Connect with us
Publicidad
quadro4_2.jpg quadro4_2.jpg

Scooters

Quadro4: Dos más dos, ¡cuatro!

Publicado

el

Hace unos años pudimos ver el nacimiento de una nueva marca de scooters de tres ruedas, Quadro, que al nacer a la sombra del popu­lar Piaggio MP3 nunca alcanzó las ventas esperadas. Pero las ganas de innovar de la marca la llevaron a crear un nuevo tipo de scooter, esta vez de cuatro ruedas, y que también inclinaba como una moto. Había nacido el Quadro4, un vehículo a caballo entre un scooter y un coche, aunque seguía siendo un scooter de derecho.

Aquella compañía italiana no acabó de cuajar y fue adquirida por una empresa de capital suiza, que es la que le ha acabado de dar el empujón definitivo. Y este año aterrizan en nuestro país con distribuidor y tienda propia. Si consultas su web www.quadrovehicles.es, podrás encontrar tu distribuidor más cercano. En nuestro país han puesto en marcha su propia red de ventas y de momento tienen siete concesionarios, aunque a finales de año la firma suiza pretende que haya quince.

quadro4_3.jpg

Los primeros scooters que comercializan son el que hoy probamos, el Quadro4, y el Quadro3, de tres ruedas, nacido con anterioridad al de cuatro ruedas. Este Quadro3 tiene dos ruedas delanteras con suspensión inde­pendiente en cada rueda –igual que el Quadro4– y una trasera motriz, y ya está a la venta por 7.340 € (6.690 € precio de lanzamiento). Lo mueve un motor monocilíndrico de ciclo 4T de 346 cc y 27 CV.

Quadro4 es un proyecto único que nace de la creatividad de un equipo que ha sido capaz de mirar hacia delante y construir un vehículo que, como mínimo, intentará revolucionar la movilidad urbana. Sus cuatro ruedas son basculantes y están sujetas por un revolucionario sistema de suspensiones: HTS Hydraulic Tilting System. Es un sistema hidráulico independiente para cada rueda, que reduce el peso general y rebaja el centro de gravedad del Quadro.

El fluido de sus 4 botellas –una por rueda– se comprime y se ex­pande dependiendo por el lado por el que inclinamos y un depósito central con gas a alta presión se encarga de controlar la presión del líquido o de estabilizarlo cuando, por ejemplo, frenamos.

Sorpresa

La verdad es que durante la prueba dinámica nos sorprendió gratamente su funcionamiento. Al principio, y pese a los años de experiencia que tenemos montando en moto, no teníamos muy claro cómo manejar este vehículo, pero nada más entrar en la primera rotonda vimos que, por mucho que inclinára­mos, la moto respondía de maravilla. Es más, el Quadro te permite tumbar hasta los topes de su suspensión con las cuatro ruedas bien apoyadas en el asfalto, que proporcionan un rapidísimo paso por curva.

quadro4_1.jpg

Puede que de entre todos sus aspectos dinámicos, este fuese el que más nos sorprendió, pero también nos gustó comprobar que el scooter se estabiliza por sí mismo cuando paramos en un semáforo. Y es que cuando presionas cualquiera de sus manetas y los frenos actúan, el Quadro 4 se asienta y no hace falta poner los pies en el suelo. No obstante, el vehículo dispone de dos palancas: la primera, detrás del escudo delantero, bloquea la suspensión para poder mantener el scooter estable y estacionarlo sin problemas; mientras que el segundo, que se acciona mediante la llave de contacto y está situada en el lateral derecho del vehículo, bloquea los frenos con un pequeño perno que se acopla a los discos traseros.

En cuanto a su motor equipa un monocilíndrico –4T, LC, 4V, DOHC, IE– de 350 cc y 30 CV, diseñado por Quadro y fabricado por Aeon en Taiwán.

Vamos a ello

En marcha sorprende por su buena manejabilidad y lo bien que se desen­vuelve, ya que no te acuerdas de que tiene cuatro ruedas. Solo te das cuenta de lo que llevas cuando intentas pasar entre coches o hacer un cambio de carril rápido… Aquí sí que ves que es un scooter voluminoso y con un radio de giro muy elevado… En cuanto al motor, enseguida notas que la aceleración no es su fuerte. Es suficiente para movernos con solvencia por los extrarradios de nuestras ciudades, gracias a que es capaz de superar sin problemas los 120 km/h, pero le cuesta acelerar. Lo ideal sería que montase un propulsor de 500 cc y, según los ingenieros de Quadro, es posible que en un futuro equipen sus dos vehículos –Quadro3 y Quadro4– un cilindro de mayor cu­bicaje o de este tamaño.

Donde sí tiene una ventaja brutal es sobre asfaltos resbaladizos, de bajo agarre o mojados, ya que sus cuatro puntos de apoyo nos dan un extra de seguridad y tranquilidad. En cuanto a la frenada, es combinada y equipa un disco de 240 mm en cada rueda, e incluye ABS.

quadro4_8.jpg

La posición de conducción nos gustó, pues el asiento cuenta con un buen mullido y es cómodo tanto para el conductor como para el acompañante. Igualmente, las piernas están bien situadas para llevar una posición placentera y poder echar kilómetros sin tener que llevarnos la mano a los riñones. Además y, pese a que es un scooter ancho, la altura del asiento es lo suficientemente baja como para que los más bajitos lleguemos al suelo sin dificultades.

En cuanto al cuadro de instrumentos y los acabados de las piñas, no están a la altura de un scooter de este calado. Sí, los relojes dan la información habitual de un maxiscooter, con velocímetro, tacómetro, indicador de nivel de combustible, varios trips, los testigos luminosos que quieras e incluso un avisador que nos dice que tenemos la suspensión bloqueada, pero el diseño nos pareció poco acorde con el estilo del vehículo que va dirigido a usuarios mayores de 40 años.

En cuanto a capacidad de carga, está muy limitado. Solo contaremos con un hueco bajo el asiento del acompañante con capacidad para un caso inte­gral –debajo del asiento del piloto está el acceso al motor– y dos guanteras detrás del escuadro. Al no disponer de una plataforma plana, las posibilidades de carga del Quadro4 son más bien limitadas si no echamos mano de los accesorios que nos brinda la propia marca; por cierto, ¡existe un carrito con maletas que se engancha en la parte posterior como un remolque!

quadro4_6.jpg

Los Quadro, como el MP3 o el Metrópolis, están homologados como tri­ciclos, por lo que pueden conducirse con el carnet B de coche, una buena noticia. Entre su gama de accesorios se ofrecen un baúl trasero de 48 litros con respaldo integrado para el pasajero, un cubrepiernas, una funda cubremotos y un sistema antirrobo.

El Quadro4 está ya disponible en cuatro colores: rojo, blanco, gris y negro. Sí, es un scooter realmente diferente y casi extravagante, pero si lo pruebas, igual te convence.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.041

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos