PUBLICIDAD Billboard

Fabio Quartararo: “Márquez es un ídolo del deporte en general. Tengo muchas ganas de volver a pelear con él”

Es lo que tiene ganar un campeonato del mundo. Y sobre todo si este es de la categoría reina. Desde que terminó el año, la agenda de Fabio Quartararo ha estado repleta de compromisos, empezando por el test en Jerez, pero siguiendo, sobre todo, con los pagos por el peaje de haber sido el número uno de la temporada.

PUBLICIDAD Content_1

Desde la gala de final de campaña de Dorna en Valencia, hasta la entrega de premios de la FIM en Mónaco, El Diablo estuvo en el EICMA de Milán -por deseo de Yamaha-, e incluso en actos ajenos al mundo de la moto como el PSG-Niza de la liga francesa en el Parque de los Príncipes parisino donde en el saque de honor le pasó la pelota al flamante Bota de Oro Leo Messi, y luego le regaló el casco campeón a su amigo Sergio Ramos.

Entrevista a Fabio Quartararo
Foto: MotoGP.com / Diego Sperani

La vida de FQ20 ha cambiado mucho en las últimas semanas, como el mismo reconocía entre homenaje y homenaje: “Lo he notado bastante, sobre todo porque al ser el primer francés que ha ganado el título en MotoGP ha habido mucho interés por parte de los medios nacionales y, sobre todo, por parte de los fans, que se han vuelto locos con este resultado. Pero estoy muy contento de que haya sido así, por supuesto.”

Un año para enmarcar

La temporada del piloto de Yamaha ha sido excelente. Con cinco victorias y un total de diez podios en 18 carreras, su botín ha sido de 278 puntos (15,4 de promedio por carrera). Unas cifras que empequeñecen lo conseguido por Joan Mir en 2019 (una sola victoria, con siete podios; 171 puntos en 14 carreras, y un 12,2 de promedio). Pero nada que ver con lo que obtuvo Marc Márquez en los 19 GP de 2019: 12 victorias, 18 podios -todos, excepto en Austin donde cayó-, y 420 puntos: 22,1 de media.

Pese a todo, la tercera temporada del de Niza en MotoGP -la primera con el equipo oficial de Yamaha- le ha tratado bien: “Yo diría que muy bien, porque a parte de lo que pasó en Barcelona con el mono, que se me abrió, o del problema físico que tuve en Jerez cuando estábamos primeros con bastante ventaja, hicimos un año muy positivo, y creo que realmente merecíamos este título de campeón del mundo, así que todavía esperamos aun más para el año que viene”.

Entrevista a Fabio Quartararo
Foto: MotoGP.com / Diego Sperani

Dos piedras en el zapato

Lo que pasó en Montmeló fue algo inusual, que acabó costándole una penalización doble y una victoria que tenía más que a su alcance: “Fue un feeling súper raro, porque uno no está acostumbrado a rodar a 340 con el mono abierto. Pero no pensaba en que me podía hacer daño; lo único que quería era asegurarme el pódium, acabar… pero reconozco que fue un poco peligroso, sobre todo en la recta. Cuando me acostaba sobre el depósito, me quemaba muchísimo, ¡estaba muy caliente! Y cuando me levantaba en la frenada era una sensación muy rara por el aire que me entraba por todas partes del mono…Tenía mucha presión en el cuello, y era muy duro aguantarlo, sobre todo en las frenadas”.

En Jerez se le escapó otro éxito que parecía asegurado. Salió en la pole y su ritmo era el mejor, pero de repente a mitad de carrera empezó a perder casi un segundo por vuelta en relación a Jack Miller. Todo apuntaba a un problema mecánico en su moto; el francés acabó cruzando la meta sollozando, y no por acabar el decimotercero -su peor resultado del año-, sino por el dolor de su antebrazo. De nuevo el síndrome compartimental le obligaba a pasar por el quirófano, como ya sucediera en 2019. Fabio solo tiene 22 años, pero ya se ha visto afectado por esta dolencia en dos ocasiones; una lesión que aparece de forma aleatoria en algunos pilotos, pero que en otros jamás se ha manifestado, como es el caso de Valentino Rossi, por ejemplo.

La regularidad ha sido la clave del éxito de Quartararo en su galopada hacia el éxito. Solo ha tenido un fallo, y fue en Portimao. Hasta aquel momento era el único piloto de las tres categorías que había puntuado en todas las citas del año. Pero en la segunda carrera de Misano ya se había proclamado campeón, y tal vez bajó la guardia: “En Portimao no es que no estuviera concentrado, pero -claro- acaba de cumplir mi sueño más esperado, y tal vez inconscientemente no estaba al 100%, pero como ya había pasado lo mejor, creía que en esa carrera podía disfrutar mucho y dar el máximo… pero no fue así”.

Entrevista a Fabio Quartararo
Foto: MotoGP.com / Diego Sperani

La gripe española

Las cifras del piloto de Niza pueden hacernos pensar que el año fue fácil para él. En absoluto, porque a parte de tener que luchar en la pista, Fabio tuvo que convivir con situaciones de tensión en el equipo, como el malestar ocasionado por la tormenta entre Viñales y la marca: “Maverick llevaba muchos años en Yamaha. Pero al final todo esto son cosas muy personales, y a mi no me gusta mucho meterme ahí. Viñales ha tenido algunas dificultades con la moto este año; él pedía algunas cosas, y en Yamaha no lo tenían. A mi, en el fondo, me daba igual, pero no por lo que le pasaba a él, sino por sus peticiones, por todo lo que sucedía a mi alrededor, porque yo estaba centrado en mi objetivo y lo tenía muy claro: ganar el título. Aunque, la verdad: no me ha afectado mucho, para ser sinceros”.

PUBLICIDAD Content_2

Angel Viladoms -antiguo presidente de la Federación Española de Motociclismo- fue junto con Joan Moreta la primera persona que, en su momento, me habló de Marc Márquez. Y fue precisamente el propio Viladoms también el primero en hablarme de “El Diablo”. “Hay un tío francés corriendo en las carreras del Campeonato de Catalunya” -me dijo- “que es tan bueno, tan bueno, que no tardará en complicarle la vida a Marc”. Las palabras de “Billy Sr.” me recordaron las que me dijo Adrián Campos sobre Alonso:Este tío jubilará a Schumacher”.

El ídolo de Fabio siempre fue Valentino Rossi, por eso vivió su despedida en Cheste de una manera muy emotiva, llevando la bandera con el 46 del de Tavullia en la vuelta de honor: “Fue algo muy especial, porque al ser la última carrera de Vale, fue todo muy distinto. Todavía me cuesta creer que ya no estará más compitiendo en las carreras, porque cuando yo aún no había nacido él ya estaba en el campeonato del mundo, así que sentí algo muy especial en su adiós. Pero a todos nos llega el momento de finalizar nuestra carrera deportiva, y la de Vale ha durado muchísimo. Ha sido muy larga y muy chula, y lo que tenemos que hacer es felicitarle por su trayectoria y agradecerle todo lo que ha hecho por MotoGP en general”.

Y ahondando aún más en la figura del Doctor, El Diablo añade: “Para decir la verdad, Valentino es el único piloto que, todavía hoy, y aunque ya hace años que le conozco, me produce un cierto efecto cuando lo veo, porque le sigo viendo como el ídolo que yo tuve cuando era un chavalín de 4 o 5 años, y eso es algo que es muy chulo. Me da respeto, porque no es que me ponga nervioso, pero siempre es especial estar con tu ídolo, que te hable, poder conversar con él de temas diversos, me ha invitado a su rancho… Él no me ha dado las ganas de ser piloto, pero si las de ser un piloto de MotoGP con éxito”.

Entrevista a Fabio Quartararo
Foto: MotoGP.com / Diego Sperani

Y sobre Márquez…

El piloto de Yamaha tiene un enorme respeto por Márquez. En sus inicios en los circuitos españoles estuvo trabajando cerca de la estructura afín al de Cervera. Ahora entiende muy bien la situación por la que pasa el catalán, y le sabe mal: “Es normal que esté sufriendo mucho. Cuando estás dos meses parado, en el invierno, y tienes que volver para los tests te cuesta mucho regresar.

Pero es que Marc ha estado fuera más de ocho meses con una lesión muy grave, y es comprensible que le costara al principio. A pesar de ello, se ha llevado tres victorias, y justo cuando estaba realmente volviendo a su nivel con mucha fuerza ha tenido esta lesión otra vez. Marc es para mi el ejemplo a seguir de los 10 últimos años. Él no solo es un crac como piloto, es un ídolo del deporte en general. Tengo muchas ganas de volver a pelear con el”.

Por experiencia propia sabe que los circuitos españoles son una factoría que produce grandes campeones de manera constante. El último, Pedro Acosta, al que El Diablo sigue muy de cerca: “Este tío es el futuro. Ganar el primer año llegando a Moto3 es muy difícil. Me acuerdo de que en Jerez ya le enchufaron una presión muy difícil de manejar por alguien tan joven como él… Meterle en la rueda de prensa con los pilotos de MotoGP es algo que impresiona. Y, sin embargo, lo supo hacer muy bien porque es muy fuerte mentalmente, pero sobre todo pilotando… En dos añitos, o antes, ya estará luchando por el título de MotoGP, donde va a llegar muy pronto… ¡Es el futuro!”.

Entrevista a Fabio Quartararo
Foto: MotoGP.com / Diego Sperani

Deja un comentario