Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Yamaha YZF-R3 2019, más racing que nunca

Publicado

el

Prueba Yamaha YZF-R3

La segunda deportiva de iniciación de la marca de los diapasones, la Yamaha YZF-R3, también cambia para tornarse una moto 100% pensada para optimizar sus prestaciones en circuito.

La categoría intermedia de las motos de 300-400 cc es la que experimenta el crecimiento más notable en competición, sobre todo desde el nacimiento de la nueva categoría SSP300 en el Mundial de Superbike y en los distintos campeonatos nacionales. Este hecho está poniendo las pilas a todas las marcas, que le están metiendo caña a sus modelos para el A2.

En la YZF-R3 han acabado de redondear el producto y es que ahora comparte muchos de los cambios a nivel estético de la R125. Se parecen una barbaridad. De hecho, si no estás relativamente cerca, las puedes confundir.

La genética e inspiración en la M1 es notable y ello la convierte en un auténtico bombón, es más estilizada y deportiva. Estos cambios en la carrocería han supuesto una mejora en cuanto a la aerodinámica, ya que la resistencia al viento se ha reducido en un 9%. Con ello se han ganado 8 km/h consiguiendo, así, acercarse a los 190 km/h de punta.

La YZF-R3 2019 se mantiene en los 321 c.c.

El aumento de cilindrada era posiblemente uno de los cambios esperados, teniendo en cuenta la tendencia actual en el mundial de SSP300, donde se está trabajando ya en los 400 c.c. Finalmente se ha mantenido en los 321 c.c. y 42 CV a 10.750 rpm.

Estrena horquilla KYB de 37 mm y amortiguador trasero, el diseño del depósito y la posición del manillar – ambos más bajos -, pantalla completamente digital, look MotoGP, posición del asiento …

La cosa se pone seria. Circulando por la carretera te das cuenta de la gran agilidad que tiene, del correcto reparto de pesos, de lo bien que absorbe obstáculos y de la ligereza en marcha. En ciudad se comporta de forma muy parecida a la 125 cc, pero es en carretera y, sobre todo en circuito, donde puedes palpar todo el poderío de esta A2.

Digamos que en pista tienes más confianza a la hora de comprobar ciertos aspectos, así que aprovechamos bien las tandas que pudimos hacer en el Circuit de la Ribera.

La Yamaha YZF-R3 en circuito

Por la mañana ya funcionó a las mil maravillas en carretera, pero en circuito demostró que tenemos ciertos prejuicios con esta cilindrada. Es mucho más divertida de lo que puedas pensar, y te permite acciones mucho más al límite de las que te pide el cuerpo y la mente.

Las primeras vueltas empiezas con cierta timidez, pero rápidamente te invita a apretar, sobre todo cuando tienes referencias en pista tan rápidas como los pilotos de SSP300 Andy Verdoia, Beatriz Neila o Jacopo Facco.

Las novedades en chasis y basculante consiguen una moto firme en frenadas exigentes y en tramos de muchos cambios de dirección. Ahí es cuando sale a relucir el efecto de todo el equipamiento, como el sistema de frenado y suspensiones, y sin olvidarnos de los Dunlop Sportmax, cuyo agarre en el circuito fue una de las sorpresas más gratas de la jornada.

Esta intermedia ocupa el 27% del mercado R de Yamaha, y el 28% del general (entre la R3 y la R25). Los países más potentes en cuanto a ventas son Alemania y Turquía – este último con la R25 -, y le siguen Reino Unido, Francia e Italia.

El precio asciende a 5.849 euros y, como pasa con la 125, puede variar dependiendo de los accesorios, del kit o del país en el que te encuentres.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.039

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos