Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro: La mejor Multistrada

Publicado

el

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro
Fotografías de: Ducati

Tres años después de la aparición de la primera versión probamos la nueva Ducati Multistrada 1260 Enduro con muchas novedades y mejoras que consiguen un superior comportamiento en todos los escenarios. Llega la mejor Multistrada de la historia.

En Ducati dieron un importante paso adelante cuando hace tres años decidieron que su Multistrada debería de tener una faceta más off-road para estar en línea con la cada día más exigente competencia de las grandes trail.

Fue aquella una decisión en cierto modo arriesgada, porque resultaba complicado asociar la imagen de la Multistrada a recorridos fuera de la carretera. Los italianos quieren seducir a usuarios de otras marcas, con los de la eterna GS de BMW a la cabeza.

Consideran que los ducatistas son mayoría entre los consumidores de la Multi y, por tanto, para aumentar sus ventas necesitan conquistar el corazón (y la cartera) de nuevos clientes que lleguen desde otras marcas con un producto atractivo.

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro_3

Parece que inevitablemente relacionamos a Ducati con el asfalto, la competición, Superbike, MotoGP. Y es lógico que así sea, puesto que no hace falta recordar la experiencia y palmarés de la marca italiana en on road.

Pese a esa idea generalizada de que Ducati solo se declina por el asfalto, conviene recordar que con una Cagiva Elefant equipada con un motor Ducati –cuando esta era propiedad de los hermanos Castiglioni–, Edi Orioli ganó dos ediciones del Dakar (1990 y 1994). No es la primera vez que tomo esta referencia y no voy a extenderme más sobre aquellos tiempos en que las mastodónticas Elefant de Cagiva fueron las reinas de África.

Pero sí que creo que es importante volver a recordar que, pese a que la Elefant no tuvo continuidad, los italianos saben de lo que hablan si se refieren a grandes trail preparadas para dejar la carretera y mancharse de polvo y barro. Esto es lo que hicimos en la Toscana. Mancharnos de polvo y barro entre árboles y viñedos con neumáticos Pirelli Scorpion Rally (sin cámara).

Disfrutar de la experiencia de conducir una moto de 158 CV de potencia con neumáticos de tacos. Y también de una versión Touring con maletas, y Scorpion Trail II, con la que a uno solo se le ocurre largarse a dar la vuelta al mundo…

La nueva Multistrada Enduro equipa ahora la versión del motor Testastretta de distribución variable. Eso significa que monta un motor con más músculo en medios y un tacto más agradable. Un propulsor camaleónico que se adapta muy bien a esta nueva versión.

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro_14

Recordemos que el DVT es un sistema por el que el cruce de los dos árboles de levas modifica el tiempo entre las válvulas de admisión y escape. En el motor DVT, la cilindrada de 1.262 c.c. se logra conservando el mismo diámetro de 106 mm, pero aumentando la carrera del pistón, que pasa de 67,9 mm a 71,5 mm.

Incorpora nuevas bielas, cigüeñal y cilindros, para alcanzar una potencia de 158 CV a 9.500 rpm con un par máximo de 13 kgm a 7.500 rpm.

Durante la presentación nos mostraron unas gráficas sorprendentes en las que se reflejaba que el 85% de par máximo está disponible a 3.500 rpm. Y comparado con la versión anterior, el par aumenta un 17% a 5.500 rpm.

El sistema de escape se ha revisado y se aprecian nuevos colectores y silenciadores, así como la toma de admisión. El cambio tipo quickshift actúa tanto subiendo como sacando marchas y la tapa del alternador incorpora el sensor del cambio.

La Multistrada más dinámica

Además de la incorporación del DVT que delatan las nuevas tapas de las correas, también hay novedades en la parte ciclo. Pequeños pero a su vez grandes cambios que hacen de la Multi una moto más fácil de conducir si nos metemos por pistas con su rueda delantera de 19”.

Es más corta entre ejes y el avance aumenta ligeramente, además de que el basculante es ahora más ligero. El asiento es 10 mm más bajo y, por tanto, se queda en 860 mm, además de que hay una opción de 840 mm y otra de 880 mm.

Al bajarse la altura de asiento y recortarse el recorrido de las suspensiones, pues pasa de 200 mm a 185 mm en ambos trenes, la Multistrada, una moto que impone por su voluminosidad, es ahora más fácil de mover en parado y maniobrar. Esta rebaja en la altura de las suspensiones afecta en su comportamiento dinámico, puesto que el centro de gravedad esta más bajo.

Además me dio la sensación de ser una moto más cómoda y accesible a la hora de subir y bajar, de girar en medio de un camino o empujar. También la posición del manillar es más acertada, ya que se ha modificado la torreta y ahora esta 10 mm más baja pero conserva la anchura.

La altura de las estriberas, concretamente las gomas antivibraciones, se ha modificado de forma que se ganan 10 mm.

Buenas sensaciones

La sensación que transmite esta versión Enduro con respecto a la versión anterior es de que ahora es una moto más compacta, homogénea, manejable y estable.

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro_7

Da la impresión de que las suspensiones electrónicas Sachs (semiactivas) trabajan de forma más equilibrada. Conservando sus cuatro modos de conducción, la plataforma inercial (IMU) de Bosch de 6 ejes se ha optimizado. Controla y gestiona el ABS con asistencia en curva, las luces auxiliares (Cornering Ligths, DCL), el Wheelie Control y el control de tracción de 8 niveles, que es fácilmente regulable con opción a desconectarlo por completo.

En nuestra toma de contacto tuvimos la oportunidad de disfrutar de una ruta off-road, además de los obstáculos de la DRE Ducati Riding Experience que la marca tiene en Nipozzano, sobre una versión con neumáticos de tacos (Trail Scorpion Rally), montados en las nuevas llantas de aluminio sin cámara, que dicen que son 2 kg más ligeras.

Al principio de la ruta salí con el modo por el que la potencia se limita a 100 CV. Pude apreciar que la Multi es ahora más manejable y el motor muy dulce y suave. Me sentí cómodo, pero me faltaba algo de potencia y de respuesta, por lo que puse los chips en orden para poder disponer de los 158 CV.

Prácticamente responde desde apenas las 2.000 rpm y hasta las 9.500 rpm es elástico y contundente al mismo tiempo. Se nota que el par motor ha aumentado a bajas vueltas y esto facilita la gestión del motor.

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro_5

También ajusté la suspensión trasera endureciéndola un poco, y la verdad es que me encontré muy a gusto. Con el modo Enduro en ningún momento desconecté el control de tracción totalmente y siempre lo dejé al nivel mínimo. Al respecto, entre los colegas de profesión no nos acabamos de poner de acuerdo.

A mí me pareció la mejor opción porque en función de como abras el puño de gas, es decir, de forma más o menos violenta, te permite derrapar ligeramente pero sin perder el control. Otros opinaron que era demasiado intrusivo. Yo no. Para gustos… ¡colores!

Siendo una moto voluminosa y con 258 kg de peso, ha ganado manejabilidad gracias al reglaje de las suspensiones y a sus cotas revisadas, que en pistas es superdivertida, noble en reacciones y controlable gracias a la precisión de la conexión entre el puño del acelerador y la respuesta del motor.

El cambio, con una primera corta para los tramos más endureros, es ahora más preciso, y os aseguro que resulta muy excitante empalmar marchas sin cortar el puño de gas levantando una nube de polvo y disfrutando del músculo de la mejor versión del motor bicilíndrico italiano.

Por la tarde me cambié de botas para una ruta por asfalto y probé la versión con neumáticos Pirelli Scorpion Trail II. Conserva la llanta de 19” y personalmente me compensan sus reacciones, con respecto a las 17”, si tenemos en cuenta que en off-road la de 19” transmite más confianza.

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro_1

Sin duda ninguna, esta nueva 1260 es una gran moto con la que hacer turismo. Su nivel de confort es digno de una GT, el paquete de electrónica funciona y tiene detalles que marcan la diferencia, como la pantalla regulable en orden de marcha o el cuadro de instrumentos.

No falta el Vehicle Hold Control para facilitarnos la salida en pendiente, lo que se agradece, una vez te acostumbras, si vas con pasajero y con mucha carga, y también monta cruiser control.

La verdad es que toda esta sopa de letras es fácil de interpretar a través del menú y unos pulsadores cómodos. La pantalla TFT es un lujo y poner la Multi a tu gusto y necesidades es realmente sencillo.

Pero la verdad es que no es una moto al alcance de todos los bolsillos. Tan cierto como que su nivel de equipamiento es de los más completos. La versión en color rojo cuesta 21.980 € y la Sand (arena), 22.090 €. Tampoco faltan diferentes packs de personalización:

Touring Pack: puños calefactables, maletas de aluminio Touratech y bolsa manillar. Esta es la versión que pudimos probar en Italia. Cuesta 24.113 euros en color rojo, y 24.313 la versión Sand.

Sport Pack: escape Termignoni homologado, cubierta de bomba de agua en negro, tapas de depósitos de líquido de freno delantero y depósito de líquido de embrague en aluminio pulido.

Urban Pack: top case de aluminio Touratech, bolsa sobredepósito con Tank Lock y toma USB.

Enduro Pack: luces suplementarias de led, barras protectoras del motor, protectores en ambos radiadores, tapa de piñón de ataque, protector de disco trasero.

Ficha técnica Ducati Multistrada 1260 Enduro

Prueba Ducati Multistrada 1260 Enduro_2

Motor tipo 2 cil. en V a 90º 4T LC DOHC Desmo Testastretta DVT 16V.
Diámetro x carrera 106,0 x 71,5 mm x 2.
Potencia máxima 158 CV (116 kW) a 9.500 rpm.
Par máximo 128 Nm (13,0 kgm) a 7.500 rpm.
Compresión 13,0:1
Alimentación Inyección electrónica Bosch con cuerpos elípticos equivalentes a 56 mm
con ride by wire.
Arranque Motor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceite con sistema antirrebote, accionamiento hidráulico.
Caja de cambios De 6 relaciones con shifter DQS up&down
Transmisión secundaria Por cadena de retenes.
Geometría dirección 25° y 112 mm de avance.
Tipo chasis Multitubular en acero de tipo Trellis con anclaje de basculante en aluminio.
Basculante Doble brazo en aluminio.
Suspensión delantera Horquilla invertida con barras de 48/185 mm con sistema EVO Ducati Skyhook Suspension, multiajustable electrónicamente.
Suspensión posterior Amortiguador directo al basculante con ajuste electrónico EVO DSS, 185 mm.
Freno delantero 2 discos de 320 mm, bomba Brembo radial, pinzas Brembo M4.32 radiales de 4 pistones, Cornering ABS configurable.
Freno trasero 1 disco 265 mm, pinza Brembo de 2 pistones.
Largo total N.d.
Altura máxima N.d.
Distancia entre ejes 1.592 mm
Altura asiento 860 mm (opcional: 880/840 mm con asientos alto o bajo)
Anchura máxima N.d.
Peso en orden de marcha 254 kg con dep. lleno, 231,5 kg en seco.
Depósito gasolina 30 litros
Precio matriculada 21.980 euros (rojo) / 22.090 euros (Sand)
Garantía oficial 2 años (hasta 4 opcionalmente)
Importador Ducati Ibérica/Desmotrón, S.L.

Destacado

Prueba KTM 790 Duke L (A2): Con toda la artillería

Publicado

el

Prueba KTM 790 Duke L A2
Fotografías de: Santi Díaz

¿Para qué estrenarte en el segmento del A2 con una moto modesta y de cilindrada intermedia si puedes hacerlo con una pata negra? Es el caso de esta KTM 790 Duke L A2 que probamos hoy. Un cañonazo de modelo que conserva todas las bondades de la versión estándar, pero con 47 CV para cumplir con el máximo permitido por la categoría.

Tomar el modelo base y cambiar lo mínimo e indispensable para adaptarlo al segmento intermedio del A2. Esto es lo que han hecho exactamente los de KTM.

Muchos de los usuarios que se sacan esta licencia lo hacen con la intención de optar al todopoderoso carnet A, que da acceso a todo lo habido y por haber con dos ruedas. Eso sí, no hay que pasar por alto el largo “impasse” de dos años, un motivo de peso a la hora de decantarte por un modelo u otro.

Prueba KTM 790 Duke L A2_4

100% carácter austríaco

A menudo pensamos que el A2 es sinónimo de algo descafeinado, pero no siempre es así. Un ejemplo lo tenemos en esta versión de la 790 Duke, que es igual a la versión estándar –menos en la potencia, claro–.

Es atrevida, canalla, provocativa y brutal en marcha. En la parte más divertida de la conducción, en curvas, apenas notarás la diferencia, perceptible solo en algún tramo recto y rápido o bien en las aceleraciones más bruscas y desafiantes. La posición lo dice todo.

Las motos de tipo naked suelen tener una posición de conducción bastante erguida, sin cargar peso en las muñecas. Pero en esta 790, las estriberas están montadas bastante altas y atrasadas, por lo que el cuerpo se te queda como en una salida de motocross, cuando comprimes la horquilla para dejarla amorrada.

Con el cuerpo hacia delante, en modo ataque, nos ponemos en marcha. Enseguida notas el tacto suave del embrague que, si lo deseas, puedes utilizar solo en la salida, como pasa a veces en competición.

Tienes a tu disposición un maravilloso quickshifter, tanto para subir como para bajar velocidades. Aprovecha la efectividad (en cuanto a potencia y par) que te proporciona el cambio sin tener que cortar, la faena que te ahorra y la concentración que ganas. Incluso en las reducciones, donde pasará a actuar el embrague antirrebote. Confía en él porque, aunque apures bastante, no te va a pegar las sacudidas o coletazos típicos de las frenadas al límite.

Keep calm & vete a hacer curvas

Eso. Busca una carretera de curvas decentes y disfruta. Aprovecha toda la electrónica que tienes disponible –y que está a la última– y pégate un homenaje.

Prueba KTM 790 Duke L A2_7

Elige el modo de conducción que más te convenga según tu nivel, situación de la carretera o lo que te apetezca. Del mismo modo que la versión sin limitar, tienes cuatro modos disponibles: Track, Rain, Street y Sport, un buen catálogo con el que seguro que encuentras el punto óptimo.

Si echas la vista atrás, te das cuenta de que antes todo era más sencillo. Te ibas a dar una vuelta sin tener que tocar ningún parámetro. Pero, oye… bendita complicación. Pasa algo parecido cuando vas a un restaurante y puedes elegir entre 200 platos. Estresa un poco al principio, pero seguro que acabas comiendo exactamente lo que te pide el cuerpo.

Y con la 790 pasa lo mismo. Es la mejor dotada en cuanto a electrónica y la más sofisticada de la categoría. En KTM saben aprovechar muy bien estos avances y trasladarlos a todos y cada uno de sus modelos, independientemente de la cilindrada.

Volvamos al momento curva. Una vez en carretera, podrás poner todos tus sentidos en la conducción. Las rectas se convertirán en un mero trámite, ya que entre curva y curva hallarás tu terreno favorito. Es muy precisa, aguanta en la trayectoria como si fuese un coche de scalextric.

El chasis multitubular y las suspensiones hacen su trabajo de manera impecable. Monta unas WP que trabajan correctamente y que contribuyen a la firmeza y aplomo en marcha. La verdad es que la parte ciclo es tremenda y pocas pueden competir con ella.

Prueba KTM 790 Duke L A2_5

La potencia capada aquí no se nota tanto y queda compensada por su ligereza (169 kg) y, sobre todo, por el buen comportamiento dinámico, donde marca la diferencia.

Puedes sacar partido también de muchas otras cuestiones que no podemos pasar por alto: el Cornering ABS, el antiwheelie –para los que os flipéis más enroscando el gas al acelerar–, el control de salida, el control de tracción y el freno motor, que se puede ajustar.

Y no todo son curvas. Los días de pruebas dan para probarla en diversos entornos, como la ciudad y el bullicio, que es el pan de cada día para muchos. Lo único que puede echar de menos respecto a otros modelos urbanitas es la capacidad de carga porque, dinámicamente, no tiene nada que envidiar.

Encaja perfectamente en el medio porque es estrecha, ligera y con un ángulo de giro considerable. Y además puedes regular su comportamiento y hacerla lo más dulce y suave posible gracias a los modos de conducción.

En cambio, si te metes en autopistas y autovías, ya sabes que la aerodinámica te va a penalizar porque lo que es motor da para estrujarla mucho más de lo que el cuello y las cervicales permiten.

De 95 a 47 CV

El rendimiento del propulsor es la única diferencia que vas a notar entre la versión estándar y la L. Se mantiene la configuración bicilíndrica en paralelo que estrenó la 790 el año pasado, pero se pierden 10 CV por el camino. Pasa de los 105 CV a tener 95 CV de base.

A partir de aquí, se añade un kit que la limita hasta los 47 CV, que es la frontera de potencia establecida para la licencia intermedia. Si después de dos años de espera haces los deberes y te sacas el A, la puedes deslimitar y volver a los 95 CV.

Los 10 CV de menos son una pérdida mínima y prácticamente imperceptible en la práctica, ya que en condiciones normales va más que sobrada. Son pocas las ocasiones en que vas a tener la oportunidad de exprimir todo su potencial. Tal vez en circuito, pero poco más…

Además, a la hora de acelerar, vas a seguir notando ese patadón de par motor típico de las bicilíndricas. Si me acabase de sacar el A2, creo que esta sería una buena opción. Compensa sobradamente el hecho de poder disfrutar de todo el poder de la Duke 790 durante el obligatorio período de transición, e incluso quedarte en los 47 CV si no tienes pretensiones más allá de la licencia intermedia.

Prueba KTM 790 Duke L A2_6

Alumna aventajada

La KTM 790 Duke L (A2) entra por la puerta grande del A2, con uno de los modelos más competitivos que podemos encontrar en el segmento. Ya veremos si consigue la victoria o no pero, de momento, ha conseguido clasificar en la primera línea de la sesión de clasificación y no le ha hecho falta ni pasar por la Q1.

No hay espacio que se le resista a KTM, y también ha querido cubrir este hueco en el mercado. A las competidoras de la licencia intermedia se le tienen que sumar la que ya tiene por naturaleza la versión sin limitar. No podemos descartar las de cilindradas y prestaciones similares porque prácticamente está a la par y porque, cuando le quitas el kit, recupera prácticamente todo el power inicial.

Sigue teniendo estilo propio y luciendo la estética deportiva y de línea afiladas de KTM. El envoltorio es el mismo, así que ya sabes que puedes elegir entre la mítica naranja y la versión más discreta con predominio de gris y negro. La actitud y la apariencia son inconfundibles. Si no lo dices, nadie sabrá que llevas la de 47 CV…

Seguir leyendo

Pruebas

Prueba Honda CBR650R 2019: entre la F y la RR

Publicado

el

Prueba Honda CBR650R 2019
Fotografías de Honda

Recuperando el antiguo concepto de las CBR600F, el de las verdaderas deportivas que son al tiempo utilizables a diario, hemos podido probar la nueva CBR650R, y podemos decir que cumple con todo lo que promete.

La CBR650R tiene lo mejor de dos mundos: el aspecto y el equipamiento de las Supersport, con su nervio y deportividad para cuando se tiene ganas de guerra, pero dispone asimismo de un carácter amable y una polivalencia de la que carecen motos diseñadas con la competición como único fin real.

Prueba Honda CBR650R 2019_4

Y es que, cuando te acercas a ella, te das cuenta de que se parece sorprendentemente a la CBR1000RR Fireblade, la Superbike de Honda.  De hecho, se parecen tanto que es fácil pensar que la “pequeña” es la versión SSP de la SBK, así que uno esperaría unos semimanillares bajos y bastante cerrados, unas estriberas altas y retrasadas, un sillín alto, duro y estrecho, y unas suspensiones pétreas.

Y la verdad es que nada de ello es cierto: la posición de conducción es más cargada que la de la CB650R que probamos antes, está claro, pero en ningún caso encontramos una moto incómoda o demasiado rígida.

Su motor es el mismo que en la CB-R, si bien la admisión incluye aquí un sistema de entrada forzada de aire que consigue dar un poco más de empuje en medios, y una estirada con mayor brío, pese a que las cifras oficiales de potencia y par sean exactamente las mismas.

Prueba Honda CBR650R 2019_3

Pero el motor transmite mayores sensaciones, en parte por cómo resuena la admisión, y en parte por cómo se comporta ese conjunto. Además, pese a ser una moto que no molestará en absoluto al vecindario, sí que consigue excitar a su conductor a base de recurrir a un pequeño truco que también vemos en la nueva CB650R.

La salida del silenciador de escape, ubicado bajo el motor como en las anteriores CB650F y CBR650F, ha visto su boca inclinada unos 35º hacia arriba, además de contar con 3 mm más de diámetro. Con ello se consigue que quien se pone a los mandos disfrute de sensaciones puras, a la antigua usanza, mientras que se continúa respetando al vecindario y a las cada vez más exigentes normativas de emisiones.

A rueda de Steve Plater

Completamos con ella un recorrido de unos 120 km con curvas de todo tipo, a rueda de todo un crack del TT de Man como Steve Plater, quien nos efectuaba las funciones de guía por las carreteras almerienses a lomos de una Fireblade.

Prueba Honda CBR650R 2019_1

Dejando de lado que es quien es, que sabe lo que sabe (nos llevó, según dijo bromeando, como si sacase a pasear a su madre un domingo), y que trazaba sin tocar el freno salvo en los semáforos por unas carreteras que tenía ya más que memorizadas tras una semana rodando a diario en ellas, la parte ciclo de la CBR650R nos dejó intentar copiar sus líneas mientras enlazaba eses (bendita parte ciclo, especialmente en cuanto a unos frenos de lo más dosificable del mercado).

También el aplomo de su chasis y suspensiones nos dejaron seguir sus líneas incluso en las curvas más rápidas, y a unos ritmos que esperarías de una CBR600RR.

Prueba Honda CBR650R 2019_5

Pero no de una amable CBR650R, la heredera del espíritu de las CBR600F que nos enamoró a miles de usuarios desde finales de los 80 y hasta hace poco más de una década.

Independientemente de si tienes el A2 (hay disponible una versión limitada mediante toberas con mayor restricción y centralita con otra electrónica), o de si tu permiso es un A y aún eres de los que se emociona cuando ve en una moto matriculada un carenado y unas líneas deportivas, esta CBR650R es una seria opción, probablemente la más utilizable de las deportivas que quedan hoy en el mercado.

Por cierto, llegará a los concesionarios a finales de febrero a un precio de 9.100 euros, en colores rojo brillante o negro mate.

Seguir leyendo

Pruebas

Prueba Honda CB650R 2019: Con cafeína

Publicado

el

Prueba Honda CB650R 2019
Fotografías de Honda

La nueva naked media de Honda cuenta con mucho más aliciente que el de su estética bautizada como Neo Sports Café: supera por mucho a su predecesora en equipamiento, acabados y, sobre todo, en comportamiento. Y, además, a un mejor precio…

Acabamos de probar la nueva CB650R en las carreteras almerienses, la nueva representante de Honda en una categoría en la que la competencia es feroz, la de las naked de cilindrada media aptas para ser limitadas de cara al A2.

Prueba Honda CB650R 2019_9

Y es que la representante de la firma hasta el pasado año, la CB650F, estaba un escalón por debajo en cuanto a equipamiento frente a algunos modelos de la competencia, cuando no por encima en precio, lo que la dejaba un tanto en tierra de nadie.

El caso es que es más fácil dejar constancia de qué mantiene esta R de la antigua F, que no en nombrar los cambios a los que se ha sometido.

Se trata de una moto completamente nueva, en la que solo el motor sobrevive, y sometido a unas notables modificaciones que le aportan bastante más finura, mejor entrega en bajos y medios, más alegría arriba, y un extraordinario comportamiento del cambio.

Prueba Honda CB650R 2019_1

Con un techo de giro situado 1.000 rpm más arriba, y un 5% de potencia extra, las cifras finales llegan a 70 kW (95 CV) a 12.000 rpm, y 64 Nm a 8.500, pero el carácter de ambos modelos es muy distinto: el nuevo sistema de admisión, la programación electrónica y el conjunto de escape de la nueva consiguen que la respuesta sea rotunda desde los primeros compases, y que sientas una mayor alegría a partir de las 7.500 rpm.

También encontramos claras mejoras en el cambio, con un embrague antirrebote de accionamiento extraordinariamente suave, y con un shifter opcional (menos de 220 euros, por cierto) que funciona solamente a la hora de subir marchas, pero de un modo muy rápido y preciso.

Prueba Honda CB650R 2019_11

Por supuesto, no falta el control de par desconectable mediante el pulsador de la piña izquierda, que si bien no es regulable, no nos pareció intrusivo en absoluto, como tampoco lo es el ABS: excelente.

CB650R, una moto muy completa

Pero si las prestaciones y el tacto del motor son buenas, los verdaderos cambios, estilo estético aparte, vienen de la parte ciclo.

El chasis es nuevo, y si bien tiene una estructura muy similar al de la anterior CB-F, mantiene una nueva geometría y un menor peso: 1,9 kg menos (buena parte de los seis kg menos de la nueva R).

En materia de suspensiones y frenos, el salto adelante ha sido notable, al contar ahora con una horquilla invertida Showa SFF con barras de 41 mm, en lugar de la invertida anterior. Los discos de freno delanteros, ahora de tipo flotante, son mordidos por unas pinzas Nissin de cuatro pistones y anclaje radial, que se mostraron tan poderosas en conducción deportiva como dosificables a baja velocidad y sobre mal asfalto.

También nos convenció que se hayan instalado en ella los neumáticos que muchos consideramos, en términos absolutos, como los mejores de su segmento, el del sport-turismo polivalente: los Metzeler Roadtec 01.

La instrumentación se integra ahora en una única pantalla TFT, de la que hemos de reconocer que nos pareció más pequeña de lo deseable, y todos los mandos quedan allí donde lo esperas y deseas.

La estética está cuidadísima, y todos los presentes en la puesta de largo del modelo coincidimos en que las fotos no le hacen demasiada justicia: se trata de una moto cuyos volúmenes y estilo solo se aprecian bien en vivo.

El encaje de plásticos, el acabado en color bronce de las tapas de motor, la iluminación led, o los indicadores de frenada de emergencia son otros puntos a favor de una moto cómoda y eficaz, moderna y bien equipada, para un precio de  7.990 euros que la convierten en uno de los productos con mejor ratio precio / prestaciones / acabados del mercado. Además, si estáis interesados preguntad en los concesionarios por la oferta de lanzamiento.

Por supuesto, llega también disponible en versión limitada a 35 kW para el A2, que pudimos probar brevemente y de la que os podemos decir que tiene una de las limitaciones de motor mejor resueltas de las que recordamos.

Vamos, que volvemos de Mojácar, donde Honda situó su base durante unos días, con la sensación de que vuelven a tener un modelo tan potente en este segmento de mercado como lo fueron la gran mayoría de versiones de las Hornet en su momento.

Y eso es mucho decir, así que en buena lógica deberían ponerse rápidamente en puestos de honor de las listas de matriculaciones.

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.035

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: kioscoymas

Los + leídos