Prueba SYM Fiddle 125, apuesta por lo clásico
Connect with us
Publicidad

Noticias

Prueba: SYM Fiddle 125, apuesta por lo clásico

Publicado

el

PRUEBA SYM FIDDLE 125

Ya tenemos aquí la prueba del nuevo SYM Fiddle 125. La firma taiwanesa sigue apostando por el estilo clásico y renueva su representante para esta temporada. El segmento de los neorretro siempre ha tenido una representación importante en el mercado europeo, es un estilo de diseño que gusta y que difícilmente pasa de moda. Sin embargo, en los últimos años ha habido una merma importante entre las marcas que cuentan en su catálogo con un representante de este tipo de scooters. Todavía quedan, pero no tantos como antes.

SYM es de esas marcas que lo tienen claro, siguen apostando por este segmento. La muestra de ello es que ha decidido darle una vuelta a su representante, el Fiddle 125. Es este un cambio obligado para poder seguir en el mercado, ya que se tiene que adaptar a la tan cacareada Euro5, pero la firma taiwanesa no se ha limitado a meterle mano solamente a la mecánica. Todo el scooter se ha mejorado, se le ha dado un aire más actual sin perder de vista el estilo clásico. Es una mezcla difícil de resolver pero que SYM ha logrado que convivan a la perfección en este nuevo diseño.

PRUEBA SYM FIDDLE 125

Muy funcional

Lo que no puede pasar es que el diseño dé al traste con el valor más importante de un scooter urbano: la funcionalidad. En este caso no ha sido así, el Fiddle 125 de nueva generación es un scooter cerebral, con un equipamiento enfocado a ser útil en el día a día.

Para empezar, el asiento es muy bajo y la plataforma diáfana, así que subir y bajar del scooter no será un problema, por muchas veces al día que lo tengamos que hacer. Y el hecho de que la plataforma sea plana tiene otra faceta funcional, ya que con la ayuda del gancho portabolsas situado en el contraescudo nos permitirá llevar sobre ella un bolso, la compra, una mochila….

Bajo el asiento encontraremos un cofre de generosas dimensiones, al que se accede desde la piña de contacto. En su interior cabe un caso integral sin problemas, incluso alguna cosa más, pues sobra un espacio bastante grande tras el casco una vez guardado. Ese espacio extra es el que en otros scooters está ocupado por el depósito, dado que en el Fiddle 125 la boca del depósito está situada en el contraescudo, escondida tras una puertecilla que parece una guantera, a la que se accede también desde el contacto. Esta solución, la de colocar el depósito en la parte delantera, además de mejorar la capacidad de cofre, como ya hemos dicho, sirve para repartir el peso entre los dos ejes, y eso siempre ayuda.

No dispone de guantera, lo cual es un problema para un scooter urbano. No hay un espacio a mano donde dejar pequeños objetos y eso, de rebote, afecta también a otro elemento del equipamiento. Me refiero a la toma de carga USB QC 2.0, que está también en el contraescudo. Como no hay guantera, lo tendremos que utilizar junto con un bolso o una mochila colgada del gancho portabolsas, para poder dejar el dispositivo que queramos cargar. Tampoco me gustó que en el tapón de la toma USB ponga que no se puede utilizar mientras llueve, y es que está tan expuesto que se mojaría.

PRUEBA SYM FIDDLE 125

Más madera

Salvando el detalle de la ausencia de guantera, el resto del scooter merece buena nota. La iluminación es LED (a excepción de los intermitentes), novedad de esta versión, y en el frontal luce una especie de corbata baja cuya mitad superior es la propia luz de posición, que al estar permanentemente iluminada le da personalidad al conjunto frontal. También los intermitentes están perfectamente integrados en el escudo. El faro está situado en el manillar, como marcan los cánones de la estética retro, y luce un cerco cromado. El interior de la óptica lo cruza un embellecedor con la palabra SYM en el centro; buen nivel de acabados.

Más detalles. Estriberas para el pasajero abatibles, que cuando las recogemos quedan totalmente enrasadas con la carrocería y para volverlas a sacar solo tendremos que presionarlas hacia dentro. Un asiento cómodo y amplio, con una generosa plaza también para nuestro acompañante, que además verá mejorado su confort con el apoyo para la espalda que se integra en el top case. Este, que viene de serie con el scooter, ofrece 33 litros de capacidad extra, para un segundo casco, por ejemplo, y se abre con la misma llave de contacto.

Por último, cabe destacar lo que probablemente, junto con la iluminación LED, es la única concesión a la modernidad, al menos que esté a la vista. Hablo del cuadro de instrumentos. Se trata de una pantalla LCD de grandes dimensiones donde se muestra, con números muy grandes, la velocidad, de muy fácil lectura. También podremos ver el nivel de gasolina, representado con segmentos, y otros datos como el cuentakilómetros parcial o la hora. No tiene ordenador de a bordo.

PRUEBA SYM FIDDLE 125

Se le entiende a la primera

Lo mejor que puede ofrecer un scooter a su propietario es que se sienta cómodo al utilizarlo. No solo a nivel ergonómico, también tiene que ser fácil de utilizar, que la primera vez que te subes tengas la sensación de haberlo estado conduciendo toda la vida. En este caso el Fiddle se acerca mucho a eso. Nada más subirte te sientes cómodo. Con respecto a la versión anterior se ha ganado algo de espacio entre las rodillas y el contraescudo, y se agradece, pero para mi gusto la plataforma está un poco alta o el asiento demasiado bajo. El caso es que me gustaría que la distancia entre ambos fuese mayor para que las rodillas no quedasen tan altas. Por lo demás, el manillar me parece que está a buena altura y que el apoyo de los pies en el suelo cuando paramos en los semáforos es total. Además, al pesar poco (123 kilos) es muy fácil maniobrar con él a baja velocidad, una cualidad indispensable en un urbanita que se precie.

Hemos comentado al principio que el motor se ha tenido que adaptar a la Euro5. Preguntándole a los responsables de la marca nos cuentan que es totalmente nuevo, que no toma como base ningún 125 de los Euro4. El caso es que hemos notado que sí que ha cambiado, que se nota más fino, más redondo. Su carácter incide en esa facilidad de manejo de la que hablo. Es un scooter amable, que se le entiende a la primera y lo conduces desde el primer momento como si lo hubieses estado haciendo toda la vida.

PRUEBA SYM FIDDLE 125

Motor nuevo

La mecánica que emplea el Fiddle 125 es la misma que equipa también el nuevo Symphony. Esta pensada para superar la Euro5, evidentemente, pero no solo se ha logrado que sea un motor más limpio que su antecesor, también se ha ganado potencia y par motor, y eso es un convalidado de 125 c.c. no es fácil.

Nos ha parecido un motor muy suave, sin apenas vibraciones y silencioso. La potencia, que en este caso hablamos de 11,4 CV -en la versión anterior eran 10 CV-, es muy fácil de dosificar desde el puño del gas. Si aceleramos desde parado notaremos que la velocidad aumenta de manera sólida y continua hasta llegar fácilmente hasta los 80 km/h. Por otro lado, si queremos maniobrar a baja velocidad también lo podremos hacer con comodidad, sin tirones. El ligero aumento de par que ha experimentado con respecto a la anterior versión, pasando de los 9,3 Nm a los 10,3, ayudan a notar más lleno el motor en la arrancada inicial.

Si dejamos que se estire podremos superar los 100 km/h de marcador, hasta llegar a ver 120 km/h, pero no es la velocidad real. Pensemos que el Fiddle es un scooter planteado para la movilidad urbana, así que lo importante es que el motor responda bien a bajo y medio régimen, como es el caso. Si queremos hacer autovía o carretera puntualmente, ya que tanto el motor como el propio scooter nos lo permitirán, podremos mantener una media de velocidad que ronde los 100 km/h de marcador, pero el Fiddle se siente más cómodo si no lo forzamos tanto. Esas salidas de la ciudad no es recomendable que sean diarias.

PRUEBA SYM FIDDLE 125

Cómodo y práctico

Ya hemos dicho que sobre el scooter nos sentiremos cómodos, con una posición natural a la hora de afianzarnos al manillar y sentados sobre un asiento que destaca por ofrecer un generoso acolchado. Es una posición de conducción que ayuda a controlar los movimientos del scooter. El manillar es más bien ancho, así que el control sobre la rueda delantera es total y constante. Ayuda mucho el hecho de que disponga de llantas de 12 pulgadas para las maniobras. Es muy ágil entre el tráfico y no le hemos notado carencias en estabilidad, y al tener el asiento tan bajo tendremos en todo momento una sensación de seguridad que nos ayudará a sacarle todo el partido a la parte ciclo.

El chasis se anuncia como nuevo, supongo que en este caso sí se ha partido del que empleaba la anterior versión adaptándolo a los nuevos elementos estéticos y a la nueva mecánica. Es un chasis sólido, sin puntos débiles, está por encima de las prestaciones del motor, así que en ese sentido no tendremos problemas. En cuanto a las suspensiones, como en todos los scooters urbanos, buscan la comodidad por encima del rendimiento. En una conducción normal no fallan, amortiguan bien ante las irregularidades que se encuentren y no son de esas suspensiones que van rebotando todo el rato. Los amortiguadores traseros son blanditos y eso favorece el confort de marcha, aunque si vamos a usarlo habitualmente a dúo sería conveniente apretar un poco la precarga, que se puede regular en cuatro posiciones (nosotros lo probamos en la posición 2).

Tampoco hay queja respecto a los frenos, que hacen gala de potencia suficiente para detener los 123 kilos del scooter y con una frenada muy dosificable. Solo se podría criticar que no disponga de sistema ABS, aunque eso incidiría negativamente en el precio final. A cambio, dispone de un CBS que me ha parecido muy correcto. Podremos movernos la mayor parte del tiempo utilizando tan solo la leva izquierda (freno trasero), ya que también actúa mínimamente sobre el disco delantero. Para tranquilidad de los usuarios, diremos que pusimos a prueba una frenada de emergencia en varias ocasiones y en ningún caso se bloqueo la rueda delantera (sí la trasera).

Opción clásica

En resumen, el nuevo Fiddle nos ha parecido todo un acierto. Se ha mejorado en casi todos los aspectos, solo conserva algunos elementos de la parte ciclo respecto a su antecesor. SYM mantiene así en catálogo la opción de scooter urbano con aspecto clásico, un segmento que representa actualmente en nuestro mercado el 5% del total de matriculaciones, que no está mal. Si ANESDOR ha pronosticado unas 200.000 matriculaciones para este ejercicio, estaríamos hablando que 10.000 serían scooters del segmento clásico.

El precio del nuevo Fiddle es de 2.699 euros y, como en todos los scooters SYM a partir de 125 c.c., dispone de garantía de 5 años y el primer año de seguro incluido. Está disponible en color blanco, gris, negro mate y azul.

También existe una versión de 50 c.c. que se diferencia del descrito hasta ahora en que solo el faro delantero es LED, la suspensión trasera cuenta con un solo amortiguador, monta tambor trasero en lugar de disco y pesa 15 kilos menos. Su precio es de 2.299 euros y está disponible en los mismos colores que la versión de 125.

A favor

La sencillez de manejo es sin duda su punto fuerte. Es un scooter ligero, con el asiento bajo y con llantas de 12”, así que la agilidad entre el tráfico urbano está garantizada.

 

En contra

El confort de marcha es muy bueno, pero me ha parecido que la distancia entre el asiento y la plataforma es algo corto y eso hace que las rodillas nos queden muy altas.

 

Los rivales del SYM Fiddle 125

Este, el de los neorretro, es un segmento que tiene su público, SYM lo sabe y apuesta por ello. Pero no está sola en esta batalla, hay varias opciones que pueden ponerse sobre la mesa ante la decisión de comprase el nuevo Fiddle 125.

Consultar posibles ofertas de las marcas, puede haber precios promocionados.

Dealim Besbi 125 124,6 c.c. 115 kg 8,8 CV 1.995 euros
Lambretta V 125 Special 124,7 c.c. N.d. 11,0 CV 2.999 euros
Peugeot Django 125 125 c.c. 135 kg 10,6 CV 3.380 euros
Vespa Primavera 125 124 c.c. N.d. 11,0 CV 4. 349 euros
Yamaha D’elight 125 125 c.c. 101 kg 8,4 CV 2.599 euros

 

Guía equipamiento SYM Fiddle 125

Capacidad cofre Casco integral
Apertura cofre Contacto
Luz de cortesía No
Guantera No
Toma de corriente/USB
Plataforma plana
Gancho portabolsas
Parrilla portabultos Sí (baúl de serie)
Indicador gasolina Digital
Reloj horario Digital
Caballete Central y lateral
Full led Sí (intermitentes no)
Estriberas pasajero Abatibles
Asas pasajero
Ordenador de a bordo No
Llave remota No
Amortiguador ajustable Sí (4 posiciones)

 

Detalles SYM Fiddle 125

Ficha técnica SYM Fiddle 125

Motor tipo 1 cilindro 4T aire SOHC 2V
Diámetro x carrera 52,4 x 57,8 mm
Cilindrada 124,6 c.c.
Potencia máxima 8,4 kW (11,4 CV) a 8.500 rpm
Par motor máxima 10,3 Nm a 6.500 rpm
Relación compresión N.d.
Alimentación Inyección electrónica Continental
Arranque Motor eléctrico
Encendido Electrónico CDI
Cambio Variador automático CVT
Embrague Automático centrífugo en seco
Transmisión secundaria Por correa trapezoidal
Tipo chasis Columna inferior en tubo de acero
Geometría de dirección N.d.
Basculante Grupo motopropulsor oscilante
Suspensión delantera Horquilla telehidráulica
Suspensión posterior 2 amortiguadores hidráulicos, ajustables en precarga (4 posic.)
Freno delantero Disco de 226 mm y pinza de 2 pistones, frenada combinada
Freno trasero Disco de 226 mm y pinza de 1 pistón, frenada combinada
Neumáticos 110/70 x 12” y 120/70 x 12”
Largo total 1.880 mm
Altura máxima 1.115 mm
Anchura máxima 675 mm
Distancia ejes 1.305 mm
Altura asiento 780 mm
Peso en orden de marcha 123 kg
Depósito gasolina 6,2 litros
Precio 2.699 euros
Garantía oficial 5 años
Importador Motos Bordoy, S.A.
Teléfono 93 588 11 33
Website sym.com.es
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2066

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos