fbpx
PUBLICIDAD Billboard
Fotos: Muel de Dios

Prueba SYM Maxsym TL 508. El as bajo la manga

La rivalidad comercial siempre es un juego complicado, un tira y afloja con la competencia en busca de ofrecer la mejor relación calidad/precio. Consiste en saber manejar tus puntos fuertes y maniobrar estratégicamente para conseguir la máxima visibilidad y a ser posible, llegar a eclipsar a tus rivales. Por eso, guardar un as y mostrarlo en el momento oportuno, puede ser una jugada maestra. El nuevo Maxsym TL 508 es el as de la casa taiwanesa.

En el teatro de operaciones del mercado podemos observar diferentes escenarios. En uno de ellos, puede que no el más concurrido pero sí el de mayor prestigio en términos absolutos, se libra una dura batalla. Es el segmento de los maxiscooters.

En ese contexto las marcas ponen en juego sus mejores bazas y tratan de ganar terreno a base de prestaciones, tecnología y soluciones ingeniosas a la par que prácticas. Para salir airoso de semejante contienda cualquier ayuda es bien recibida y la baza de SYM ha sido renovar su modelo estrella de forma completa.

PUBLICIDAD Content_1

SYM Maxsym TL 508

Aclaremos este punto. Si miras atentamente las fotos, el Maxsym TL 508 apenas difiere estéticamente de su predecesor el TL 500. ¿Qué ha ocurrido entonces?, pues que en este caso la procesión va por dentro. Lo cierto es que la marca ya disponía de un 508,  un modelo  que no llego a nuestro mercado. Sin embargo, la primera evolución del TL 500 (465 c.c.) contaba con una mecánica adaptada al Euro 5, pero carecía de una electrónica actualizada.  Como ese era un punto que estaba contemplado en los planes a corto plazo de la marca, Motos Bordoy  (importador para España) decidió esperar al modelo full equip.

Y así es como ahora nos llega el TL 508, con su flamante mecánica elevada a esos 508 c.c. y dotada de una electrónica más completa que permite al megascooter disfrutar de control de tracción, llave inteligente o una toma USB 3.0.

PUBLICIDAD Content_2

Lugar y momento apropiados

Además, el nuevo Maxsym llega en el momento oportuno, justo cuando en el mercado han desaparecido por diferentes motivos rivales de la talla del Kymco AK 550, BMW C650, Suzuki Burgman 650 o el Honda Integra, dejando más espacio para respirar en ese nicho de modelos premium.

SYM Maxsym TL 508

Por eso, el Maxsym TL 508 es el as con el SYM pretende ganar la partida, quizás no por sus ventas absolutas, pero sí desde luego por un aumento significativo entre las puntas de lanza de este segmento. Es el modelo escogido para presumir de músculo y demostrar la fuerza de la marca.

PUBLICIDAD Content_3

Sea como fuere este bicilíndrico de aspecto deportivo tiene suficientes cualidades para hacerse un hueco y para triunfar entre los de sus clase, entre otras cosas porque es el único que no supera la barrera de los 10.000 euros, ofreciendo unas prestaciones similares a la competencia. Un poderoso argumento.

SYM Maxsym TL 508

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Como tantos otros modelos a lo largo de los últimos tiempos, el Maxsym TL ha tenido que adaptarse a la nueva normativa Euro 5, de modo que su mecánica ha sido revisada y aprovechando la coyuntura, ha incrementado su capacidad hasta esos 508 c.c. que lucen en sus siglas. Una operación sencilla que sólo ha requerido aumentar en 3 mm el diámetro de los pistones, manteniendo inalterada su carrera.

PUBLICIDAD Content_4

Por lo demás, la estructura de este twin paralelo permanece exactamente igual. Cuenta con doble árbol de levas y 8 válvulas, así como refrigeración líquida y el tercer cilindro ciego. Ese cilindro, colocado de forma antagónica a la disposición de los otros dos cilindros, actúa a modo de árbol de balance, eliminando con su tercer pistón las vibraciones internas.

El resultado es una mecánica suave y silenciosa, un motor que gana casi cinco caballos respecto a su antecesor y que permite una conducción alegre y fluida bajo cualquier régimen.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

SYM Maxsym TL 508

Con un embrague multidisco el Maxsym sigue marcando pauta frente a la competencia ya que utiliza una transmisión secundaria operada por cadena de retenes en lugar de la habitual correa trapezoidal.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

El remate al grupo termodinámico es un escape con un largo silencioso, discurriendo paralelo a la zaga del scooter por su costado derecho, que emite un agradable, redondo y grave sonido de aires deportivos.

Aprovechando que la presentación de este nuevo Maxsym TL 508 tuvo lugar en los alrededores de Gijón, pudimos disfrutar de un ambiente más relajado y fresco en plena ola de calor. Un escenario perfecto por la climatología y las diferentes tipologías de carreteras que recorrimos y que despejaron cualquier duda acerca de la capacidad del nuevo megascooter de SYM.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Guardando las proporciones

Para una talla de 1,70 el TL 508 no supone ningún problema; su asiento ancho, pero no excesivamente alto, permite llegar al suelo cómodamente con las puntas de ambos pies. Tampoco el peso se deja notar en exceso y los 227 kilos del scooter se mueven en parado sin dificultad. Una vez en marcha, el bicilíndrico respira suavemente desde muy abajo y permite una circulación fluida entre el tráfico urbano.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Con un buen radio de giro, este SYM se desenvuelve bien en ese entorno, ágil y con el centro de gravedad bajo se muestra siempre listo para un golpe de gas o un cambio de dirección. A propósito del gas, la acción del puño derecho es ahora directa desde el principio, el motor responde sin tirones ni titubeos, algo de lo que la versión anterior sí adolecía ligeramente.

SYM Maxsym TL 508

Lo que no ha cambiado un ápice es el talante deportivo de este modelo. Desde su agresiva estética, atenuada ligeramente por sus acabados en colores discretos, hasta el comportamiento de su parte ciclo, pasando –evidentemente – por su motor algo más potente, todo apunta a un modelo de sangre caliente.

Es naturaleza eminentemente gimnástica se evidencia en su parte ciclo, donde SYM ha instalado elementos de probada eficacia. Tanto la horquilla delantera -invertida y de 41 mm – como el amortiguador trasero, presentan un tarado firme, tirando a duro pero sin llegar a ser desagradable cuando circulas a baja velocidad.

Y esa solidez se agradece mucho cuando circulas por puertos de montaña como el del Alto de la Cruz de Llames, con su asfalto roto, curvas de todo tipo de radio y desagradables sorpresas deslizantes, cortesía del abundante ganado que pasta libremente por la zona.

En esas circunstancias el TL responde de manera admirable. Acelera de modo suave y progresivo pero con nervio entre curva y curva, traccionando muy bien si lo mantienes por encima de las 3.500 revoluciones. Metidos en faena y circulando a un ritmo más que alegre, resulta muy tranquilizador atacar las curvas sin escuchar el roce del caballete o cualquier otro elemento de la carrocería. Incluso cuando exageré la trazada buscando la típica inclinación en la que el scooter te avisa de sus límites, el TL 508 pasó limpiamente, dibujando una perfecta parábola desde la entrada a la salida de cada ángulo.

Compenetración

Por supuesto para lograr semejante grado de eficacia se conjugan un bastidor sólido pero sin excesiva rigidez, unas suspensiones firmes y unos neumáticos que aguantan el tipo. Estos últimos, firmados por Maxxis, fueron desarrollados para este modelo y a fe que le sientan como un guante.

SYM Maxsym TL 508

En las frenadas, perfectamente controlables, el ABS de Continental no llegó a hacerse notar a pesar de estar ahí, mientras que el doble disco delantero te permitía entrar tirando de leva hasta bien adentro de la curva. Si la acción requería cierto grado de corrección, el freno trasero acompaña perfectamente ayudándote a timonear para acabar de cerrar la trayectoria. Aquí tampoco llegue a notar la acción del ABS. Perfecto.

En algunos tramos, al salir acelerando de los ángulos, la suciedad del asfalto sí que hizo entrar en acción al recién estrenado control de tracción y pese a que no cortaba gas, el deslizamiento del tren trasero quedaba bajo control, reduciendo su efecto a mínimos.

El resultado es que se puede llegar a ir muy rápido con el TL. Mucho. Y con una sensación de control y seguridad muy altos.

En vías más rápidas, nuestro Maxsym muestra un excelente aplomo y su protección es casi total frente a los elementos. Eso sí, has de colocar su pantalla regulable (manualmente con una llave Allen) en su parte más alta si aparece lluvia o el frío es intenso y quieres permanecer al abrigo de todas sus posibilidades. Una faena algo engorrosa que requiere detenerse para efectuar la operación.

En cuanto a su ergonomía, te permite varias posturas a su manillar pero para una talla media, el apoyo lumbar del piloto queda algo lejos y si colocas el trasero muy atrás para aprovechar su ubicación, las piernas quizás queden excesivamente estiradas, forzando algo la postura. A mi me resultaba mucho más cómodo, buscar el ápice del sillín y mantener las piernas flexionadas. De este modo la postura era mucho más cómoda y completé los casi 200 kilómetros de ruta sin apenas fatiga. Quizás el mullido del asiento podría ser ligeramente más generoso, ya que al final de la jornada mis posaderas sí se resintieron y notaban cada vez más duro su punto de apoyo.

Bien pertrechado

Entonces, ¿una efectiva parte ciclo y un suave y potente motor puesto al día, justifican los 9.999 euros que cuesta este renovado maxiscooter? Probablemente sí, porque ese conjunto llega arropado por una serie de elementos que acaban de vestir muy bien a este modelo.

Podemos enumerar un sinfín de ellos, desde su completa iluminación mediante leds, tanto delante como detrás, su panel de instrumentos TFT de 4,5” con varias opciones de interfaz para escoger, la mencionada llave inteligente o la toma de corriente de tipo USB 3.0 en la guantera.

Pero además no pierde detalles ya presentes en su predecesora, como el amplio vano bajo el asiento que permite alojar un casco integral y dos de tipo jet o el freno de estacionamiento automático al bajar el caballete central.

Y por lo que a sus acabados se refiere, la calidad de los plásticos es buena y sólo en algunos pequeños detalles como en los remates traseros de los reposapiés se podría mejorar un tanto, ya que resultan algo endebles.

Ahora ya sólo te queda escoger color: azul, negro, blanco o una suerte de lila camaleónico y ya podrás disfrutar de un práctico y deportivo maxiscooter que a buen seguro se hará un buen lugar en el mercado… y en tu garaje.

Valor añadido

La garantía de 5 años de la que presumen los modelos SYM y de la que también disfruta este Maxsym TL 508 no es un tema menor. Antes bien se trata de un argumento muy sólido para decantarse por la marca taiwanesa ya que se trata de una garantía transferible y directa de la marca, sin intermediarios – en caso de venta del vehículo y con el mismo nivel de cobertura durante todo su período vigente.

Además, se ofrece el seguro gratis para conductores mayores de 21 años. Un paquete que está valorado en 750 euros. No está mal.

Lo que más nos ha gustado y lo que menos…

Solo+

Motor potente, suave y con empuje constante que trabaja en excelente comunión con una parte ciclo, ágil y de talante deportivo

Solo-

La pantalla requiere de herramientas para ajustar su altura y el asiento ofrece un mullido algo justo si quieres hacer tiradas largas.

Ficha técnica SYM Maxsym TL 508

MotorBicilíndrico 4T, DOHC, LC, 8V
Diámetro x carrera:68 x 70 mm
Cilindrada:508 c.c.
Potencia máxima:45,5 CV a 6.750 rpm
Par motor máximo:49,9 Nm a 5.250 rpm
Alimentación:Inyección electrónica
Emisiones de CO2:N.d.
Cambio:6 velocidades
Embrague:Automático
Transmisión secundaria:Cadena de retenes
Tipo chasis:Tubular de acero
Geometría de dirección:25º lanzamiento, 92 mm avance
Basculante:Doble brazo de aluminio
Suspensión delantera:Horquilla invertida de 41 mm
Suspensión posterior:Monoamortiguador lateral sobre bieletas, ajuste de precarga
Freno delantero:Doble disco de 275 mm con pinzas radiales de 4 pistones y ABS Continental
Freno trasero:Disco de 275 mm con pinza de un pistón y ABS Continental
Neumáticos:120/70-15 y 160/60-15
Distancia ejes:1.443 mm
Altura asiento:790 mm
Peso -llenos-:227 kg
Depósito:12,5 l
Consumo medio:N.d.
Autonomía teórica:N.d.
Garantía oficial:5 años
Importador:Motos Bordoy
Contacto:935881133
Web:sym.com.es

Galería:

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

2 comentarios en «Prueba SYM Maxsym TL 508. El as bajo la manga»

  1. La Integra no ha desaparecido sino que ahora es Forza. Entiendo entonces que sí debería estar en la ecuación del posible comprador. La Suzuki y BMW se que se van a dejar de producir. Pero la Kymco AK 550 NO sabía que lo han dejado de producir. No habían renovado en 2020 o 2021 con más equipación y era denominación AK 550 GT o algo así?. Gracias, un saludo.

    Responder

Deja un comentario