Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Yamaha T-Max 530 SX Sport Edition

Publicado

el

Prueba Yamaha T-Max 530 SX Sport Edition
Santi Díaz

El rey de los maxiscooters ofrece una exclusiva versión, con aquellos detalles imprescindibles para que su imagen esté, más que nunca, pareja con su concepto: el de un scooter deportivo, y mucho, que os damos a conocer con esta prueba del Yamaha T-Max 530 SX Sport Edition.

La última generación del popularísimo Yamaha T-Max 530 llegó en nada menos que tres versiones: el T-Max 530 básico; el T-Max 530 SX, el deportivo; y el T-Max 530 DX, el más burgués y equipado de los tres.

Prueba_Yamaha_TMax530_SX_Sport_Edition_5

El T-Max suele ser fruto de customizaciones por parte de sus propietarios más deportivos, y los elementos que suelen cambiarse de manera más frecuente por otros para que le den una imagen más dinámica al Yamaha suelen ser el escape, el portamatrículas, el parabrisas y los retrovisores.

La marca de Iwata ha decidido ofrecer una versión exclusiva con los tres primeros elementos comentados de un estilo más deportivo y personal, y así, ha creado una versión más exclusiva del T-Max SX: el Sport Edition.

Deportivo cómodo

Las tres versiones del nuevo T-Max mejoraron especialmente en comodidad con respecto al modelo anterior, con un asiento más ancho y confortable, unas suspensiones menos duras y ajustables en precarga y, en el caso del DX, una pantalla más elevada.

Para aquellos que piensan que el último T-Max se ha aburguesado en demasía, el Sport Edition regresa al estilo agresivo del pasado modelo, sin renunciar a las mejoras de la versión del último Max.

Estéticamente, no hay duda de que la baja cúpula inspira mayor deportividad que las del SX estándar y, desde luego, la del DX. El soporte de matrícula mini también ayuda a una silueta más sport y, por el lado derecho, el escape Akrapovic ya es definitivo, añadiendo además un rugir más ronco al motor.

Hablando de este, hay que recordar que dispone de dos modos de conducción. El modo S (Sport) es el que ofrece la máxima potencia, 45,9 CV a 6.750 rpm (apto para el A2), mientras que el modo T (Town) se reduce hasta los 38,6 CV a 7.000 rpm. Este último es adecuado para circular por ciudad con mayor suavidad y, especialmente, en días de lluvia.

Del resto, comentar que su cuadro de instrumentos es deportivo y de clara lectura, incluso a pleno sol. Tiene ordenador de a bordo y muestra los consumos medio e instantáneo, la temperatura ambiente o los modos de conducción. Destacable es el nuevo sistema de encendido por llave de proximidad o smart key.

Mediante dos botones insertados en el manillar podremos bloquear o desbloquear la dirección, el encendido o el cofre. Hablando del cofre, en esta última versión este ha aumentado en capacidad. Ahora cabe un casco integral y un semi-jet en el interior.

El sistema smart key también bloquea el caballete central si está extendido, con lo que dificulta mucho el robo. Ojo si no lo bloqueáis y os alejáis de la moto estando conectada, ya que no se desconecta sola, aunque nos alejemos de ella.

Uno de los elementos que más ha cambiado con respecto al T-Max 530 anterior es el asiento, más ancho y cómodo. Incluye dos pulsadores que dan acceso al cofre y al tapón del depósito de gasolina. Para aquellos que no tengan las piernas largas, la mayor anchura del asiento dificultará un poco las maniobras en parado.

Por otro lado, el soporte de ambos pulsadores, insertado en el inicio del asiento, me molestaba un poco, dado que tengo la costumbre de conducir muy adelantado, pero esto no tiene por qué ser así para el resto de los usuarios del T-Max.

El T-Max 530 tiene un tacto de motor-variador-transmisión único, diríamos que perfecto. La sensibilidad es magnífica, incluso con el nuevo acelerador electrónico YCC-T, y si en ciudad optamos por el modo T, la circulación entre el tráfico es muy precisa, incluso a muy baja velocidad.

Como en todos los maxiscooters, el T-Max no es el scooter ideal para moverse entre el denso tráfico en horas punta. Es voluminoso y su peso, aunque ha descendido nada menos que 9 kg respecto al modelo anterior (con 213 kg, es el más ligero de su categoría), no es una pluma en ciudad.

A cambio, los retrovisores son fácilmente abatibles y podremos sortear los coches en los atascos de hora punta. El excelente tacto a baja velocidad, más aún si optamos por el modo T, hará del T-Max Sport Edition un urbanita mucho mejor de lo esperado a priori.

Es de agradecer el control de tracción en días de lluvia o al cruzar los pasos de peatones: dando gas sobre alguna de sus rayas blancas entra en acción y puede salvarnos más de una caída. Escogí una carretera de montaña, no muy lejos de Barcelona, para probar las aptitudes deportivas del T-Max Sport Edition.

Prueba_Yamaha_TMax530_SX_Sport_Edition_7

De entrada, es un gusto dar gas y oír roncar (controladamente) su escape Akrapovic; luego, el tacto del variador y la transmisión, que empujan mientras el motor sube de vueltas rápidamente; después frenas y decides exactamente dónde quieres meterlo de la curva.

El bajo centro de gravedad hace que haya poco trasvase de pesos al frenar. Por cierto, los frenos son muy potentes y permiten una buena dosificación para lograr frenadas muy progresivas.

En curvas rápidas hay un aplomo digno de moto y puedes inclinar hasta oír rozar el caballete por el suelo sin que pase nada. Si el asfalto es resbaladizo, el tener ABS y control de tracción aportará tranquilidad.

Las suspensiones tienen muy buen tacto y transmiten bien lo que pasa en el asfalto. Sí es cierto que no tiene el recorrido de las de una moto, pero funcionan prácticamente como las de una de ellas. El Yamaha T-Max 530 SX Sport Edition da sin duda ese plus que los seguidores deportivos de este megascooter estaban demandando.

1 Comentario

1 Comentario

  1. Josep. Bellmunt

    16/09/2018 at 10:19 pm

    Una. Gran. Maquina. Dona. Seguretat y. Confianza…..

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.041

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos