Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R y ZX-10RR 2021: lo dijo Rea
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R y ZX-10RR 2021: con la experiencia de Rea

Publicado

el

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Texto y fotos: Jon Urry

El dominio que han ejercido el binomio Jonathan Rea-Kawasaki ZX-10RR en los últimos 6 años ha sido impresionante.

Dejando de lado el innegable talento del piloto británico, Kawasaki ha conseguido hacer una moto muy homogénea, prácticamente sin puntos débiles. La llegada de la nueva Ducati Panigale V4 R hace un par de años, en manos de Álvaro Bautista, parecía que iba a poner fin a esta dictadura, especialmente tras las palizas que le dio al resto el español en las primeras carreras. Sin embargo, un rosario de caídas del español dio el título de nuevo a un Rea, que espero su oportunidad, sin cometer fallos, y la oportunidad llegó. Tampoco la llegada de Scott Redding a Ducati el año pasado fue suficiente para derrotar a Rea y Kawasaki.

Pero los enemigos de la marca de Akashi se han reforzado y tanto en Ducati como en Honda, con la nueva y potente CBR1000RR-R que ahora pilota Bautista, lo han puesto todo en el asador para arrebatarle el título a Kawasaki. De este modo y tras mucho tiempo, tenemos una ZX-10R nueva.

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

¿Sólo un lavado de cara?

¿Qué ha cambiado Kawasaki a la nueva Ninja para asegurar el sétimo título de Rea en 2021? Seguro que más de lo que todo el mundo piensa.

A primera vista, la Ninja ZX-10R 2021 es solo eso, un lavado de cara de la anterior. Al observar las fotos de la moto, los cambios más evidentes son los de su nuevo carenado.

Si bien no es posiblemente el aspecto más atractivo, Kawasaki afirma que los nuevos alerones integrados añaden un 17% más de carga aerodinámica, mejorando la estabilidad y el pilotaje, mientras que modificaciones en la parte del colín crean un área de baja presión detrás del piloto, lo que también ayuda a un mejor rendimiento dinámico.

Prueba Kawasaki ZX-10R 2021

Si a todo esto añadimos una cúpula 40 mm más alta, una posición de conducción revisada e incluso una pantalla TFT conectada por Bluetooth, los cambios son notables.

Sin embargo, si miramos bajo el carenado descubrimos que, aunque no se le ha dado demasiada relevancia, el equipo de I+D ha estado trabajando a fondo.

Trucos en el motor

Un problema que muchos pilotos reportaron de la anterior ZX-10R fue el hecho de que, a pesar de tener más de 200 CV, el enfoque de circuito de la ZX-10R hacía que básicamente el rendimiento del motor se generase en la zona alta del cuentavueltas. En carretera, donde no se exprime el motor a tope, hacía que se sintiera un poco falto de pegada. Si bien no se aplicó ninguna mejora en el rendimiento del modelo 2020 (tampoco perdió nada, y cumpliendo con la Euro5), Kawasaki ha abordado esto en el modelo 2021 trabajando en la transmisión. Dos dientes más en el piñón trasero (de 39 a 41), así como las relaciones internas revisadas en las tres primeras marchas, hacen que la Ninja 2021 se note mucho más ágil y rápida a la hora de acelerar.

Sí, es más un parche que una solución perfecta, pero es un movimiento inteligente de Kawasaki, ya que convence a los moteros de carretera, al tiempo que garantiza que los pilotos no se queden con una moto muy justa para su uso en pista. Y esa no es la única actualización que convierte a la Ninja en un conjunto más refinado en general.

Nuevas geometrías

Si indagamos en los pequeños detalles del modelo 2021 vemos que se ha modificado la geometría de su chasis. Se ha introducido un basculante 8 mm más largo, con un eje del mismo 1 mm más bajo y un avance de la horquilla 2 mm mayor, para mejorar la sensación de la moto en las curvas, junto con unos ajustes de suspensión revisados.

En este aspecto y para ganar peso en la parte delantera, el amortiguador Showa tiene un muelle más rígido, mientras que la horquilla es ahora más suave. Este desplazamiento del peso hacia delante, que se ve favorecido aún más por una posición de conducción revisada (gracias a la información aportada por Jonathan Rea) con los reposapiés 5 mm más altos y manillar más ancho, se traduce en una moto cuya parte delantera pisa mejor en las curvas.

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Y en pista se traduce en…

En circuito se nota más agarre en las curvas con la Ninja 2021, lo que brinda una mejor respuesta de su neumático delantero y, en consecuencia, aumenta los niveles de confianza. Luego, la moto es también más estable si se acelera fuerte

El amortiguador de dirección electrónico Öhlins sigue siendo más que necesario, algo lógico cuando estás soltando 203 CV, pero a gran velocidad, la combinación de la nueva geometría y aerodinámica se notan mucho. ¿Cuánto se debe al trabajo aerodinámico y cuánto al chasis? Sinceramente, a menos que la lleve un piloto del WSBK, es poco probable que se detecte el efecto de la aerodinámica, por lo que se debe principalmente a los ajustes del chasis.

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Lo que sí se ve, sin embargo, es el nuevo panel de instrumentación. Ha costado, pero finalmente Kawasaki ha actualizado su vieja pantalla LCD, que ha sido característica de la Ninja desde que se lanzó el modelo actual en 2008. Tomada de otros modelos de Kawasaki (SX, Z900, etc.), la pantalla TFT permite tener conectividad y se puede vincular a la aplicación Rideology de Kawasaki, aunque ésta simplemente alerta de mensajes o llamadas entrantes en lugar de brindar la información de quién está llamando o qué canción está sonando, y no permite interactuar con el teléfono ni tiene función de navegador por satélite. ¿Los usuarios de motos deportivas lo necesitan? Es discutible.

Los fans de las tandas en circuito estarán contentos, ya que se incluye un cronómetro de tiempo por vuelta (operado a través de un botón, no de GPS). El control de crucero viene de serie, un ‘gadget’ poco usado en una deportiva, mientras que los puños calefactables son un extra opcional. Eso sí:  gracias a su nueva cúpula 40 mm más alta, no tendremos que gastarnos más dinero en otra más alta para protegernos del viento, ya sea en carretera o en circuito.

Además de su aspecto, la Ninja ZX-10R 2021 no ha hecho un cambio radical en términos de rendimiento o de electrónica, en comparación con la generación anterior. Sin embargo, ¿tenía que haberlo hecho? Kawasaki ha optado por evolucionar la moto sobre bases ya muy sólidas para ofrecer una moto más refinada, que ahora tiene algunas características que llaman más la atención, mientras que mantiene esa esencia pura que los fans de la Ninja adoran. Es una evolución, no una revolución, pero dados sus logros en los cricuitos, probablemente en Kawasaki pensaron que era una decisión inteligente no tocar demasiado lo que funciona.

Y la ZX-10RR 2021…

La RR es una moto de carreras con homologación Kawasaki que ha sido fabricada con un propósito: sentar las bases para que Jonathan Rea consiga su séptimo título del WSBK y el resto de pilotos Kawasaki ganen sus respectivos campeonatos.

Limitada a solo 500 unidades en todo el mundo, la RR tiene básicamente el mismo chasis y motor que el modelo estándar, pero éste último monta bielas de titanio Pankl, pistones aligerados y unas nuevas levas de admisión, eje del basculante ajustable y llantas Marchesini de siete radios. También usa latiguillos de freno de acero trenzado y un asiento monoplaza, por lo que hay que olvidarse de llevar acompañante… aunque probablemente sea lo mejor.

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

Prueba Kawasaki Ninja ZX-10R

En la pista, la RR es todo lo que es la R, pero más. Las ruedas más ligeras le dan un punto más de agilidad cuando se trata de girar, mientras que el motor se siente más alegre y rápido en su respuesta. Aunque una vez en posición vertical y con el acelerador completamente abierto la R y RR aceleran de una forma similar, es en la apertura inicial del acelerador, en la salida de curva, donde se nota el ahorro de peso de 500 g que se obtiene con las partes internas del motor Pankl, lo que se traduce en una aceleración más rápida.

Las 500 rpm extra que tiene la RR con respecto a la R también son útiles cuando se trata de mantener una marcha por más tiempo en lugar de hacer cambios cortos, mientras que los latiguillos metálicos añaden un toque extra a los frenos para su uso en circuito. Sin embargo, ¿es todo esto necesario para los que vayan a usarla básicamente en carretera?

Por muy buena que sea la Ninja ZX-10RR, en realidad Kawasaki no espera que muchos usuarios que vayan a usarla básicamente en carretera se compren una, lo cual tiene sentido, porque no sólo cuesta bastante más que la versión estándar, sino que lo que se gana en rendimiento solo se notará en circuito, no en carretera: en ese caso, la Ninja ZX-10R es una mejor compra.

Dicho esto, es una gozada ver un modelo RR que viene con dos años de garantía incluidos y los mismos intervalos de mantenimiento que una moto de carretera… aunque pueda haber algunas cláusulas que anulen esto si corres en el campeonato de WSBK.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2063

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos