Pura artesanía italiana: Officina Moto Italia
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Pura artesanía italiana: Officina Moto Italia

Publicado

el

La decana del grupo

 

Los fundadores Giuseppe Pattoni y Lino Tonti se unieron cuando la marca Mondial –de la que Pattoni era jefe de mecánicos– abandonó la competición en 1958. Comenzaron a fabricar motos de competición usando material restante de Mondial. El mítico Mike 'the Bike' Hailwood pilotó una de ellas, una monocilíndrica de 125 cc. Fabricarían también una 250 bicilíndrica, la GP250, y a finales de los sesenta construyeron su mayor obra, la GP500, con la que consiguieron muchos podios y victorias en el campeonato italiano.

Con la llegada de las 2T niponas a mediados de los '70, en Paton decidieron construir una nueva moto con motor de 2T de cuatro cilindros en V a 70º, modelo que siguió compitiendo hasta 2001. La marca nunca había producido un modelo matriculable, sólo kits de competición y réplicas de su GP500 de 1968 y de la PG500R de 2T –ya en manos del hijo, Roberto–, pero en el pasado Salón de Milán mostraron la Paton S1 –ver recuadro–, su primer modelo de calle, hecho que justifica la entrada en la Officina Moto Italia.

 

Paton S1

 

La primera creación de calle de la marca combina el efectivo motor bicilíndrico en línea transversal de la Kawasaki ER6 –649 cc, LC, DOHC, 8V, IE–, con una estética de moto de competición vintage. Es una moto realmente única, muy kitsch, decorada en el característico color verde racing de las Paton de carreras. Su carenado integral de líneas redondeadas retro, junto con el par de pequeños faros redondos incrustados –literalmente– en el frontal del carenado, y rodeados por el dorsal amarillo de las 500 de antaño, le acaban de dar un toque muy, muy especial.
 
La moto se vertebra en un clásico chasis doble cuna doble de acero, con una horquilla convencional Paioli, muy sobredimensionada, un doble amortiguador clásico Öhlins y llantas de radios, y para frenar emplea un par de discos delanteros de 295 mm con pinzas Brembo convencionales de cuatro pistones –moderna ma non troppo–. La posición de conducción también es racing vintage, con un depósito estrecho y alargado, con un asiento monoplaza y con un colín de fibra con un par de pilotos posteriores incrustados en él.
 
Es única. Se espera que entre en producción este mismo año.
 
 
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos