PUBLICIDAD

Prueba Yamaha MT-07: Moto para todo

Volver a probar la Yamaha MT-07 con Garrett Gerloff como invitado especial ha sido toda una experiencia, tanto por la Yamaha, que se muestra una vez más como «la moto para todo», como por la compañía del simpático piloto americano.

La Yamaha MT-07 es una de las motos que mejor está funcionando en toda Europa a nivel comercial. Su compacto tamaño y su ligereza, así como una mecánica de lo más suave y controlable, la convierten en una auténtica multiusos, capaz de darnos el mejor rendimiento cotidiano en el ámbito urbano o llevarnos a disfrutar de una buena carretera de curvas.

PUBLICIDAD

Hay historias sobre ruedas de las que tengo muy buenos recuerdos y casi todas ellas están relacionadas con algún viaje, sea en el Dakar africano, en Sudamérica, algo más competitivo como el GS Trophy de Túnez y Sudamérica o exuberante como mi experiencia con una África Twin en Sudáfrica.
Buenos recuerdos que me vinieron a la memoria cuando disfrutaba de la generosidad de la MT-07 en la Collada de Tosses. Viene esto a cuento porque recuerdo que pensé que no hace falta irse muy lejos, ni tampoco son necesarios ciento y pico caballos de potencia para sentirse feliz.

PUBLICIDAD

Ensayo placentero

Esta experiencia con la sorprendente, ligera y divertida MT-07, con sus 73 CV y casi 190 kg con el depósito lleno, ha sido sin duda muy gratificante por varios motivos.
En primer lugar, porque me ha parecido una moto extraordinaria que ha mejorado mucho desde que salió al mercado en 2014. Por entonces recuerdo que ya me gustó a nivel de parte ciclo y también la concepción y tacto del bicilíndrico en paralelo; aunque también recuerdo que el amortiguador trasero se quedaba muy justito.

Prueba MT-07 Garret Gerloff
De eso hace ya algunos años. La actual es la tercera generación, que aprovechando la obligatoriedad del Euro 5 se ha puesto al día estética y mecánicamente. Lo cierto es que ha mejorado en muchos aspectos, tanto a nivel dinámico como en la posición de conducción, que me parece muy acertada, con las manos más elevadas, el manillar más ancho y el depósito de combustible y asiento formando un conjunto estrechito y homogéneo.
Tan cierto como que, no nos engañemos, es una naked y, como tal, ir desde Barcelona a Viella pasando por Andorra (384 km) se paga a nivel de cervicales.

PUBLICIDAD

Opciones para largo recorrido

Por otro lado, colocar la bolsa del equipaje en el asiento trasero no es un problema si viajas solo, pero sí debe serlo con pasajero. Para ello, entre los accesorios que ofrece Yamaha dispondremos de una bolsa sobre depósito y dos top case, uno de 39 litros y el otro de 50 litros de capacidad.

Prueba MT-07 Garret Gerloff

PUBLICIDAD

Es una buena alternativa, pero particularmente no me suelen gustar los top case y menos en esta preciosa Yamaha “Dark Side”, con ese frontal súper atractivo y su faro de diodos LED, que doy fe que iluminan súper bien con una luz blanca y potente que me transmitió seguridad en la oscuridad de la noche, cuando bajo la lluvia pasaba por el Port de la Bonaigua…

Yamaha MT-07 con Garrett Gerloff

Salí de Barcelona en dirección a Andorra, donde nos esperaba nuestro invitado Garrett Gerloff, dispuesto a seguir la ruta “de toda la vida”, es decir, Vic, Ripoll, la Collada de Tosses… Me familiaricé con la MT-07, comprobé que mi bolsa de viaje estaba bien ubicada y que el cuadro de instrumentos era de fácil y clara lectura, aunque con la información algo justita; claro que como en este modelo no hay modos de conducción, mapas, ni control de tracción, todo se simplifica.
En las curvas que cruzan la Collada de Tosses tuve muy buenas sensaciones.

PUBLICIDAD

La generosidad del bicilíndrico es espectacular. Tiene muy buen tacto abajo, es progresivo y musculoso y te hace la vida fácil y a la vez excitante, tanto en curvas muy lentas de segunda velocidad como en tramos más rápidos.

No es necesario subirlo más de las 6.000 rpm para que demuestre sus buenas maneras; su mejor versión esta entre las 3.000 y las 6.000 rpm. Pero si quieres más, puedes estirar el motor hasta casi las 9.000 vueltas.

PUBLICIDAD

Prueba MT-07 Garret Gerloff
En la Collada y con el asfalto seco, me di cuenta de que iba a disfrutar de una gran moto, y así fue. A nivel de parte ciclo destaca por ser una moto súper ágil y ligera, y la frenada de delante es muy buena, potente y con tacto. Detrás, y debido a que el ABS no es desconectable, no te permite frenar en plan supermotard y timonear cruzando la rueda como parece pedir, o por lo menos a mí me lo pareció.

El ABS trasero me resulta demasiado intrusivo; aunque más adelante entraremos a analizar más en profundidad este tema.

PUBLICIDAD

Cuestión de «muelles»

En cuanto a las suspensiones, desde mi punto de vista trabajan bien en un uso diario pero tal vez les falte algo en plan deportivo. Es una opinión. Se puede ir muy deprisa y no hacen tope, pero algo más de retención de hidráulico delante, en plan racing, se agradecería.

No hay opciones de regulación, pero es que se trata de un modelo que busca un precio final muy contenido o, dicho en otras palabras, todo no se puede tener y, sin duda, la MT-07 ofrece mucho por poco. Además, diré que es de las motos más honestas que he disfrutado en los últimos tiempos.

PUBLICIDAD

Yamaha MT-07

Cambio de planes

Después de una buena toma de contacto hasta Puigcerdá me fui por Bourgmadame y el túnel de Puymorens en dirección al circuito del Pas de Casa. Pero justo al salir del túnel llovió en plan bestia; traje de agua y paciencia.
Garrett Gerloff me esperaba en lo alto del Pas de la Casa para rodar con la MT-07, pero la lluvia, la niebla y el frío nos obligaron a cambiar de planes y lo que tenía que ser una sesión de fotos en el Circuit del Pas de la Casa hubo que cancelarlo.

¡No problem! Nos fuimos y encontramos tramos revirados en dirección a Andorra la Vella, donde Garrett sí pudo descubrir las buenas maneras de la MT-07 en este ámbito, que para mí es su hábitat natural y donde mejor se desenvuelve.
Una vez acabamos la sesión de fotos y Garrett pudo probar la MT-07, mi idea era quedarme a dormir en Andorra y al día siguiente ir a Viella.

Pero como no llovía y me vi con ganas de darle más gas a la bicilíndrica de Yamaha, cambié de planes: me iría a Viella esa misma tarde-noche por la carretera que va desde la Seu d’Urgell hasta Sort, siguiendo por el puerto de La Bonaigua y demás. ¡Vamos que nos vamos!

Prueba MT-07 Garret Gerloff
El tramo desde la Seu a Sort, por una carretera que me gusta mucho, pensé que con la MT-07 sería divertido. Y doy fe que lo fue al principio, pero al poco se puso a llover…
Pues nada, al mal tiempo buena cara y, con algo de lluvia, llegué hasta Sort después de comprobar el buen grip (sorprendente en aquellas circunstancias meteorológicas) de los nuevos Pirelli Rosso IV que montaba para la ocasión.

Excelente seguridad

A pesar de que tienen poco dibujo y que eso me hizo pensar que no evacuarían bien el agua, me sorprendieron agradablemente. Me sorprendieron tanto como el ABS del freno trasero, que si antes decía que en seco no me terminó de gustar por ser demasiado intrusivo, sobre el asfalto mojado reconozco que cumple su función perfectamente.

En este punto se me hace inevitable recordar que en un momento dado me fui un poco largo en una curva, el grip era muy justito, con mucha agua en el asfalto, y tuve que pisar la palanca de freno con decisión para no salirme recto -es de aquellas imágenes que tengo muy presente- y el ABS hizo un gran trabajo actuando en el momento preciso y con la intensidad exacta.

 

Así que un diez en cuanto a su sistema de frenada y un aplauso (no exagero) en lo que respecta a la seguridad que me transmitió esta MT-07 en la oscuridad de una noche lluviosa en el mítico Port de la Bonaigua. En este punto ya había dejado de llover, pero la carretera estaba todavía mojada y en las curvas redondeadas, lentas y bacheadas me volvió a quedar claro que esta es una moto equilibrada y que te hace la vida fácil, muy fácil.

Solo un detalle: en mis dos etapas nocturnas y con guantes de invierno -llegamos a temperaturas de 6 ºC-, me di cuenta de que cambiar de luces largas a cortas de forma continuada no es demasiado práctico, en ocasiones cuesta ser precisos.

El zorro

Una vez en Viella, y tras unos buenos guisantes salteados y pollo a la brasa, con su preceptiva copa de vino, en un hotel donde casi todos los huéspedes eran franceses y un loco que llegó empapado en moto en la oscuridad de la noche, no tardé en irme a la cama ya que al día siguiente tocaba madrugar. Llegué de noche y me fui al día siguiente, también de noche, pero llegué lloviendo y me fui sin lluvia…
Bajada desde Viella a las 5:30h de la mañana. Tramos rápidos en la oscuridad y de nuevo un diez en cuando a la cantidad y calidad de luz del minúsculo faro de la MT-07. Lo que debería de haber sido un viaje express en dirección a Barcelona, no podía tener una despedida sin una buena anécdota que explicar. Es como si no hubiese tenido suficientes curvas o emociones durante los cerca de 600 kilómetros de curvas de montaña y bajo la lluvia en su mayor parte.


Volví por Camarasa, Lleida, y al llegar al pantano empezaba a amanecer. Así que en lugar de seguir por la C-13 me adentré por un tramo por Cubells, que me encanta, hasta Montgai. En medio de este tramo y con un amanecer espectacular, en una carretera muy lenta me salió un zorro. Paré la moto y se acercó a la Yamaha MT-07 conmigo sentado en el más absoluto de los silencios.

Lejos de huir, nos quedamos mirando por un espacio de tiempo corto pero intenso, a apenas un metro el uno del otro. Poco después se marchó, arranqué la MT-07 y seguí mi ruta por Montgai, Agramunt y la AP-2 hasta Barcelona.

Condicionantes de estilo

En este escenario lógicamente, y al ser una naked, su protección aerodinámica es nula, pero si ruedas a velocidades legales, es decir a 120 km/h y con el motor girando a 5.000 rpm, la presión del viento frontal es soportable en función de tu capacidad de sufrimiento…

En definitiva, la MT-07 se reafirma como una gran moto de las que han vendido más de 125.000 unidades. Una moto para todo con la que disfrutar en cualquier escenario.

Y si ahora quieres conocer de primera mano las opiniones sobre la Yamaha MT-07 con Garret Gerloff, sólo has de clicar aquí.

Etapas de la ruta

Durante dos jornadas tratamos de buscar rutas con cientos de curvas y diferentes pisos, es decir tanto en buen estado y con grip, como otros más parcheados. No nos olvidamos de hacer algo de autovía (inevitablemente…), pero lo cierto es que no fue este nuestro escenario favorito.

Dia 1

(Barcelona-Viella)

-Barcelona

-Vic

-Ribes de Fresser

-Puigcerdà

-Pas de la Casa

-Sort

-Viella

TOTAL: 384 km

 

 

 

Dia 2

(Viella-Barcelona)

-Viella

-Tremp

-Camarasa

-Montgai

-Tarrega

-Igualada

-Barcelona

TOTAL: 292 km

Detalles Yamaha MT-07

Ficha técnica Yamaha MT-07

Motor tipo: 2 cil en línea, 4T, LC DOHC 8V
Diámetro x carrera: 80 x 68,6 mm
Cilindrada: 689 c.c.
Potencia máxima: 73 CV a 8.750 rpm
Par motor máximo: 67 Nm a 6.500 rpm
Alimentación: Inyección electrónica
Emisiones de CO2: 98 gr/km
Cambio: 6 velocidades
Embrague: Multidisco en baño de aceite
Transmisión secundaria: Cadena de retenes
Tipo chasis: Tubular de acero
Geometría de dirección: 24,5º y 90 mm
Basculante: Doble brazo en acero
Suspensión delantera: Horquilla invertida 41/130 mm
Suspensión posterior: Monoamortiguador 130 mm ajustable en precarga de hidráulico
Freno delantero: Doble disco 298 mm pinza de 4 pistones con ABS
Freno trasero: Disco 245 mm pinza doble pistón con ABS
Neumáticos: 120/70-ZR17” y 180/55-ZR17”
Largo total: 2.085 mm
Altura máxima: 1.105 mm
Anchura máxima: 780 mm
Distancia ejes: 1.400 mm
Altura asiento: 805 mm
Depósito: 14 litros
Consumo medio: 5,2 litros
Autonomía teórica: 255 km
Garantía oficial: 2 años
Importador: Yamaha Motor España
Contacto: 935776000
Web: www.yamaha-motor.eu/es

Equipamiento de serie:

Instrumentación digital LCD
Reloj horario
Odómetro parcial doble
Temperatura del refrigerante
Indicador temperatura ambiente
Nivel de gasolina
Warning
Indicador de velocidad insertada
Avisador de régimen máximo
Faro led
Embrague antirrebote
Asientos separados
Regulación maneta embrague
Regulación maneta freno
Estriberas pasajero con goma
Asas para pasajero
Hueco para antirrobo
ABS

 

1 comentario en «Prueba Yamaha MT-07: Moto para todo»

  1. La verdad es que me ha encantado el artículo que ha escrito este señor y como lo ha hecho. Espero poder disfrutar de más artículos como éste en el futuro. Muchas gracias por el deleite.

    Responder

Deja un comentario