Indian FTR R 1200 Carbon: genuinamente americana
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Indian FTR R 1200 Carbon: Genuinamente americana

Publicado

el

Indian FTR R 1200 Carbon
Santi Díaz

Nos hemos subido a la Indian FTR R 1200 Carbon, una moto genuinamente americana por su estética y por las prestaciones que ofrece, de esas monturas que atraen las miradas a su paso. Llevar una moto tan hermosa, radiante y repleta de carbono llena de polvo no sé si es una buena idea, probablemente sea la razón de convertir un modelo de estilo flat-track en una deportiva naked de asfalto puro. Es cierto que en los campeonatos americanos y europeos de flat-track sí usan esta moto bicilíndrica de 1.203 c.c. para competir en la categoría Hooligan, pero es un riesgo que pocos quieren correr.


Fue una coincidencia que después de muchos siglos sin rodar en un oval de tierra volviera a hacerlo en el Noyes Camp justo la misma semana que cayó en mis manos le FTR R Carbon. En el circuito mixto del Rancho Canudas fui adaptándome a las pequeñas Kawasaki 140 y llegué, después de dos días de decenas de vueltas, a un notable control sobre la tierra. Esta experiencia me llevó a imaginar pilotar una bestia como la FTR sobre tierra, y confieso que se me pasaron las ganas; las razones principales, la enorme potencia y el peso. Por suerte, una moto de carretera se prueba en la carretera, y en este medio todavía sigo teniendo un buen control y, en consecuencia, es donde vamos a desarrollar toda la prueba.

Indian FTR R 1200 Carbon

Belleza de calidad

Esta versión de la FTR es una edición limitada, como podéis observar, cubierta de carbono en faro, depósito y tapas laterales, pero este derroche de fibra es solo la punta del iceberg, ya que bajo la carrocería se esconde un pack de piezas dinámicas de alta calidad y gran rendimiento. Destacan unas suspensiones Öhlins con horquilla de 120 mm totalmente regulable y un amortiguador de botella separada IFP, pinzas de freno radiales Brembo monobloque, escape Akrapovic 2-1-2 y una pantalla TFT táctil a color de 4,3 pulgadas. Todavía no había visto una pantalla táctil sobre una moto. Sobre ella se pueden cambiar la apariencia fácilmente y configurar todos sus apartados. Es aconsejable hacerlo en parado, ya que en marcha también lo podemos manejar desde el joystick situado en la piña de dirección.

Indian FTR R 1200 Carbon
El pack electrónico es muy amplio y consta de tres modos de conducción (Rain, STD y Sport), ABS sensible a la inclinación desconectable en la parte trasera, control de estabilidad, control de tracción sensible a la inclinación y desconectable, antiwheelie con Rear Life Mitigation, USB y control cruise.
Es curioso el dato; al dar el contacto, la pantalla se enciende y muestra el logo de Indian durante bastante tiempo sin que suceda nada, después aparece un cuadro de advertencia que también tarda una eternidad y finalmente aparece la instrumentación en fondo negro o blanco, según hayas configurado. Un detallito: hay una brújula.

Indian FTR R 1200 Carbon

Imponente

Subirse a una moto de estas características es una experiencia, su imagen impone, aunque cuando subes sobre su lomo te cambia la cara. Es agradablemente bajita y los mandos muy accesibles. Es verdad que es una moto pesada, pero los volúmenes están bien repartidos; aunque en el centro es bastante ancha, consigo colocar las rodillas en una situación de control. Los primeros giros que realizo después de arrancar el motor, que suena ronco y seco, no se ajustan a la idea que tenía preestablecida. Sorprendentemente es una moto fácil de manejar, en ese punto es cuando hago clic y me dejo llevar al conseguir una conducción, aunque urbana, muy relajada.

El tacto de los frenos es preciso y la manera en que el motor gestiona los embates es suave y dosificable. El cambio, que es lento y tosco, debería tener un quickshifter up/down que facilitaría mucho la vida, un gadget a la altura de la moto. La relación de cambio es bastante corta, ya que en sexta puedes manejar toda la entrega del motor desde muy baja velocidad hasta la máxima. Parece una moto automática. Gira fácilmente, se apoya con confianza, y eso permite manejarse en espacios cortos con mucha dignidad.
Lo que le cuesta más es cambiar de dirección rápidamente, porque la moto es muy larga y tiene una distancia entre ejes más larga de lo habitual.

Pasear corriendo

Parece un contrasentido, pero sobre la FTR R Carbon todo es pausado y tranquilo, pero cuando tomas referencia de cómo pasan las cosas a tu alrededor, te das cuenta de que avanzas con mucho más ímpetu de lo que piensas. El motor trabaja tan bajo de revoluciones que a 5.000 rpm vas a toda mecha. Desde estas cinco mil hasta las siete mil se obtiene una estirada interminable, pero el empuje principal pasa antes y es tremendo.

Gestionar curvas con la FTR R Carbon es sencillo, tiene mucho aplomo y es fácil apuntar al blanco, es decir, colocar la moto en la dirección correcta sin importar el ángulo de inclinación, que por cierto es respetable. Aunque desarrolle mucha potencia en poco tiempo, se mantiene en su línea, pero en cada aceleración contundente el control de tracción trabaja constantemente. Si se desconecta, hay que mantener el puño de gas tranquilo, a no ser que seas un genio del derrape.


Hemos comentado que los frenos tienen un buen tacto y una buena potencia, desde luego la necesita, ya que cuando te planteas un tramo conduciendo muy deportivamente, consigues fatigarlos hasta el punto de que la maneta baja considerablemente y pierde un poco de efectividad en la frenada, ya que hay que parar mucho peso. En consecuencia, esta es una moto potente, magnífica, con una puesta a punto equilibrada, pero no hay que olvidar que tiene muchas inercias.

 

Solo+

El aspecto general y el estilo es monumental. La calidad de detalles y equipamiento es excelente. La manejabilidad y comportamiento dinámico obtienen buena nota.

Solo–

El cambio es lento y tosco; un quickshifter automático sería una gran ventaja. La pantalla LCD tiene un arranque muy lento.

Indian FTR R 1200 Carbon

Cómo va en

Ciudad
Pese a ser una moto larga y pesada, sorprende su buen comportamiento. No es una moto voluminosa y es especialmente baja de asiento. La posición del manillar ayuda a llevarla cómodamente.

Carretera
Es una moto aplomada y estable, encuentra con precisión los vértices y hay que conducir a medio régimen con marchas largas para que sea efectiva. Así se aprovecha mejor su gran potencial.

Autopista
En la autopista se agradece la posición de conducción y sin agacharse demasiado se puede soportar bastante la presión del viento. Tenemos el control cruise como aliado.

 

Equipamiento de serie

Instrumentación digital LCD
Instrumentación digital TFT
Bluetooth
Llave remota
Reloj horario
Odómetro parcial doble
Indicador temperatura del refrigerante
Indicador temperatura ambiente
Indicador de nivel de gasolina
Ordenador de a bordo
Indicador de velocidad insertada
Avisador de régimen máximo
Antirrobo electrónico
Ride by wire
Control de tracción
Curvas de potencia
Modos de conducción
Faro led
Regulación maneta embrague
Regulación maneta freno
Estriberas conductor con goma
Estriberas pasajero con goma
Asas para pasajero
Toma USB/12V
Cornering ABS

 

Detalles Indian FTR R 1200 Carbon

Ficha técnica Indian FTR R 1200 Carbon

Motor tipo V2 60º, 4T, LC, 8V DOHC, IE
Diámetro x carrera 102 x 73,6 mm
Cilindrada 1.203 c.c.
Potencia máxima 123 CV
Par motor máximo 120 Nm a 6.000rpm
Alimentación Inyección electrónica
Emisiones CO2 N.d.
Cambio De 6 relaciones
Embrague Multidisco en aceite
Transmisión secundaria Por cadena sellada
Tipo chasis Multitubular de acero
Geometría de dirección 25,3°, avance 99,9 mm
Basculante De doble brazo de acero tubular
Suspensión delantera Horquilla invertida Öhlins multirregulable, 120 mm
Suspensión posterior Monoamortiguador multirregulable Öhlins IFP, 120 mm
Freno delantero 2 discos 320 mm, pinzas radiales Brembo 4 pistones, bomba radial, Cornering ABS
Freno trasero Disco 260 mm Brembo con pinza de 2 pistones
Neumáticos Metzeler Sportec 120/70 x 17” y 180/55 x 17”
Largo total 2.223 mm
Altura máxima 1.295 mm
Peso (en orden de marcha) 232 kg
Distancia ejes 1.525 mm
Altura asiento 830 mm
Depósito 13 l
Consumo medio 5,6 l/100 km
Autonomía teórica 232 km
Garantía oficial 2 años
Importador Indian Motorcycle International
Web www.indianmotorcycle.es
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2066

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos