Connect with us
Publicidad

Rutas

Desafío África 2018 V: Paisajes, cervezas y motos

Publicado

el

quinta etapa del Desafío África 2018

A tan solo un mes de finalizar, en la quinta etapa del Desafío África 2018 nos encontramos con otro viajero, Polo Arnaiz. Con él descubriremos los primeros paisajes sudafricanos antes de llegar a sus viñedos y a una ciudad, Ciudad del Cabo, de la que es difícil olvidarse.

Salir de Mozambique fue muy sencillo, tan solo tuvimos que pagar el último peaje de la ruta de Mozambique hacia la frontera con el Parque Natural Nacional Kruger, en Sudáfrica.

A hora y media de la capital mozambiqueña, el paisaje vuelve a cambiar. De la costa a las llanuras, y de estas, tras una barrera levadiza, los grandes espacios y sus montañas, estamos bordeando una de las zonas de mayor vida salvaje: el parque Kruger.

Desafio-Africa-2018-V_4

Justo al adentrarnos en el Parque Nacional Kruger empezamos a ver avisos de que es territorio donde reinan los animales salvajes.

Por fin estamos en Sudáfrica. Pasar la frontera con las motos ha sido sencillo, no hay problemas para llegar a esta parte final del continente africano. Nada más cruzar los últimos metros de carretera impecable, los enormes almacenes de alcohol y víveres se mezclan en la autopista con diferentes señales que hacen que no nos olvidemos de que estamos en una zona salvaje.

Peligro con los leones, cocodrilos, hipopótamos y todo tipo de antílopes, los carteles metálicos nos vuelven a recordar que estamos en África.

Johannesburgo

Llegamos a la capital de Sudáfrica con la intención de hacer muchas visitas, museos, localidades como Pretoria y una gran cita: el concesionario de Ducati estrena modelos y al evento también asisto, contando en un penoso inglés mi experiencia por el mundo.

Desafio-Africa-2018-V_5

El equipo al completo de Ducati Sandtown nos quiso dar la bienvenida.

Pero sin duda lo que más ilusión me hace es reencontrarme con Polo Arnaiz, con el que ya viajé por los Himalayas indios, otro rider de “vuelta al mundo” que nos descubrirá la riqueza etnológica de Ciudad del Cabo.

En esta localidad cambiamos neumáticos gracias a las gestiones realizadas por Pirelli España; llevamos más de 10.000 km acumulados con los MT60 y los dibujos han empezado a desaparecer. Han durado más de lo que pensaba; han cubierto miles de kilómetros de tierra, pista, asfalto… y con la moto cargada. Unos neumáticos mixtos con los que hemos pasado barro, arena y todo tipo de terreno, estamos (ambos pilotos de las Scrambler) muy contentos con este resultado. Nos quedan unos 5.000 km hasta Ciudad del Cabo.

Desafio Africa 2018 V_13

Nos encontramos con Polo Arnaiz, algo que nos alegró y mucho el resto de la ruta.

Una vez con todos los deberes hechos en la ciudad de Sandton, una de las zonas financieras, milla de oro y la ciudad más cara de la capital, nos dirigimos hacia Lesotho, pero antes pasaremos por lugares increíbles que esconde este enorme país del sur de África.

El interior y el biltong

El interior de Sudáfrica es enorme, lo mismo estás cruzando un desierto como el Karoo, como tan pronto las montañas y los cañones te rodean.

Nuestra primera localidad de paso es Underberg, un pequeño pueblo entre colinas donde la forma de vida se centra en la ganadería, los caballos y el queso.

Desafio Africa 2018 V_8

Me llama la intención el tipo de construcciones, casas de dos plantas tipo cabañas, fabricadas con grandes troncos para sus paredes y unos tejados a dos aguas muy inclinados, lo que me dice que el invierno es duro, con tejas de piedra.

También me sorprende que haya un gran centro comercial con tiendas de todo tipo, atestado de coches tipo pick-up. Mientras compramos la comida suficiente para pasar dos días en una de esas cabañas, comienzo a notar lo que diferencia esta parte del continente de sus hermanas del norte.

Hemos dejado de ser “raros”, ya no nos miran ni se amontonan rodeando mi moto. La gente pasa impasible por delante de nuestras monturas. Estamos rodeados de blancos.

Desafio Africa 2018 V_7

Desde hace varios días me llaman la atención unas pequeñas tiendas llenas de fiambres. Es donde venden una de las comidas típicas de Sudáfrica, algo que usaban ya los boers y blancos que llegaban para ocupar las tierras y sobrevivir: el biltong.

Se trata de una suerte de solomillo que se seca, con aspecto parecido a la cecina, pero hecho con diversas carnes y perfecto para viajar en moto: se corta en rodajas, es una buena fuente de proteínas y se guarda fácilmente.

Tras acopiar víveres para varios días nos dirigimos a una granja en Underberg. Los caballos y las vacas están por todas partes y los quesos que venden en las granjas son deliciosos.

Clarens

Las carreteras en Sudáfrica están muy bien. El asfalto es bastante bueno, tienen señalización y arcenes. Incluso por las que nos movemos nosotros que son comarcales están bien mantenidas.

Pero lo que más me gusta no es esto: es que hay millones de pistas. Pistas de tierra compactada, las que usan entre las enormes fincas donde crían kudus, antílopes y avestruces.

Unas pistas anchas por las que vuelan con sus pick-up… y nosotros con las motos. La sensación de libertad en este continente siempre es tremenda.

Llegamos a Clarens, ya muy cerca de la frontera con el siguiente país, Lesotho, un pequeño punto puntiagudo que sobresale en la enorme Sudáfrica.

Desafio Africa 2018 V_15

Entrada al parque denominado Golden Gate, también en Clarens.

La montaña que esconde la única estación de esquí de esta parte del mundo, la más al sur. Nosotros subiremos hasta allí, AfriSki, y bajaremos por una de las pistas más complicadas: el Sanipass.

Subir ha sido increíble, la carretera nueva, un asfalto perfecto con unas enormes líneas amarillas a los lados. Curva tras curva, subida tras subida disfrutando de la montaña en su más puro estado. No me puedo creer que este pequeño país aislado, montañoso, tenga este tipo de carretera.

Sus pobladores viven de la industria textil, sacando lana de sus magníficas ovejas, dicen que una de las mejores del mundo. Hace frío y el cielo nos regala chaparrón tras chaparrón. Cuando sale el sol, aún nos queda una hora hasta llegar a la estación de esquí.

Allí podremos dormir para continuar por la mañana hasta el “Stelvio” de Lesotho, una bajada en cornisa, sin asfaltar… y con mucha piedra, ya que estas lluvias afectan al estado de la tierra, el famoso Sanipass.

Cuando llegamos es aún de día, pero no hay habitaciones en ninguno de los dos hoteles de la estación. Tenemos que dormir en el albergue, que por otra parte, está vacío. La respuesta a este misterio la encontramos después de cenar: seis Porsche 911 Carrera 2018, con sus pegatinas para disimular, están aparcados en la entrada del hotel.

Delante de nosotros, más dinero en coches del que jamás soñaría cualquier habitante de este pequeño país montañoso. Ahora entiendo lo bien que están estas carreteras, sin población, sin radares, con altitud… Un lugar perfecto para probar coches.

Texto de: Alicia Sornosa

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.042

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos