12. Febrero 2018 - 13:05 | solomoto.es | Pruebas
Antoni Guinovart

Entre lo nuevo, lo más notable es la incorporación de las suspensiones Öhlins EC 2.0, las suspensiones electrónicas de segunda generación que se adaptan al pilotaje y al circuito porque analizan los datos recibidos desde los sensores para calcular el hidráulico necesario 100 veces por segundo. Hay dos diferencias principales entre las EC 1.0, que ya equipaba la anterior R1M, y las 2.0: la primera es que el sistema ya no divide la curva en tres segmentos sino en 5, por lo que aumenta la precisión en la lectura de las necesidades dinámicas; la segunda es que podemos modificar las suspensiones a partir del comportamiento, sin necesidad de saber cómo afecta a la moto el abrir o cerrar los pasos de hidráulicos y precargas.

La suspensión semiactiva viene con tres modos preconfigurados: T1 y T2 para circuito, y T3 para calle. Por otro lado, quien lo prefiera también puede prescindir de la suspensión semiactiva y limitarse al ajuste electrónico. Algo que, según algunos puristas, es mejor puesto que el comportamiento de la moto se hace más previsible. La polémica está servida, aunque parece que estos son los mismos que decían que con un control de tracción no se podía ir rápido, y ahora no saben vivir sin él...

Más mejoras de la Yamaha R1M

Otra mejora incorporada, según nos dijeron, a petición de los clientes, es el shifter que funciona tanto al subir como al bajar marchas. Una ayuda que, dicho sea de paso, parece ya imprescindible en cualquier deportiva de primer nivel, como es el caso. El QSS se puede ajustar en dos niveles para que sea más suave o más rápido, en circuito se recomienda dejarlo rápido.

Otra mejora electrónica que recibe la nueva R1 2018 es en el antiwheelie, que Yamaha llama LIF. Se puede ajustar en 3 niveles y ahora interviene con más suavidad. Lo cierto es que en Portimao hay varios puntos donde es muy difícil que no se levante la rueda delantera y, personalmente, noté más mejoría ajustando el amortiguador que moviéndome entre los tres niveles de intervención electrónica.

Para lograr estas mejoras, la IMU, el cerebro detrás de las ayudas electrónicas, pasa de 9 a 12 sensores. La IMU trabaja con un sensor de fuerza G, que detecta el proceso de aceleración en tres coordenadas, y con un sensor giroscópico, que detecta la velocidad angular en tres direcciones (inclinación, levantamiento de las ruedas y desplazamiento lateral de la trasera).

Además, la R1 2018 recibe nuevos neumáticos Bridgestone RS10 con compuesto nuevo que mejora el agarre en máxima inclinación. A nivel estético, los más perspicaces también detectarán algún cambio: la R1 estándar se ofrece en azul o en negro, la azul cambia el blanco por el negro en el frontal; la R1M combina el plata con el negro, igual que en la versión 2015, pero con más presencia de negro en la zona de la quilla.

En Yamaha son plenamente conscientes que esta R1 es una máquina de circuito y aunque, obviamente, se puede matricular, han trabajado para el usuario que la va a utilizar en pistas cerradas, ya sea para competir o, simplemente, hacer tandas. Por ello han prescindido de YEC Racing Parts, desde donde hasta ahora se adquirían los kits de competición, y han unificado su departamento de accesorios en GYTR: Genuine Yamaha Technology Racing. Tuvimos oportunidad de probar una unidad equipada con lo mejorcito que pueden ofrecerte los accesorios originales Yamaha en cuanto a preparación de motor y ciclo y, la verdad, es que lo que probamos fue una moto de competición. Una bestia con el carenado en fibra de carbono, pinzas Brembo, puño de gas rápido y un largo etcétera.

Pero, como no solo de competición vive la R1, Yamaha ofrece una amplia gama de accesorios para la calle. Y ya que hemos hablado de aplicaciones para móvil, aquí va una tercera: My Garage. Con ella puedes seleccionar la Yamaha que prefieras e, igual que puedes hacer desde la web, configurarla con los accesorios que elijas. Así podrás ver como quedan y el precio final de la moto de tus sueños.

Para reservar esta Yamaha YZF-R1M, puedes hacerlo entrando en https://r1m.yamaha-motor.eu.

 

Comentarios de Facebook