Prueba Zero FXE, una supermotard eléctrica super divertida
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Zero FXE, una supermotard eléctrica super divertida

Publicado

el

PRUEBA ZERO FXE 2021

Os ofrecemos la prueba de la Zero FXE, el último retoño eléctrico de la firma californiana, una moto realmente divertida y atractiva.

Teletrabajar en casa está muy bien, te montas tus horarios, compaginas la vida laboral y familiar y ahorras dinero en desplazamientos. Pero ¿y si te dicen que ir al trabajo te va a salir casi regalado y que, además, te lo vas a pasar en grande? Pues ahí lo tienes.

Con la nueva Zero FXE ir al trabajo te va a salir mucho más barato que con un scooter y, además, ¡lo que te vas a divertir! No es broma; si contamos el gasto de compra, el gasto de gasolina, las revisiones anuales de un scooter y las prohibiciones para circular, todo sumado te puede llevar a recapacitar sobre las motos eléctricas.

PRUEBA ZERO FXE 2021

La estética de la Zero FXE es muy atractiva y acertada.

Esta FXE es ligera, muy bonita, fácil de llevar, y hacer 100 kilómetros de costará, como mucho, dos euros… ¡incluidas las revisiones -que no tiene-! De acuerdo, no tiene hueco para llevar un casco, ni una guantera, pero seguro que sobrevivirás…

Zero nos ha dejado su última creación, una supermotard urbana derivada de su modelo FXS, al cual sustituye. Como es habitual la moto rezuma calidad en sus plásticos y componentes, además de que su diseño es muy diferente, de líneas suaves y limpias. Solo el detalle del faro circular con el corto guardabarros elevado integrado ya te da una pista.

La FXE no tiene rivales directos; la Volta BCN es la única que se le acerca, aunque es menos potente y más asequible

Entre sus componentes tenemos a marcas como Showa -horquilla invertida regulable-, Pirelli, Bosch -ABS- o JJuan -bombas, pinzas y latiguillos metálicos de freno-, y en cuanto a electrónica tenemos una gran pantalla TFT -con Bluetooth para configurar parámetros del modo Custom-, con modos de potencia e iluminación full led.

Ya sabéis que su conducción es tipo scooter, gas y freno, como en el 99% de eléctricas, sin cambio de marchas, ni maneta de embrague y, como en la Zero SR/S, la frenada trasera se realiza por pedal.

Como no dependemos de gasolineras recargué la FXE en el enchufe de mi garaje, operación que duró 10 horas -el cargador integrado es de solo 640 W; en opción existe un cargador rápido que acorta este trámite a la mitad-. Lo único que necesité para recargarla fue un cable como el que usa tu PC para conectarse a la corriente (es bastante largo).

PRUEBA ZERO FXE 2021

Los 44 CV de esta Zero FXE son súper divertidos de llevar.

El único pero es que no hay sitio donde guardar el cable en la moto, así que te tocará llevarlo en una mochila.

Recordemos que el motor eléctrico Z-Force 75 se sitúa casi concéntrico a la salida del eje del basculante, que entrega de 44 CV y que transmite la potencia con una correa dentada. Otro detalle más es que se ofrece en versión para el carnet A2, y en versión A1 de 11 kW.

Sobre ella la posición de conducción es la de una supermotard, con manillar alto y ancho, asiento muy alto y plano, que llega casi hasta la pipa de dirección. La plaza del pasajero es realmente anecdótica y no tiene asas; para situaciones de emergencia solamente. Por cierto, el caballete lateral de fundición de aluminio es imponente.

La Zero FXE tiene un diseño muy fresco y atractivo y 44 CV muy resultones

Como en el resto de las Zero arrancar es tan fácil como darle a la llave de contacto y dar gas en cuanto aparezca la luz verde del chivato de la izquierda de la pantalla TFT.

Antes de arrancar selecciono uno de los modos disponibles, Eco, Sport o Custom (cada una con un color de diferente y que puedes seleccionar en marcha desde el botón Mode de la piña derecha, cerrando el gas). Arranco con el Eco porque es el que viene preconfigurado con el máximo freno regenerativo -que incrementa la autonomía disponible-, y además tiene buenas prestaciones.

Esta FXE, contrariamente a lo que habíamos publicado, dispone de Bluetooth, por lo que se puede usar la app de Zero para configurar la potencia o el freno regenerativo del modo de potencia Custom. Desgraciadamente no pudimos probarlo ya que se nos informó con posterioridad a la prueba.

Realizaré mi recorrido habitual a velocidades legales, mixto de ciudad, carretera, algo de autopista, con desniveles máximos de 300 metros, más o menos, hasta agotar la batería.

PRUEBA ZERO FXE 2021

La instrumentación TFT se lee perfectamente en cualquier condición. Tiene Bluetooth para configurar el modo Custom.

El modo Eco, que suaviza la aceleración y alarga la autonomía, tiene prestaciones de una moto del carnet A2, con una buena aceleración, más que suficientes; con este modo haré un 50% de mi prueba. Las prestaciones varían en cada modo: la velocidad punta en Eco y Custom es de 115 km/h, por 130 km/h en el Sport.

En el modo Eco la FXE acelera muy bien y tiene un buen frenio regenerativo

La aceleración es buena en Eco, y más vigorosa en Custom y Sport. Se diferencian también por la intensidad de la frenada regenerativa (más en el Eco, menos en el Sport).

En ciudad se mueve muy fácilmente, es todo suavidad y silencio, el mando de gas es directo y sin tirones, el manillar ancho te condiciona entre coches, pero su buen ángulo de giro y ligereza la hace muy ratonera. En este escenario se echa en falta una guantera para guardar objetos y un reloj horario.

La frenada delantera es muy potente y algo brusca, pero se agradecerá rodando a ritmo alegre por carreteras sinuosas de montaña. Cambiando de ambiente en una calle empinada o carretera con mucho cambio de desnivel no hay problema; sus 44 CV se lo comen todo, es una moto en mayúsculas.

La Zero FXE deriva de la Zero FXS, tomando su misma parte ciclo y motor, y añadiendo pantalla TFT y una nueva carrocería

En una carretera de curvas se echa en falta más freno motor; viene por defecto con una cantidad predeterminada y no se puede configurar. Al menos a mí me afecta, porque este detalle te permite entrar en las curvas con más confianza y dominando la trazada con el gas, ya que cerrar el puño te permite frenar de atrás sin tocar el freno.

Es como la conducción “one pedal” de los coches eléctricos. Por cierto, en esta FXE no hay control de tracción, por lo que deberás vigilar cuando abras gas en superficies de dudoso agarre.

El curva a curva es un placer, la respuesta es directa, limpia, y los 44 CV cunden mucho. La frenada es potente y las suspensiones son algo firmes y rebotonas, pero se pueden regular sin problema -cosa que yo no hice…-. Y como es tan ligera en las “chicanes” se mueve como pez en el agua, sin inercias; una gozada.

PRUEBA ZERO FXE 2021

La frenada, con disco delantero de 320 mm y pinza y bomba JJuan, es poderosa.

Llega la hora de realizar el tramo habitual por autovía; serán 15 km a 100 km/h. En este tramo es donde más batería consume, lógicamente. Aquí no hay problema; se mueve bien pero ya sabes que si haces solamente autovía tu autonomía no pasará de los 60 km.

Si no realizas trayectos por autovías o autopistas podrás gozar de unos 110 km de autonomía

A punto de llegar ya a destino en mi ruta en bucle, advierto que en la instrumentación la batería está al 5% pero no ha saltado ninguna advertencia de batería baja, ni chivatos en rojo, como sí ocurre con las Zero SR/F y S. Tampoco se merman las prestaciones, así que deberéis estar atentos a la barra de porcentaje de la batería.

Finalizo la prueba agotando totalmente la batería, dejándola al 0%, pero curiosamente el indicador de autonomía restante -parámetro que puedes seleccionar con los botones de la instrumentación- aún marcaba 2 km. Todo un alivio… Logré realizar 102 km, una cifra respetable, buena para ciudad y para cortas escapadas en carretera.

Esta Zero FXE es una moto muy divertida y fácil de llevar, fácil de recargar, es muy ligera para ser una eléctrica y su estética es muy acertada. Tiene muy buena calidad, como acostumbra la firma en todos sus modelos, y prestaciones de modelo A2 superior. Su precio de 13.880 euros es elevado, lo sabemos, pero es una moto para comprometidos con el medio ambiente.

Si eres atrevido y ecológico, como moto de ciudad y extrarradio cumple sobradamente. Deja el teletrabajo y ves a la oficina con la FXE. ¡Te vas a divertir un montón!

SOLO + SOLO-

Solo+
La calidad de los acabados y componentes es elevada, la pantalla TFT es clara y legible en cualquier situación, un diseño fresco y desenfadado, su ligereza y manejabilidad, muy buen radio de giro, frenada poderosa, el caballete lateral de aluminio.

Solo-
Es alta de asiento -y es duro-, no hay hueco para guardar objetos, no tiene toma USB, no hay aviso de carga baja, ni reloj horario. No hay espacio para llevar el cable de recarga.

Ficha Técnica

Motor tipo: Eléctrico brushless Z-Force 75-5
Potencia máxima: 33 kW (44 CV)
Par motor máximo: 106 Nm
Batería: Z-Force 7,2 kW de iones de litio
Carga de la batería: 10 horas en enchufe doméstico
Transmisión secundaria: Por correa dentada
Tipo chasis: Multitubular de acero
Geometría de dirección: 24,4º y 71 mm
Basculante: Doble brazo de aluminio
Suspensión delantera: Horquilla invertida Showa 41/178 mm ajustable
Suspensión posterior: Monoamortigudor Showa sin bieletas 127 mm
Freno delantero: Disco 320 mm pinza ded doble pistón JJuan, ABS Bosch 9
Freno trasero: Disco de 240 mm, pinza JJuan de 1 pistón, ABS
Neumáticos: Pirelli Diablo Rosso III, 110/70 x 17” y 140/70 x17”
Largo total: N.d.
Altura máxima: N.d.
Anchura máxima: N.d.
Distancia ejes: 1.422 mm
Altura asiento: 836 mm
Peso: 138 kg
Autonomía teórica: 132 km
Garantía oficial: 2 años, 5 años en la batería
Importador: Zero Motorcycles
Contacto: 938 770 001
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2066

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos