Prueba Husqvarna Svartpilen 125
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba de la Husqvarna Svartpilen 125: la Babypilen

Publicado

el

Husqvarna Svartpilen 125

Como el personaje de los Increíbles, el bebé Jack Jack, la pequeña Husqvarna Svartpilen 125 ha sido la última en llegar a la familia y a pesar de ser una infante, esconde bajo su modesta cilindrada algunos trucos que a buen seguro te sorprenderán. Durante la presentación de la Husqvarna Svartiplen 125 comprobamos que es mucho más de lo que aparenta, siguiendo la línea marcada por sus hermanas mayores con todo el desparpajo propio de una octavo de litro.

Increíble es precisamente lo que se puede lograr si se conjugan bien algunas claves básicas, un diseño atrevido y seductor, una parte ciclo ágil y eficaz como pocas y una mecánica probada y solvente que aguanta lo que le echen. Así es la sorprendente Svarpilen 125, la última – o la primera según se mire – de las street de la centenaria casa sueca.

Husqvarna abre así, con su babypilen, el camino  a los más jóvenes para adentrarse en el genuino universo de una marca que ahora crece de manera imparable bajo el paraguas de la austriaca KTM. El intención con esta 125 es ofrecer un modelo de entrada para captar a los noveles que estrenan su carné A1 y de paso captar algunas mentes inquietas que con su permiso B sienten curiosidad por el mundo de las dos ruedas.

La Husqvarna Svartpilen 125 es un primer peldaño para captar un público que más adelante podrá ir subiendo niveles pasando por la Svartpilen 401 y llegando al cénit – por ahora – con la 701.

Lo cierto es que la marca nórdica lo ha tenido relativamente fácil a la hora de plantear su porpuesta inicial ya que sólo ha tenido que escalar el corazón de su modelo de entrada aprovechando la línea de diseño emprendida con los ejemplares mayores y utilizando una buena parte de los componentes ciclísticos ya conocidos.

No hacía falta una revolución, máxime cuando se trataba de ofrecer una imagen homogénea, de familia, y en consecuencia la pequeña octavo de litro mantiene con total fidelidad el estilo Svartpilen. Sobre todo se acerca a las líneas marcadas por la 401, es casi un reflejo de ella, de manera que sigue esa tendencia minimalista de líneas claras y simples.

Seguimos frente a un diseño que mezcla conceptos y los reinterpreta con un estilo particular. Cruce entre un modelo naked y una scrambler, la Svartpilen 125 ofrece esos signos que la hacen única y diferente a todo lo conocido y habitual en nuestro mercado. Para empezar mantiene ese especial diseño en su depósito de gasolina con protuberancias laterales cortadas a cuchillo que en este caso aprovecha para lucir el escudo de la marca y su linaje familiar. Sobre esta pieza se ha instalado una parrilla donde fijar pequeños paquetes o bultos que eso sí, taparán el acceso al tapón de repostaje.

 

Accesible

El asiento se eleva 835 mm del asfalto y aunque ligeramente ancho en la zona de los muslos permite hacer pie de puntillas a un piloto de talla media con ambas extremidades. Su perfil bajo muestra dos zonas, apenas marcadas, dejando un espacio para el pasajero ancho pero sin correa ni asas donde sujetarse.

Si nos fijamos ahora en el tren delantero podemos observar un ancho manillar con barra de refuerzo central, rematado con unos puños de elegante diseño y unas piñas de mandos que a pesar de su acabado algo simple para el estilo de la moto, ofrecen una interesante retroiluminación que ayudará cuando se circule con poca luz. Por su parte el cuadro se limita a una única esfera situada por delante del manillar que aloja una pantalla LCD de completa información. Sin embargo reduce su espacio útil a la zona central lo que reduce su claridad de lectura, auqnue eso sí dispone de un interesante chivato de aviso de sobrerrégimen.

La iluminación es marca de la casa, full led evidentemente, con un faro delantero redondo y divido en dos para que su función de luz diurna deje una característica imagen de doble semicírculo. El piloto trasero también marca una clara línea de subrayado del colín y los intermitentes reducen al mínimo sus expresión. Puro diseño.

Algunos detalles más pueden llamar la atención, como la placa portamatrículas fundida con el guardabarros en una pieza que se fija en el brazo izquierdo del basculante, el guardabarros delantero bajo y pegado a la rueda o unas levas de freno y embrague regulables, esto último muy de agradecer.

 

Realmente aparente

El resultado es una moto que aparenta bastante más de lo que es. Para tratarse de una octavo de litro, la Husqvarna Svartpilen 125 tiene empaque de moto adulta, casi gemela de su hermana 401. Eso facilita su aproximación y democratiza el acceso a ella ya que las tallas más pequeñas no se ven desbordadas ni por peso (156 kg en orden de marcha)  ni por volúmen, mientras que los más altos tampoco tienen la sensación de subirse a una pocket bike.

Traducido a la práctica, la moto se mueve en parado con toda facilidad y una vez en marcha el ancho manillar permite un control total a lo que se suma un buen radio de giro. Moverse en espacios estrechos y cerrados resulta sencillo, lo mismo que colarse entre filas de coches, en tanto que su ligereza propicia la agilidad en las maniobras. La Svartpilen se mueve con soltura en ciudad, ayudada también por un motor –ahora ya cumpliendo la normativa Euro 5 – que en bajos y medios ofrece una entrega de par dulce y progresiva.

 

Y ya que mencionamos el corazón de la Husky, a pesar de que es el mismo motor que emplea su prima la KTM Duke 125, en el caso de la sueca se nos antoja que su comportamiento es algo más relajado, no tan puntiagudo. Con un cambio bien escalonado y de accionamiento muy suave, la mayor parte del tiempo puedes limitarte a jugar con dos marchas, tercera y cuarta. Incluso cuando salimos a rodar por carretera, el truco consistía en mantener el motor girando en su parte alta para mantener el empuje y eso se traducía en trabajar con el cambio estirando las marchas hasta ver como saltaba el piloto rojo del tablero. Como en la mayoría de mecánicas pequeñas de cuatro tiempos modernas, si no quieres perder brío, necesitas llevar el motor muy arriba, casi casi como en las viejas y añoradas dos tiempos.

La punta de velocidad en bajada lograba superar los 100 km/h, aunque lo realmente sobresaliente en esas circunstancias es aprovechar todo el potencial de su parte ciclo. Sobre todo si la carretera presenta un buen menú de curvas. No lo dudes, ¡puedes ir a por todas!

El bastidor de tipo trellis ofrece una excelente base y garantiza la estabilidad del conjunto. A esto hay que sumarle unas suspensiones de calidad que trabajan de forma notable; la horquilla WP Apex con barras de 43 mm. trabaja en su botella derecha la extensión y en la izquierda la compresión y su comportamiento es intachable, progresiva y firme, absorbe todas las irregularidades del piso. En la parte posterior el amortiguador, igualmente un WP Apex trabaja de forma muy solvente en conjunción con el tren delantero. La armonía es total.

 

Diversión asegurada

El trabajo de todo ello en conjunto permite llegar muy rápido y bien colocado a los giros y afrontar la curva de forma limpia sin movientos extraños, con tiralineas. Esa estabilidad no se altera en las frenadas gracias a que el equipo montado funciona de lujo. El disco delantero de 320 mm con pinza Bybre de cuatro pistones, resulta muy potente y progresivo, te deja apurar la maniobra hasta el extremo y no desfallece con el uso. El pequeño rotor trasero de 230 mm. ofrece un buen apoyo y también resulta muy dosificable.

Por cierto que en todo momento el equipo funciona asistido por un ABS firmado por Bosch que pasa totalmente desapercibido, como debe ser y que en el caso del tren trasero puede ser desconectado para rodar sobre tierra. Esto último es una opción al alcance de la Husqvarna Svartpilen 125 gracias a que monta llantas de radios calzadas con unos versátiles Pirelli Scorpion Rally STR que se comportan muy bien tanto sobre el negro como en eventuales escapadas off-road. Esto último lo pudimos comprobar sobre la pista de flat track del Roccos Ranch –aunque a lomos de su hermana mayor, la Svartpilen 401 – y el conjunto chasis-suspensiones-ruedas es capaz de garantizar diversión y seguridad a partes iguales.

La pequeña flecha negra cumple con creces e incluso ofrece más de lo que esperábamos de ella y en caso de que alguien quiera redondear la oferta de la marca sueca siempre puede echar mano del catálogo de accesorios para personalizar la moto con algunos elementos que incidirán en su peculiar estética.

Por cierto, ya que volvemos sobre este punto, el de su particular diseño, no puedo dejar de mencionar  que durante la sesión de fotos en el Forum de Barcelona, la gente que paseaba curioseando lo que hacíamos preguntó en más de una ocasión si se trataba de una nueva moto eléctrica. Hasta ese extremo llega el diseño de este modelo. El público en general asocia los diseños de vanguardia de las eléctricas con el de esta pequeña sueca de corazón de combustión.

Pero a lo que íbamos, la oferta de Husqvarna para vestir nuestra Babypilen pasa por un conjunto de asiento Ergo para piloto y pasajero, una rejilla de protección para el faro delantero, portamatrículas elevado, unos retrovisores de aluminio para instalar al final de los puños o una bolsa sobre depósito impermeable, entre otros. Y si queremos potenciar además de la imagen, el rendimiento, nada mejor que colocar el silenciador Akrapovic “Slip-on line”. Además de la estética ofrece un sonido más personal.

Pero además de todo eso Husqvarna acompaña el lanzamiento de la Svartpilen 125 con una completa gama de equipamiento para el piloto con su conjunto Pursuit, compuesto por una chaqueta gore-tex, unos tejanos técnicos y una pareja de guantes, además de las botas, cascos, etc ya disponibles en el catálogo de la marca.

Si algo nos ha quedado claro tras un día completo rodando con la nueva Husqvarna es que la marca sueca ha acertado de pleno si lo que pretende es atraer a los más jóvenes usuarios a sus filas. La Husqvarna Svartpilen 125 es tan atractiva como sus hermanas y resulta muy ágil y divertida, una verdadera escuela en la que aprender para ir escalando categorías.

No lo dudes, la Babypilen te ayudará a crecer.

FICHA TÉCNICA

Motor tipo:                            Monocilíndrico, 4T LC DOHC 4V

Diámetro x carrera:             58 x 47,2 mm

Cilindrada:                             125 c.c.

Potencia máxima:                 15 CV a 9.500 rpm

Par motor máximo:              12 Nm a 7.500 rpm

Alimentación:                        Inyección electrónica Bosch

Emisiones de CO2:               50 g/km

Cambio:                                  6 velocidades

Embrague:                             Multidisco en aceite

Transmisión secundaria:    Cadena de retenes

Tipo chasis:                            Multitubular de acero

Geometría de dirección:      65º y 95 mm

Basculante:                             Doble brazo de aluminio con nervios de refuerzo

Suspensión delantera:          Horquilla invertida WP APEX de 43 mm con 142 mm de recorrido

Suspensión posterior:           Monoamortiguador WP APEX con ajuste de precarga y 142 mm de recorrido

Freno delantero:                     Disco de 320 mm con pinzas de 4 pistones y ABS Bosch 10.1

Freno trasero:                          Disco de 230 mm con pinza de simple pistón y ABS

Neumáticos:                             110/70-17 y 150/60-17

Distancia ejes:                          1.357 mm

Altura asiento:                         835 mm

Peso -llenos-:                            156 kg

Depósito:                                   9,5 l

Consumo medio:                     2,5 l/100 km

Autonomía teórica:                 380 km

Garantía oficial:                      2 años

Importador:                             Husqvarna Motorcycles España

Contacto:                                  937363535

Web:                                          husqvarna-motorcycles.com/es-es/

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2065

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos