PUBLICIDAD Billboard

¿Quién dijo que no se podía hacer drifting con un scooter?

A una moto se le puede sacar mucho provecho, solo hay que saber cuándo hacerlo, como y, lo más importante, saber hacerlo. En caso contrario pueden pasar dos cosas. Una, que nos podemos hacer daño nosotros o a la gente de nuestro alrededor. Dos, que podemos quedar en completamente ridículo.

PUBLICIDAD Content_1

Al protagonista de hoy le ocurre todo lo contrario y nos demuestra sus dotes encima de este scooter. Por momentos parece una peonza de las vueltas que llega a dar. Podríamos pensar que pierde el control, pero este chico sabe lo que hace en todo momento.

Las imágenes no nos dejan claro si el asfalto está húmedo o no, pero de todos modos, no podemos ignorar la destreza del protagonista en hacer derrapar este scooter y de la formo en como lo hace.

Deja un comentario