PUBLICIDAD

Prueba Honda NT1100: Gran Turismo

Hubo una época en que los grandes viajes tenían otro estilo. Cruzar el Atlántico a bordo del Queen Mary o recorrer Europa de Paris a Estambul, traqueteando en el Orient Express, eran formas diferentes de entender los largos trayectos. Del mismo modo, el concepto Gran Turismo sobre dos ruedas tenía hace algunos años un significado diferente al actual.  La Honda  NT1100 quiere recuperar aquel estilo clásico.

Hemos asistido en los últimos años a una progresiva evolución del concepto de viajar en moto. La mayoría de usuarios han asimilado la idea de que grandes viajes y enormes maxitrail eran sinónimos.

Concepto rescatado

De ese modo el concepto clásico de GT, de Gran Turismo, se ha ido desvirtuando lenta pero inexorablemente. Ahora, apenas si quedan genuinas representantes de ese estilo en el mercado, una BMW R 1250 RT o una Yamaha FJR 1300 si me apuras…pero poco más.

La noción de moto viajera se ha ido decantando hacia la vertiente más aventurera o trail; otro estilo que ha ido mutando hasta asfaltizarse de manera casi total. De hecho, resulta anecdótico ver una de esas mastodónticas big trail, arriesgándose a rodar sobre tierra. La gran mayoría pasarán la práctica totalidad de sus días de servicio sobre superficies alquitranadas.

Prueba Honda NT1100

Quizás por eso, Honda ha vuelto la vista a tras y ha querido recuperar las sensaciones que aportaban auténticas viajeras como las antaño y acercarse al legado que dejaron modelos como la Pan European o la NT700V, la “Deauville”.

La marca japonesa ha tenido muy claro dónde y cómo colocar la nueva NT1100. Con este modelo apunta directamente a esos usuarios que buscan viajar cómodos y seguros, pero no comulgan con esa imagen de aventurero intrépido que inspiran las maxitrail.

De forma paralela, les ofrece una alternativa a las grandes, pesadas y caras Touring del estilo GoldWing. Aunque esas, juegan en otra liga.

Prueba Honda NT1100

Por suerte para Honda ya disponía de una base idónea a partir de la que desarrollar un nuevo modelo. Nos referimos a la popular Africa Twin, de la que esta NT1100 toma motor y chasis para articular ese nuevo y renacido estilo GT. El motor no varía prácticamente nada, penas unos pequeños retoques en la inyección para suavizar su respuesta y el añadido de un radiador de una sola pieza, entre otros.

Y lo mismo reza para el bastidor, que mantiene su arquitectura a excepción de algunas modificaciones en anclajes y pequeñas pletinas.

Para escoger

Como no hay dos gustos iguales, Honda ofrece dos versiones de su nueva GT. Así podemos encontrar la NT1100 con cambio manual de 6 velocidades, la más convencional o la versión equipada con el DCT, el cambio de doble embrague automático que simplifica de manera notable su manejo.

Optar por una u otra versión es puramente un ejercicio de gustos y bolsillo. Mientras que la versión manual ofrece un pilotaje más usual, directamente controlado por el piloto, el modelo DCT muestra un concepto más sofisticado y cómodo en la experiencia de conducción.

A nivel puramente pragmático, la primera tiene un precio de 14.000 euros, en tanto que la DCT sube hasta los 15.400 euros.

En vivo la NT1100 resulta más atractiva si cabe que en foto y muestra un perfil rotundo, aunque ligeramente deportivo, unas formas que se afilan en su zaga pero que quedan ocultas por las maletas de serie.

No hay que echar mas que una rápida ojeada para reconocer la naturaleza de una auténtica viajera. Dispone de una pantalla regulable en 5 posiciones de forma manual, deflectores laterales para las manos e inferiores para las piernas, que por cierto funcionaron muy bien durante la prueba. A pesar del asfalto mojado y algún tramo de lluvia, regresamos totalmente impolutos.

A esto hemos de sumarle puños calefactables ajustables en 5 niveles de intensidad, un gran depósito de 20,4 litros, un amplio manillar cónico y un asiento cómodo, situado a sólo 820 mm del suelo. No es excesivamente ancho y pese a su mullido permite llegar al suelo con ambos pies para una talla media.

Prueba Honda NT1100

Los reposapiés están bien situados a una altura razonable que junto al asiento y el manillar forman un triángulo ergonómico muy conseguido. Unos 250 km sobre la marcha dan fe de la comodidad de la NT1100. Podrían haber sido bastantes más y no habríamos notado signos de fatiga.

También nuestro acompañante disfrutará de un espacio confortable, ancho y bien acolchado asiento, amplias asas para agarrarse y unas estriberas a buena altura.

Todo bajo control

Respecto a la información, la nueva GT de Honda cuenta con dos pantallas. Un TFT táctil y a color de 6,5 pulgadas con tres niveles de información, conectividad Bluetooth y compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Bajo él se sitúa una pantalla LCD secundaria que informa de velocidad, kilómetros y marcha insertada. También incorpora los habituales testigos luminosos.

Su lectura es muy buena y navegar por los diferentes modos y pantallas del TFT resulta sencillo desde los mandos de la piña izquierda. Del mismo modo la selección de opciones del DCT desde la piña derecha es realmente fácil.

Por supuesto todo el conjunto de luces de la NT1100 emplea leds, tanto faro como piloto trasero e intermitentes.

Prueba Honda NT1100

En la presentación internacional del modelo por carreteras cercanas a Tarragona nos acompañó un tiempo no demasiado apacible, algo de lluvia ligera, niebla y por supuesto carreteras mojadas. Un buen modo de poner a prueba algunas de las aptitudes de la nueva GT.

Quitar y poner el caballete central no presenta mayores problemas a pesar de los 248 kg de la versión DCT que nos tocó en suerte (238 la versión manual). Versión que por cierto también iba equipada con el pack de accesorios Urban, compuesto de top box de 50 litros y una pequeña bolsa sobredepósito, fijada con correas e imanes. Capacidad más que de sobra para cualquier viaje.

Sobre la NT1100 nos encontramos enseguida como en casa. Relativamente fácil de mover en parado, ya en acción se muestra muy maniobrable y ligera a bajas velocidades. Buen radio de acción y un motor suave y progresivo desde abajo, auguran un buen comportamiento en conducción urbana, máxime cuando las maletas laterales son fácilmente desmontables.

-La NT1100 es la alternativa a todos aquellos que para viajar han optado por una maxitrail pero jamás pisan fuera del asfalto-

Tras los primeros kilómetros por vías rápidas constatamos la comodidad a sus mandos y la excelente protección que proporciona la pantalla en sus posiciones más altas. Algo que se completa, como ya hemos comentado, con los deflectores. Sobresaliente en ese aspecto.

En ese escenario, escogimos el modo de conducción Tour de los cinco disponibles (Tour, Urban, Rain y dos User) y dejamos la entrega de potencia en su máximo, la retención del motor en su opción media y el control de tracción en su nivel mínimo. Estos parámetros pueden variarse a voluntad dentro de cada modo.

El bicilíndrico de 1.084 c.c. y 100 CV heredado de la Africa Twin empuja de forma muy dulce pero contundente desde abajo y el DCTse encarga de ir engranando marchas de manera apenas perceptible. Todo bien engrasado.

Prueba Honda NT1100

 

Respuesta adecuada

En autovía a ritmos elevados la NT1100 se muestra muy aplomada, sin apenas movimientos cuando pasamos sobre cambios de asfalto, baches o irregularidades. Comportamiento que se transforma rápidamente en el momento que atacamos terrenos más revirados. Con el piso mojado y un ambiente frío y húmedo, las carreteras de la parte alta de Tarragona no invitaban a una conducción excesivamente agresiva. Aún así, el ritmo que se podía imprimir a la NT100 fue notable y la respuesta, de lujo.

Confianza total en un conjunto ágil en los cambios de dirección, estable en las frenadas, con una horquilla progresiva que absorbía con eficacia cualquier irregularidad y un ABS muy discreto pero que llegó a actuar en alguna ocasión apurada.

-Mención aparte al calzado de la Honda, unos Metzeler Roadtec de total confianza en condiciones tan poco favorables-

Cierto que no es una moto liviana y que sus kilos influyen en su comportamiento en terrenos complicados, pero no menos cierto es que para sus hechuras nos encontramos frente a un modelo con una dinámica resuelta y brillante. Esa chispa deportiva, se acentúa sólo con entrar en modo manual y seleccionar los cambios de marcha con los pulsadores de la piña izquierda.

Por cierto, estas mini levas son muy precisas, pero mientras que la encargada de subir marchas es fácilmente accionable, la que reduce queda algo más escondida bajo la piña y requiere un movimiento de muñeca algo forzado.

Prueba Honda NT1100

Al final de la jornada, con tramos de asfalto algo más secos y un sol en retirada pero que todavía se dejaba ver, pudimos forzar un poco más a la NT1100. El resultado fue igual de satisfactorio, potencia más que suficiente, entrega constante pero suave, y una parte ciclo que en frenadas más fuertes y prolongadas seguía igual de efectiva. Mientras el bastidor no se descomponía en ningún momento y frenos y suspensiones continuaban rindiendo de forma notable.

La vuelta de Honda a la esencia del GT se salda con una muy buena calificación. De notable alto a sobresaliente.

-La nueva Honda resulta una GT muy equilibrada, con un precio ajustado y posibilidades infinitas-

La firma del ala dorada ha sabido captar las necesidades reales de los viajeros impenitentes y separando el grano de la paja les ofrece un producto redondo que, sin lugar a duda, colmará sus expectativas.

Una moto potente en su justa medida, con un consumo razonable (5,6 l contabilizamos durante la prueba), capaz de llevarte confortablemente y cargado de equipaje hasta el fin del mundo.

Sólo te queda escoger en qué color la prefieres, gris mate iridium, negro graphite o blanco perlado.

3 packs de accesorios

Prueba Honda NT1100
2022 HONDA NT1100

Especialmente diseñados para la NT1100, Honda ha desarrollado diferentes accesorios que se fabrican en sus instalaciones de Barcelona. Entre todos esos accesorios, baúles, respaldos asiento, bolsas sobredepósito, luces antiniebla, quickshifter, bolsas, estriberas…ha creado tres packs específicos y complementarios para diferentes necesidades o gustos.

El Urban Pack cuenta con baúl de 50l, bolsa interior, respaldo para el pasajero y bolsa sobredepósito de 4,5l (560 euros). El Comfort Pack incluye estriberas confort para el pasajero, asiento confort y luces antiniebla (670 euros). Por último, el Travel Pack reúne todos los elementos de los packs anteriores (1.230 euros).

Lo que más nos ha gustado y lo que menos…

Solo+

Viajera muy cómoda, de fácil conducción, excelente protección, comportamiento muy ágil y seguro y muy buena capacidad de carga.

Solo-

La regulación en altura de la pantalla requiere parar y hacerlo manualmente, mientras que bajar marchas con la pequeña leva de la piña izquierda no resulta muy cómodo.

FICHA TÉCNICA Honda NT1100

Motor tipo: Bicilíndrico 4T, SOHC, LC, 8V

Diámetro x carrera: 92 x 81,5 mm

Cilindrada: 1.084 c.c.

Potencia máxima: 100,5 CV a 7.500 rpm

Par motor máximo: 104 Nm a 6.250 rpm

Alimentación: Inyección electrónica (PGM-FI)

Emisiones de CO2: 116 g/km

Cambio: 6 velocidades

Embrague: Hidráulico, multidisco en aceite

Transmisión secundaria: Cadena de retenes

Tipo chasis: Semi doble cuna de acero

Geometría de dirección: 26,5º lanzamiento, 108 mm avance

Basculante: Doble brazo de fundición de aluminio

Suspensión delantera: Horquilla invertida Showa SFF-BP de 43 mm con 150 mm de recorrido, ajuste de precarga y extensión

Suspensión posterior: Monoamortiguador Showa Pro-Link, 150 mm de recorrido, ajuste de precarga

Freno delantero: 2 discos de 310 mm con pinzas radiales de 4 pistones y ABS

Freno trasero: Disco de 256 mm con pinza de un pistón y ABS

Neumáticos: 120/70-17 y 180/55-17

Distancia ejes: 1.535 mm

Altura asiento: 820 mm

Peso -llenos-: 238 kg

Depósito: 20,4 l

Consumo medio: 5 l/100 km

Autonomía teórica: 400 km

Garantía oficial: 2 años, 4 opcionales

Importador: Honda Motor Europe España

Contacto: 902026100

Web: honda.es/motorcycles

Galería:

1 comentario en «Prueba Honda NT1100: Gran Turismo»

Deja un comentario