PUBLICIDAD Billboard

Quartararo habla de sus caídas: «En 2020 no sabía cuándo iba al límite»

Fabio Quartararo es un piloto que ha demostrado a lo largo de los años que sabe ver sus defectos y buscar la forma de corregirlos para hacerlos virtudes. Sin ir más lejos, durante el tramo final de la temporada 2020, el de Yamaha estaba compitiendo por el Mundial, cuando una serie de errores lo descartaron.

El francés terminó octavo del Mundial. El siguiente año lo empezó muy fuerte, y eso se debe al trabajo que hizo con un psicólogo deportivo en invierno.

«Hay una solución para cada problema. Por ejemplo, no somos rápidos en mojado, pero en lugar de quedarme con ‘somos demasiado lentos, somos demasiado lentos’, estoy buscando formas de mejorar. Puede que no lo hagamos perfecto, pero podemos mejorar la situación. Lo que tengo claro: no dejaré que lo negativo me bloquee más», reconoció Quartararo.

PUBLICIDAD Content_1

Este año Fabio Quartararo ha empezado de manera sublime, con unos muy buenos resultados y liderando el campeonato por delante de Aleix Espargaró y ‘Pecco’ Bagnaia. El de Yamaha tuvo una pretemporada complicada donde se quejó de la moto en más de una ocasión por lo lenta que era, pero por el momento parece ser que no le ha afectado demasiado a su estilo de pilotaje.

futuro Quartararo

«No tenía sentido quejarse de lo mismo una y otra vez si no había forma, en términos de reglas, de cambiar el motor. Entonces, ¿qué debo hacer, quejarme en cada uno de los 20 Grandes Premios? Es exactamente por eso que les dije a los periodistas que no hablaría más de eso cuando comenzara la temporada. Para mí se acabó el tema. La única manera era sacar lo mejor del material que tengo, y eso fue lo que hice», aseguró el de Yamaha.

PUBLICIDAD Content_2

En la temporada 2019, Quartararo cayó seis veces, en 2020 ocho veces, en 2021 siete veces. Sin embargo, en lo que llevamos de temporada, el francés sólo se ha ido al suelo tres veces en los once Grandes Premios de la presente temporada. Esto sugiere que todavía tiene margen de maniobra y que ahora mismo no tiene que moverse en el filo de la navaja.

«No, me caigo, no sé cómo explicarlo», reflexionó brevemente «El Diablo». “Al contrario de lo que puede pasar con otros pilotos, no tengo que caerme para encontrar el límite. Sé exactamente cuándo estamos entrando en el límite. En esta situación mi moto me da un poco de margen, me avisa antes. Pero esta sensación faltaba en 2020, por ejemplo, y ese fue exactamente el año en el que me caí con más frecuencia: ocho veces en 14 fines de semana de carreras», insistió Quartararo.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario