PUBLICIDAD Billboard

Prueba Yamaha MT-09 35 kW: Mucho más que una A2

Prueba Yamaha MT-09 A2

Sí, todas las A2 están limitadas a 35 kW (47,5 CV), pero no es lo mismo la manera de entregar esa potencia, ni todo el entorno que rodea a esos 47,5 CV.

Y sí, Yamaha tiene otras dos naked A2 en su catálogo: la ligera MT-03 y la popular MT-07 (limitada). Entonces, ¿para qué una MT-09 de 35 kW?

PUBLICIDAD Content_1

En primer lugar, tradicionalmente somos un país de “burro grande, ande o no ande”. No hay más que ver el éxito de la Kawasaki Z900 A2, que se vende más que la más lógica, más barata (y excelente) Z650.

Aunque, a bote pronto, parece más razonable iniciarse en el mundo de las motos grandes con una moto más ligera y asequible, una limitada ofrece una parte ciclo superior. Además, si tu previsión es la de acceder posteriormente al A, luego, tan sólo hay que ir al concesionario oficial para deslimitarla, pasar la ITV, y ya tienes tu moto con sus 95 CV.

Prueba Yamaha MT-09 35 kW
Prueba Yamaha MT-09 35 kW

Una saga de éxito

En 2013 y con el lema “The Dark Side of Japan”, Yamaha puso en marcha su nueva gama de naked deportivas, con una atrevida estética ‘streetfighter’, aunque en realidad la saga MT nació mucho antes, en 2005, con la espectacular, enorme e incomprendida MT-01 y su bicilíndrico de 1.670 c.c.

PUBLICIDAD Content_2

La primera de las nuevas MT fue la 09, con un inédito y deportivo motor tricilíndrico muy rabioso, y con una parte ciclo a medio camino entre streetfighter y supermotard. Un conjunto que parecía invencible en carreteras de curvas… salvo por unas suspensiones nefastas, especialmente el amortiguador trasero. Eso se solventó con la llegada de la versión SP y más tarde, con la totalmente nueva 2021 -la que hoy os mostramos-, el nerviosismo prácticamente desapareció.

Esta última versión de la MT-09 es nueva de arriba abajo: un tricilíndrico que ahora es de 890 c.c., con mayor potencia (119 CV en su versión ‘full’), más par, y especialmente una parte ciclo totalmente nueva, con un chasis que sigue siendo un doble viga de aluminio, un nuevo basculante (también de aluminio), nuevas geometrías y una posición de conducción más estándar (menos radicales ambas). Además, monta unas suspensiones KYB ajustables, delante y detrás, que ya son muy decentes. Para los que quieran aún más existe todavía la SP, con decoración exclusiva, asiento de mayor calidad, control de crucero y, especialmente, suspensiones Öhlins.

La SP cuenta con una decoración exclusiva, asiento de tapizado superior y suspensiones de mayor calidad.

Y todo eso, con 35 kW

Y entonces vendrán los que dirán “¿Y para qué quiero todo eso con 47 CV? Para eso me compro la MT-07 y me ahorro pasta”. Pues, porque -aunque lo de la ahorrarse pasta es cierto y evidente- la 09 es mejor moto que la 07 en todos los aspectos.

PUBLICIDAD Content_3

La MT-09 ofrece una parte ciclo de nivel, con las mencionadas suspensiones KYB ajustables, además de unos frenos con pinzas radiales de 4 pistones y bomba radial. Las llantas son ligeras, de aluminio forjado.

También dispone de toda la electrónica de la versión ‘full’, excepto los 4 modos de conducción (son 2 en la limitada), con una lMU de seis ejes que permite un control de tracción (TCS), control de deslizamiento (SCS), antiwheelie, ABS en curva y control de sistema de frenado (BC). ¡Ah! Y cuenta con cambio con quickshifter de subida y bajada.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Todo ello es visible en la pantalla TFT a color de 3,5”, y gestionable mediante el pulsador que está en el conmutador izquierdo.

PUBLICIDAD Content_4

Todo eso… y el motor. Sí, ok, que entrega 47,5 CV como casi todos los A2, pero con una diferencia notable con respecto a los habituales bicilíndricos de 500 c.c. de esta categoría: el par motor.

Efectivamente: si un habitual bicilíndrico A2 entrega unos 45-48 Nm de par, el CP3 tricilíndrico de la MT-09 ofrece nada menos que el doble, 93 Nm (9,5 kgm) a 7.000 rpm. Y eso, ¿en qué se traduce? En un motor muy lleno a todo régimen, que empuja mucho más que un 500. Esto, a su vez, significa una aceleración y, especialmente, unas recuperaciones muy superiores. Luego insistiremos en este tema.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8
Prueba Yamaha MT-09 A2
En nuestra prueba de la Yamaha MT-09 A2 apreciamos tanto su excelente par motor como su buena parte ciclo.

Más tranquila, dentro de lo que cabe

He probado las tres versiones de la MT-09 y he de decir que siempre me ha gustado mucho. Creo que es la moto ideal para lo que la mayoría de moteros solemos hacer, que es movernos por ciudad y hacer curvas el fin de semana, con alguna posible escapada al circuito.

Excepto la primera versión, que montaba un amortiguador trasero de feria -incapaz de gestionar la ‘chicha’ del motor-, la MT siempre me ha parecido la moto perfecta para hacer curvas. De hecho, para la primera versión Yamaha ofreció, poco después, un kit opcional de suspensiones Öhlins, y en la segunda ya hubo la versión SP, versión más que recomendable.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

En las dos primeras 09 la posición de conducción era bastante supermotard, con un manillar más bien bajo y cercano.

El tricilíndrico era rabioso, y eso, junto a unas geometrías bastante radicales, hacían que fuese muy ágil entre curvas, pero también nerviosa y con un frontal con tendencia a moverse, cuando no a levantarse.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

La nueva versión, con un chasis, posición de conducción y geometrías totalmente revisadas, es mucho más cercana a una naked tradicional que a una supermotard. La posición de conducción es más relajada y además es ajustable en manillar y estriberas.

El rugido que emana su tricilíndrico en línea no es molesto, pero sí suena deportivo. El departamento de Yamaha Música (sí, sí, el de música…) participó para lograr un sonido final perfecto.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

La magia del par motor

La MT-09 35kW (o A2, como prefiráis) inicialmente no parece estar limitada: el motor se siente lleno al abrir gas y por un momento te alberga la duda de si tu unidad estará limitada o no. Esa duda se despeja cuando se superan las 4.000 rpm, y ves que es precisamente en la zona alta es donde está más capada (mediante la centralita).

Lo bueno es que tienes 4.000 vueltas de un motor lleno de par motor, que al fin y cabo y para el día a día es lo que importa. Empuja desde abajo con infinitamente más energía que las habituales 500. Tanto la aceleración, como especialmente las recuperaciones, son de un verdadero 900.

En el largo y variado recorrido de la presentación hubo tipo de vías. Los primeros kilómetros fueron de autovía y allí, la Yamaha, como buena naked, tiene un limitador natural que es la falta de carenado. No apetece superar los límites de velocidad, y no es por la presencia de radares. Por lo demás, la posición es relajada y el motor vibra muy poco.

En este ámbito, y dejando de lado el aire de marcha, lo menos positivo es que alguna de la información de la pantalla TFT es poco visible debido al pequeño tamaño de sus números, por ejemplo, del cuentavueltas. Ya puestos, la maneta del embrague no es regulable en distancia.

Prueba Yamaha MT-09 A2
Prueba Yamaha MT-09 A2

Curveando

En la larga ruta que realizamos en la prueba de la Yamaha MT-09 A2 realmente nos encontramos todo tipo de condiciones, tanto de asfalto como climatológicas y de tráfico. Si los primeros kilómetros fueron de autovía, los siguientes fueron por una carretera de curvas.

Efectivamente, allí pude comprobar que la nueva MT-09 es menos nerviosa que la anterior, aunque sigue siendo una moto muy ágil. Sorprende la manera en cómo responde el motor desde muy abajo, y permite salir desde 2.500 vueltas incluso en 6ª: es la ventaja de una cilindrada elevada, que permite un buen par motor que, en definitiva, es lo que empuja la moto.

El exuberante par y el tacto del gas electrónico hacen que a veces, el abrir-cerrar gas sea un poco brusco, como sucede con otras motos con este tipo de gas, pero en general la respuesta del motor es suave y muy progresiva.

Reiteramos el tema del par porque puede llegar a sorprender a moteros inexpertos que esperan que esta Yamaha se comporte como otra A2 más sencilla y con los mismos 47 CV de rigor: la MT-09 acelera y recupera con fuerza y se puede ir muy rápido con ella.

Como hemos dicho más arriba, el cambio monta quickshifter de serie, de subida y bajada. Está pensado para funcionar por encima de las 2.200 rpm, es decir, con una conducción normal. Se agradece mucho en conducción deportiva, especialmente al reducir y frenar al mismo tiempo. Te quita mucho trabajo de encima.

El empleo de la electrónica está justificado, porque en marchas cortas puede llegar a deslizar abriendo gas en 2ª o 3ª en la salida de curvas. Solo hay que confiar en que el control de tracción y el de deslizamiento harán su trabajo, que lo hacen, doy fe. Durante la sesión de fotos y vídeo, en un tramo de carretera cerrado al tráfico, le dimos bastante caña y precisamente en la curva donde estaba el fotógrafo la moto derrapó al salir dando gas en 2ª. No mucho, porque el TCS entró en acción.

Por cierto, tremendo el susto que me dio el 4×4 de unos veteranos y que por lo visto llegó desde una pista forestal en medio de nuestro tramo cerrado. Apareció en medio de una curva ciega y mis reflejos y la agilidad de la Yamaha me salvaron del desastre. Ellos también se asustaron…

Prueba Yamaha MT-09 A2
Prueba Yamaha MT-09 A2

Buenas suspensiones en ambas versiones

En el grupo disponíamos de varias MT-09 estándar y de un par de SP. He de decir que la mía, una estándar con las KYB convencionales, tenía una buena puesta a punto de las suspensiones y la estabilidad era francamente buena, transmitiendo, además, información de lo que pasa entre las ruedas y el asfalto. Me hizo pensar que las suspensiones de la SP ya no eran tan indispensables como en las versiones anteriores, sino más bien un valor extra.

Luego me hice con una SP para notar las diferencias. Y sí las hay: el amortiguador Öhlins y la horquilla KYB, ambos ajustables en tres vías, aún son más sensibles que las KYB de la estándar y copian el asfalto aún mejor, pero en la unidad que probé tuve que apretar considerablemente la precarga y la extensión del amortiguador porque iba muy flojo de ambos parámetros. Suerte que es algo muy sencillo de realizar y no requiere herramientas.

No hemos hablado aún de los frenos. Sin ser los de un hiperdeportiva son potentes y dosificables. Sus pinzas monobloque de cuatro pistones y la bomba radial hacen una buena labor. El ABS en curva es un plus de seguridad, aunque en nuestra ruta sólo entró en funcionamiento el del freno trasero en una ocasión.

La nueva MT-09, incluso en su versión A2 de 35 kW, sigue siendo una naked deportiva. El nuevo chasis y las geometrías la han ‘calmado’ un poco con respecto a la versión anterior, pero sigue siendo rápida y ágil y un juguete en curvas.

A los que sean novatos del A2 y se decanten por esta moto hay que decirles que se llevarán una moto ‘de verdad’, con todo lo que eso conlleva. Especialmente al principio deberán tratarla con respeto, porque el empuje del par puede llegar a sorprender, pero lo bueno es que se deja llevar tranquila, y que todo el resto del conjunto responderá siempre.

El precio es de 10.449€ para la versión base y de 12.349€ para la SP, es decir, los mismos que en las versiones ‘full’, porque son exactamente las mismas motos, solo que limitadas.

Prueba Yamaha MT-09 A2
Prueba Yamaha MT-09 A2

DNI de la Yamaha MT-09 35 kW A2

Potencia: 47 CV

Carnet: A2

Peso: 189 kg (en orden de marcha)

Precio: 10.449€

 

Solo+

En nuestra prueba de la Yamaha MT-09 A2 destacamos su motor muy lleno que hace la conducción fácil y agradable, con una parte ciclo de nivel que la hacen eficaz y divertida de conducir. La posición de conducción es relajada. Lleva toda la electrónica necesaria.

Solo-

Hay parte de la instrumentación que es difícil de leer. La maneta de embrague no es ajustable. El precio es bastante superior al de la media de las A2, aunque está justificado.

Ficha técnica de la Yamaha MT-09 35kW A2

Motor tipo:        3cil. en línea 4T LC DOHC 12V

Diámetro x carrera:        78,0 × 62,1 mm

Cilindrada:         890 c.c.

Potencia máxima:           35,0 kW (47,5 CV) @ 6.000 rpm

Par motor máximo:        93,0 Nm (9,5 kgm) a 7.000 rpm

Compresión:     11,9:1

Alimentación:    Inyección electrónica

Emisiones de CO2:          116 g/km

Cambio:              De seis relaciones, con quickshifter up&down

Embrague:         Multidisco en baño de aceite, sistema antirrebote

Transmisión secundaria:              Por cadena de retenes

Tipo chasis:        Doble viga en aluminio

Geometría de dirección:              25º y 108 mm de avance

Basculante:        Doble brazo en aluminio

Suspensión delantera:   Horquilla invertida KYB de 130 mm, ajustable en precarga y extensión

Suspensión posterior:    Amortiguador KYB de 122 mm, con bieletas, ajustable en precarga y extensión

Freno delantero:             2 discos 298 mm, pinzas monobloque de 4 pistones y anclaje radial, Cornering ABS

Freno trasero:   Disco 245 mm, pinza de 2 pistones

Neumáticos:      120/70 x 17” y 180/55 x 17”

Largo total:        2.090 mm

Altura máxima: 1.190 mm

Anchura máxima:           795 mm

Distancia entre ejes:       1.430 mm

Altura asiento:  825 mm

Depósito:           14 l

Consumo medio:            N.d.

Autonomía teórica:        N.d.

Garantía oficial: 3 años

Importador:      Yamaha Motor Europe

Contacto:           93 557 60 90

Web:     www.yamaha-motor.eu/es

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario