12. Febrero 2018 - 9:42 | Sergi Mejías | Pruebas

Que la X-ADV ha resultado todo un acierto y éxito de ventas lo dejan claro las 7.500 unidades vendidas en 2017. Así y todo en Honda han querido darle un nuevo impulso con la adopción del control de tracción y de un motor que, al igual que la familia NC, ahora sube hasta las 7.500 rpm.

Apenas hace un año en la presentación internacional en Cerdeña debatimos sobre la necesidad o no de un control de tracción en la X-ADV. La opinión general fue que técnicamente no hacía falta pero que sería un argumento de ventas.

Pues el resultado es el nuevo Selectable Torque Control, el control de par como Honda se refiere a un control de tracción, con dos niveles de intervención además de la posibilidad de desconectarlo. En la X-ADV lo podemos manejar desde el pulsador situado a la izquierda, el mismo heredado de MotoGP y que montan otros modelos de la marca.

Como hemos apuntado, el motor de la Honda X-ADV ahora sube 900 rpm más que la versión anterior y el corte nos llega a las 7.500 rpm. En marcha resulta muy agradecido estas vueltas de más, sobre todo en las primeras relaciones y ya no llegamos al corte tan rápidamente como la versión anterior.

Otra de las novedades de la Honda X-ADV es el botón G, una función creada para un uso off-road que modifica el funcionamiento del doble embrague del DCT. La transmisión de la fuerza a la rueda trasera es más directa y tenemos un mayor control del eje trasero.

Además Honda amplía la paleta de colores de la X-ADV con la incorporación del Candy Chromosphere Red (rojo metalizado). Y también dispone de una interesante versión de 35 kW, que llegado el momento se puede convertir fácilmente en una ‘full power’.

La primera toma de contacto con la renovada X-ADV la realizamos en la presentación internacional junto a las Africa Twin en Granada, una cita como sabéis marcada por el frío y la nieve. Puede parecer poco que el motor estire 900 rpm más pero la verdad es que es otro mundo respecto a su antecesora, tanto con las primeras marchas, ya que no llegamos al corte tan rápido como antes, y en relaciones más largas cuando el motor se estira más.

 

El control de tracción de la X-ADV siempre será una ayuda los días de lluvia o sobre un piso resbaladizo. Nosotros sobre tierra, en conducción off-road, lo acabamos quitando pues resultaba demasiado intrusivo. De la misma manera el botón G te brinda una transmisión más directa y controlas más la rueda trasera cuando derrapa.

En suma, la renovada Honda X-ADV presenta más argumentos para seguir triunfando. En cuanto al precio, ahora costará 11.650 euros, 150 euros más que el modelo original.
 

Más información

Honda Africa Twin y Adventure Sports, más preparadas que nunca

09.02.2018 | Pruebas
La firma japonesa ha actualizado su maxitrail por excelencia y le ha dado una vuelta a la tuerca con la Adventure Sports para ofrecer una versión más aventurera.
 

Comentarios de Facebook