibilidad de calendario.

En enero y durante la fiesta de celebración de su título, ya más relajado, Toprak dijo que espero debutar en MotoGP en 2023, aunque ahora toda mi concentración está centrada en Superbike y en la próxima temporada”.

PUBLICIDAD Content_1

MotoGP sí, pero no en cualquier sitio: Razgatlioglu le ha hecho saber a Yamaha que, o va al equipo oficial, o que se olviden del tema, una puntualización muy importante.

“Quiero una moto de fábrica, no una satélite”, comentó a GPOne.

Porque en el satélite, es muy probable que Andrea Dovizioso no renueve con el Yamaha RNF WithU, dado que sus resultados hasta el momento son muy discretos (20º en la general). La plaza de Darryn Binder tiene más garantías de continuidad, pero está claro que el equipo satélite no es del agrado del campeón turco.

PUBLICIDAD Content_2

En el oficial, Yamaha y Fabio Quartararo están disputando una partida de póker que puede tener un final inesperado: por un lado, la marca de Iwata tiene claro que necesita al francés e intentará convencerlo para que se quede. Por otro, Quartararo no es tonto y no renovará a cualquier precio, ya que es plenamente consciente de su valor, más allá del título conseguido: solo hace falta ver dónde está el de Niza en la tabla (líder, empatado con Rins) y dónde está el resto de pilotos Yamaha. Su representante está moviendo los hilos en varias direcciones.

Fabio no ha escondido que está negociando con otras marcas, tanto para presionar a su actual equipo como para tener realmente un ‘plan B’ si Yamaha no está por la labor. De hecho, Quartararo es la principal carta de este castillo de naipes, si finalmente el campeón francés no renueva con su actual equipo.

Recordemos que Aleix Espargaró, otro que aún no ha renovado, ya hizo notar este hecho: “El mercado se va a mover. El primero que tiene que mover ficha es Fabio, y cuando mueva la siguiente ficha del puzzle, pues se moverá todo un poco. Es cierto que hay otras cosas interesantes”.

PUBLICIDAD Content_3

En Yamaha también está en duda Franco Morbidelli, el compañero de equipo de Quartararo. El rendimiento del italiano, subcampeón en 2020, está siendo muy discreto este año y actualmente se encuentra en la 15ª posición de la tabla, con 17 puntos, a 52 de su compañero. Morbidelli tiene contrato hasta 2023, pero ya hemos visto estos años el valor real que tienen estos plazos: más bien poco.

Es decir, que en los dos equipos Yamaha todo podría moverse antes del verano y que eso generaría posiblemente un tsunami en todo MotoGP.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

De todos modos y volviendo a Razgatlioglu, para el turco la decisión estaría más clara: o Yamaha oficial o nada: “Prefiero mi R1 a la moto satélite. Soy sincero y lo admito”.

PUBLICIDAD Content_4

Más claro, el agua.

Sigue el Mundial de MotoGP en DAZN

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario