Prueba Pursang E-Track, una purasangre eléctrica
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Pursang E-Track, una purasangre eléctrica

Publicado

el

PRUEBA PURSANG E-TRACK
Santi Díaz

Hemos tenido el placer de realizar la prueba de la Pursang E-Track, concretamente de la primera unidad preserie producida, una flat track eléctrica urbanita.

Los fanáticos de Bultaco ya sabrán que la marca que nos ocupa hoy, Pursang (que significa pura sangre en francés, pur-sang), era un modelo mítico de motocross de la desaparecida marca Bultaco a finales de los sesenta, un guiño que el creador de Pursang Motorcycles hace a la marca del dedo rampante.

Y es que nada más ver la Pursang E-Track ya te das cuenta de que hay genes de una Astro circulando por sus “venas” eléctricas. Baja y larga, con grandes llantas de radios de 18”, neumáticos mixtos esculpidos y colín respingón, es toda una flat track.

La primera vez que vi este proyecto fue en el salón de Milán de hace unos tres años, en 2018. Allí coincidí con Jim Palau-Ribes (CEO de Pursang), un ingeniero y diseñador del mundo de la automoción apasionado por la marca Bultaco, que había creado una moto eléctrica. En su stand había dos modelos, uno de serie limitada y otro estándar.

PRUEBA PURSANG E-TRACK

La E-Track es ligera, divertida, estrecha, ágil, y muy atractiva. La matrícula anclada al basculante le da un toque diferente.

En aquel prototipo las baterías eran extraíbles y se sacaban de la moto levantando el conjunto asiento-colín hacia arriba, que basculaba como si fuera el maletero de un coche. También tenía un chasis de fundición de aluminio y un motor eléctrico Torrot, aunque su estética era la misma. Pues bien, aquella moto ya ha nacido y es la Pursang E-Track que hoy probamos, aunque ha evolucionado.

En la prueba de la Pursang E-Track quedó claro que es una moto muy chic y que funciona muy bien

Esta E-Track ya es una realidad y hemos podido probar la unidad preserie que utilizan para evolucionar el modelo, porque no es ni mucho menos definitivo -aunque tiene carrocería de carbono y asiento de cuero-. De hecho, ya se están acabando de fabricar las primeras 24 unidades, la edición especial de lanzamiento del modelo, con carrocería de fibra de carbono mate y asiento tapizado de cuero; ya ya están todas vendidas a un precio de 13.700 euros…

Esta flat track es un modelo urbano, equivalente a una 125 c.c. y, por tanto, se puede conducir con el carnet A1/B convalidado, y de solo 149 kilos. No tiene pretensiones deportivas, aunque lo parezca. Y es que con esta pinta y los neumáticos Pirelli Scorpion mixtos, te dan ganas de meterte en un óvalo a derrapar… Pero no. La E-Track es una moto tranquila, urbana, muy ligera, fácil de mover, con el asiento bajo, y con unas prestaciones más que dignas para hacer una breve incursión al extrarradio de tu ciudad.

PRUEBA PURSANG E-TRACK

La carrocería es de fibra de carbono y el asiento de cuero. El motor y la electrónica son Bosch.

Un buen detalle es que es una moto de kilómetro cero, es decir, que la gran mayoría de sus componentes son nacionales, fabricados en nuestro país, a excepción de la batería. El proyecto es similar al de la Volta Urban por ejemplo, también producida en territorio nacional y con componentes nacionales. Por cierto, esta E-Track se ensambla en la fábrica de Rieju, en Figueres.

Los acabados y componentes son de calidad, la pantalla TFT a color se ve muy bien y tiene el tamaño correcto. Tiene una parte ciclo de lujo, con un chasis doble cuna de acero, basculante de fundición de aluminio cepillado, horquilla invertida y monoamortiguador con bieletas -ambos de la firma Ollé- y discos de freno lobulados NG, así como bombas de freno y pinza delantera radial de la marca JJuan.

La gran mayoría de sus componentes son de fabricación nacional, una tendencia cada vez más acusada

Las piñas de conmutadores, la iluminación full led, los plásticos y demás detalles también se ven de calidad. Muy bien en este apartado.
En cuanto a la técnica eléctrica incorpora tres baterías de polímeros de litio de 48V y 7,2 kWh de capacidad, no extraíbles, y electrónica controladora y motor eléctrico de Bosch, que va anclado al chasis con transmisión final por cadena. Llegó la hora de montarla.

PRUEBA PURSANG E-TRACK

El cable de carga está en el falso aletín del lateral derecho.

Carga completa
Una vez recargada -en mi enchufe de casa tardó 5 horas y media, conectando el cable escondido en el falso aletín del radiador del lateral derecho- le damos a la llave de contacto, se enciende la pantalla TFT y nos da las instrucciones para arrancar la moto. Un buen detalle.

Hay que apretar las dos manetas de freno al mismo tiempo y, a la vez, pulsar el botón Mode de la piña izquierda. Tras el consabido “Piiiiiiip” ya podemos iniciar la marcha. Con el mismo botón Mode seleccionamos uno de los tres modos de potencia, Go, Cruise o Boost. Acertaste… Usaremos el Boost, el más potente, aunque el que menos autonomía tiene, lógicamente.

Para el Boost declaran 80 km de autonomía, y una punta de 120 km/h, para el Cruise 80 km/h y 115 km, y para el Go 60 km/h y 140 de autonomía. Los modos se pueden seleccionar en parado o en marcha. Además, hay dos modos extra de marcha lenta, para maniobras en parado, Crawl y Crawl Reverse -marcha atrás-, y también tiene un ¡punto muerto!

La frenada combinada corre a cargo de discos de NG y bombas y pinzas JJuan, de impecable funcionamiento

Y no hay nada más que seleccionar o ajustar, porque no hay control de tracción, ni reglaje de freno motor -incorpora un freno motor regenerativo estándar- ni ABS -tiene frenada combinada JJuan.

PRUEBA PURSANG E-TRACK

Frenada 100% nacional.

Aceleramos con un evidente ruido de cadena y piñones, algo que ya están corrigiendo en Pursang porque ya piensan en una correa dentada y nuevo piñonaje de salida del motor Bosch. La moto en cualquiera de los tres modos tiene potencia para superar una rampa de parking, y es que solo se “capan” la aceleración y la velocidad punta. Se agradece. El par motor se mantiene siempre.

Para ciudad puedes moverte con el Go sin problemas, pero es más divertido con el Boost… Saliendo de un semáforo en 5 segundos estás a 50 km/h; los otros dos modos tardan unos 7 segundos en llegar. La E-Track se mueve muy fácilmente, es ligera, estrecha, se hace pie fácilmente y gira muchísimo, por lo que entre coches es ideal, aunque su manillar es demasiado ancho para ello.

Pero el brazo de palanca que te da el manillar de tubo de doble altura es impagable si haces unas curvitas… El tacto del puño de gas es muy bueno y directo, puedes “repelar” perfectamente y con tacto en curvas o en caravana, y el freno motor -que regenera las baterías- te ofrece un freno extra que casi te ahorra apretar las manetas de freno -no hay pedal de freno, como en un scooter, y no son ajustables-. El puño de gas es como el tan cacareado sistema One Pedal driving de los coches eléctricos, que también tienen las motos eléctricas desde hace una década, desde que nacieron…

El nombre de la marca es un homenaje al mítico modelo de Bultaco de los sesenta

En nuestro circuito de pruebas habitual las calles empinadas no fueron problema, las curvitas se hacen a muy buen ritmo, entra muy fácil, se mantiene estable en inclinación y la frenada combinada es potente y modulable. Y las suspensiones absorben bien los baches y badenes, no son secas, y no flanean curveando ni en curvas rápidas. Realmente muy bien, y contando que no son regulables…

No pudimos evitar meterla en una pista de tierra… Muy divertida, alegre y noble, gracias a los Pirelli Scorpion, aunque en asfalto mojado son delicados -nos llovió un poco el día de la prueba-. En autovía logramos una punta de 95 km/h solamente -en Boost-, suficiente para pisarla un par de kilómetros y regresar rápidamente a suelo urbano.

Un buen detalle es que en la pantalla TFT siempre tienes muy claro la autonomía, con un icono de barras y porcentaje de carga de batería, además de la cifra de kilómetros que puedes hacer. Esto te da mucha confianza ya que si agotas la batería y te quedas tirado es porque has querido…

PRUEBA PURSANG E-TRACK

La pantalla TFT es clara y legible, y tienes siempre a la vista la autonomía restante en quilómetros.

Esta unidad es una preserie de las 25 primeras ediciones limitadas ya vendidas

El indicador es muy preciso: a partir del 10% restante de batería te aparece un aviso en rojo y se enciende el chivato de batería baja, y cuando solamente te quedan 5 kilómetros de autonomía la cifra parpadea. Y la aceleración se recorta solo muy ligeramente, algo que también se agradece cuando das gas a la salida de un semáforo -si tienes una aceleración de patinete, los coches te arrollan…-.

En total logramos hacer 73 km en modo Boost principalmente, en una conducción 60% urbana, 35% de carretera urbana y un 5% de autovía, a lo sumo. Y siempre acelerando a fondo, sin remilgos ni miramientos de gastar menos batería. Así que en modo Cruise y con algo de delicadeza en el puño de gas cualquiera podría alcanzar los 100 km.

Esperamos ansiosos una nueva Pur-e-sang eléctrica, que seguro será aún mejor, con mayor autonomía y más barata…

SOLO + SOLO-

Solo+
Tiene una estética de dirt track preciosa, es baja, manejable, ligera y su ancho manillar te da un buen brazo de palanca. Tiene un ángulo de giro muy cerrado, buena frenada, componentes de primera, buenos acabados y una instrumentación legible y con lo necesario.

Solo-
El precio es muy elevado, a pesar de la carrocería de fibra de carbono. La autonomía lograda en modo Boost es casi la declarada, aunque sigue siendo justa. No tiene toma USB. Los neumáticos esculpidos en asfalto mojado son delicados.

Ficha Técnica

Motor tipo: Eléctrico brushless Bosch anclado al chasis
Potencia máxima: 11 kW
Par motor máximo: N.d.
Batería: Tres packs de polímero de litio de 48V y 7,2 kWh
Carga de la batería: 5,5 horas en un enchufe doméstico
Transmisión secundaria: Por cadena sellada
Tipo chasis: Doble cuna de acero
Geometría de dirección: N.d.
Basculante: Doble brazo de fundición de aluminio
Suspensión delantera: Horquilla invertida 41 mm no regulable
Suspensión posterior: Monoamortiguador con bieletas, no regulable
Freno delantero: Disco lobulado NG de 320 mm con pinza JJuan radial de 4 pistones, CBS
Freno trasero: Disco lobulado NG de 240 mm con pinza de 2 pistones, CBS y freno regenerativo
Neumáticos: 120/80 x 18” y 150/70 x 18”
Largo total: N.d.
Altura máxima: N.d.
Anchura máxima: N.d.
Distancia ejes: 1.437 mm
Altura asiento: 815 mm
Autonomía teórica: 80 km (Boost)
Garantía oficial: 2 años
Fabricante: Pursang Motorcycles
Contacto: www.pursangmotorcycles.com
Web: www.pursangmotorcycles.com
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2063

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos