Prueba Kawasaki Z650 2020: afinando un buen violín
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Kawasaki Z650 2020: afinando un buen violín

Publicado

el

Kawasaki Z650 2020

Son las 9h de la mañana y el termómetro marca -3ºC. El suelo en frente del hotel, justo antes de llegar donde nos esperan un puñado de Kawasaki Z650 2020, está pintado de un helado y resbaladizo color blanco.

Sin embargo, me apetece probar esta nueva versión de la Z650, ya que asistí a la anterior presentación y me encantó.

Pero ¿qué aporta de nuevo la Z650 2020? Obviamente, está preparada para la nueva Euro5, aunque sigue manteniendo sus 68 CV a 8.000 rpm y también se sigue homologando una versión para A2, con 48 CV.

La eficaz parte ciclo sigue sin cambios, con su chasis multitubular tipo Trellis y sus potentes frenos con discos lobulados, que son de lo mejorcito de su categoría.

Afinando

Como la base ya estaba muy bien, se han mejorado algunos detalles, como dotar de mayor grosor al asiento del pasajero, para que los viajes del acompañante sean más llevaderos.

Se ha montado una nueva óptica delantera ‘Full LED’, al estilo de la nueva Z H2, con dos proyectores para cada haz de luz, logrando una eficaz iluminación y una estética más lograda.

También encontramos una nueva instrumentación por pantalla digital TFT, que además de más funciones (consumo instantáneo y medio, nivel de batería, velocidad media, tiempo de ruta, recordatorio de revisiones, etc) puede conectarse por Bluetooth mediante la aplicación disponible (Ridealogy The App), para Iphone y algunos Android, con la que es posible ver notificaciones del GPS en la pantalla, recibir avisos de llamadas, modificar parámetros de la instrumentación, etc.

Kawasaki Z650 2020 2

A nivel dinámico, la Kawa ahora monta los nuevos Dunlop Sportmax Roadsport 2.

‘Evolution’

La anterior Z650 ya demostró que con una base relativamente sencilla se puede hacer una buena moto. La versión 2020 pone al día aquella moto, manteniendo su excelente base.

Decimos sencilla porque las suspensiones, por ejemplo, lo son: una horquilla telescópica delante de 41 mm, sin ajustes, y un amortiguador trasero colocado horizontalmente y con sistema Back-link, con ajuste de precarga.

Monta dos discos delanteros tipo ‘Wave’ de 300 mm, con pinzas de dos pistones -y no de cuatro-, que ni siquiera recurren al anclaje radial para lograr obtener un excelente resultado, tanto a nivel de potencia como de tacto. El trasero, también lobulado y de 220 mm, es de simple pistón y también es potente. Fantástico, pues.

El veterano motor bicilíndrico en paralelo sigue evolucionando desde aquel propulsor de la ER-6n de 2005. Aunque con los años ha perdido potencia (de los 75 CV de la primera ER-6n hemos pasado a los 68 CV de la Z650), este motor ha ganado en suavidad y en una entrega de potencia mucho más homogénea. Sin duda es un mejor motor, aunque haya perdido algunos CV en el camino.

Para todos los tamaños

Sentados en la Z650 llegamos perfectamente al suelo con ambos pies, lo que facilita mucho las cosas, seas del tamaño que sea. La moto no solo es bajita: también es estrecha en la zona de la unión del depósito con el asiento, lo que facilitará mucho las maniobras a baja velocidad.

El manillar tiene tres posiciones posibles: 0-1-2. En las motos probadas estaba fijado en la 1, pero al día siguiente, probamos una unidad con el manillar en la posición 2 (algo más levantado y avanzado) y a la mayoría de periodistas presentes nos gustó más.

La instrumentación digital es muy clara y toda la información está bien situada para una fácil lectura con un rápido vistazo. Con lo completa que es, no hubiese estado de más un indicador de temperatura ambiente. En nuestro caso lo habríamos agradecido porque estábamos bajo 0, de cara a saber dónde podríamos encontrarnos hielo en la carretera, aunque esto es solo un comentario personal.

Antes de arrancar el motor me subí al nuevo asiento del pasajero, que ha ganado en tamaño y grosor. Como, además, las estriberas para el de atrás están situadas a una altura muy razonable, no será ninguna tortura realizar una ruta sentados en la trasera de la Kawasaki.

Kawasaki Z650 2020 3

Fácil… y divertida

En nuestra ruta desde Caldes de Malavella, en el interior de la provincia de Girona, avanzamos por el blanco y helado paisaje en dirección a Tossa de Mar, con cautela y mucha atención.

Pudimos centrarnos en la suavidad del motor (aún recuerdo cómo coceaba el motor de la primera ER-6n a bajas vueltas) y en el cambio, suave y preciso, que permite subir de marchas sin usar el embrague si lo hacemos en el régimen adecuado.

Llegamos a la esperada carretera de Tossa a Sant Feliu de Guíxols y sus 365 curvas de buen asfalto e inmejorables vistas sobre el mar, que atacamos a ritmo deportivo, con algunas precauciones por la humedad presente en las zonas de sombra.

La Z650 2020 monta los nuevos Dunlop Sportmax Roadsport 2, unas gomas más deportivas que las anteriores. La carcasa se muestra rígida y el agarre es muy bueno cuando se han calentado, algo que con el frío reinante no era instantáneo y había que tener en cuenta cada vez que nos deteníamos un rato.

Es muy, muy fácil meterla en curva y la rueda delantera siempre inspira mucha confianza. Tan solo se me fue un par o tres de veces de atrás saliendo en 2ª de ángulos mojados, pero solo en una realmente deslizó bastante y fue por mi culpa, por abrir el gas con demasiado ímpetu sobre mojado.

Kawasaki Z650 2020 4

Las suspensiones, aún sin casi posibilidad de regulación, muestran unos buenos ajustes y tan solo a un ritmo muy, muy deportivo, notaremos que son algo blandas, pero la moto nunca llega a descomponerse, ni siquiera en baches. Con mis 65 Kg las encontré bien ajustadas, pero compañeros de mayor volumen comentaron que les habría ido mejor un ajuste más rígido.

El motor es elástico y prácticamente se podría hacer todo el tramo en 3ª, usando solo la 2ª en los ángulos muy cerrados. Parece ofrecer siempre buen par, que ayuda a salir de los ángulos con facilidad.

Una moto versátil

Lo mejor de la Kawasaki es su tremenda facilidad de conducción: cualquiera se sentirá a gusto sobre ella, tenga el nivel que tenga. Quizás los que pasen de 1’80 la encuentren algo pequeña, pero para el resto será ideal. Los novatos se sentirán seguros, y los más expertos descubrirán que es una moto con la que se puede ir deprisa.

En ciudad, su baja altura y estrechez harán que sea ágil entre el tráfico.

Todo esto, a un precio muy competitivo: aunque el oficial es de 7.299€, Kawasaki España la está ofreciendo a 6.699€, nada menos, y con un año de seguro incluido con su promoción KawaGo!

Para los que quieran personalizarla, Kawasaki tiene disponibles nuevos accesorios, pero destacaríamos el asiento del conductor con mayor altura, la tapa de colín, el escape Akrapovic o la pantalla para la cúpula.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.047

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos