Prueba del Super Soco CPx, un ruedas altas eléctrico interesante
Connect with us
Publicidad

Scooters

Prueba del Super Soco CPx, un ruedas altas eléctrico interesante

Publicado

el

PRUEBA DEL SUPER SOCO CPX

Aquí tenéis la prueba del Super Soco CPx, un scooter eléctrico que va a dar mucho que hablar.

La nueva criatura de la conocida marca china Super Soco es un scooter eléctrico ruedas altas -de 16 y 14″-, que a primera vista te atrae por su estética y sus acabados.

El anclaje del manillar de tubo y la pantalla derivabrisas, los soportes de las estriberas del pasajero, el basculante monobrazo con llanta trasera de fundición con cuatro tornillos de fácil extracción, el tapizado y acolchado del asiento, los plásticos y los acabados en general, son de nota.

Y su diseño es atractivo y diferente; estamos ante otro scooter de calidad, como nos tiene acostumbrados Super Soco.

Se mueve gracias a un motor eléctrico ubicado en el cubo de la rueda trasera, que se alimenta con una batería extraíble alojada bajo el asiento. Opcionalmente se puede comprar con dos baterías, lo que aumenta su autonomía.

La posición de conducción del Super Soco CPx es prácticamente perfecta

En el puesto de mando destaca un manillar de tubo bastante ancho,  una instrumentación por pantalla LCD monocroma, básica, pero legible y funcional, y una pequeña pantalla derivabrisas muy útil y bien realizada.

No tiene gadgets caros ni Bluetooth, aunque sí tiene geolocalización por SIM y app -que guarda recorridos, historial de mantenimiento y puedes consultar el estado de la batería y hacer un chequeo de sistemas-.

Además, tiene alarma con mando a distancia (bloquea el motor eléctrico y suena una bocina si lo manipulan) y el scooter lo puedes arrancar y desbloquear sin insertar la llave -si no tienes bloqueada la dirección-.

Ergonómicamente es correcto, con un ancho manillar de tubo, un asiento muy ancho y cómodo -situado bajo- y una plataforma plana espaciosa, aunque quizás el asiento está demasiado bajo respecto a la plataforma -ligeramente-.

Dispone de tres modos de potencia: Modo 1, el ecológico, Modo 2, el normal, y Modo 3, “full power”. La aceleración es la misma en los tres modos y solo cambia la velocidad máxima, 45 km/h en el 1, 65 km/h en el 2 y 90 km/h en el 3.

Para recargarlo puedes sacar la batería (dos si la compras con una segunda batería) o enchufar el scooter por la toma que tiene en la parte baja frontal del asiento (con el cargador). En el enchufe de casa en cuatro horas ya está listo.

Para arrancar activas el scooter por el mando -o con la llave-, quitas el caballete lateral y ya puedes dar gas y arrancar. Silencio total y suavidad desde el primer toque del puño de gas. Realmente es super silencioso, no hace nada de ruido.

El Super Soco CPx sorprende por su elevado nivel de acabados

Solo a menos de 5 km/h notarás el motor eléctrico y, dependiendo de la situación, notarás un pequeño tirón si cierras y abres el gas de golpe. La aceleración al salir de los semáforos es normalita y se echa en falta algo más de brío.

En el Modo 3 en nuestra prueba del Super Soco CPX comprobamos que alcanza los 90 km/h, lo cual es perfecto por si tienes que realizar algún corto desplazamiento al extrarradio, aunque habrá que vigilar la autonomía.

PRUEBA DEL SUPER SOCO CPX

En ciudad se mueve muy fácilmente, da gusto circular, aparcar o pasar entre coches, y haces pie sin problema, y gracias a su buena ergonomía y comodidad puedes pasar horas sobre él sin cansarte. Por cierto, también dispone de marcha atrás, activándola con el pulsador de la piña derecha “R”.

En nuestro recorrido habitual notamos que el arranque en una calle cuesta arriba es lento, y aunque en subida mantiene una velocidad de 45 km/h sin problema, sería deseable algo más de brío en este punto.

En cuanto a las suspensiones son cómodas y correctas, con un buen compromiso entre estabilidad y comodidad, y la frenada combinada es intachable, potente y dosificable en ciudad o carretera.

Puede comprarse con una única batería extraíble, o bien con el pack completo de dos baterías

Cuando la batería alcanza el 20% de carga el indicador comienza a parpadear, que en nuestro caso ocurrió cuando llevábamos recorridos unos 35 km. A partir de este momento la aceleración es menor, aunque se mantiene la velocidad máxima de cada modo.

Pero cuando la batería llega al 10% todo cambia, ya que la aceleración se reduce muchísimo, a nivel de patinete.

Con el 90% de la batería nosotros logramos realizar 47 km -siempre en el Modo 3-, con una circulación eminentemente urbana, con un tramo de curvas, algo de rondas urbanas y un pequeño tramo de autovía de 5 km, como mucho.

PRUEBA DEL SUPER SOCO CPX

En la prueba del Super Soco CPx comprobamos que funciona en total silencio y es capaz de llegar a los 90 km/h

Ello significa que con el modelo de dos baterías se puede llegar sin problemas a una autonomía de 100 km, una cifra muy buena para un scooter urbano.

Este Super Soco CPx es realmente un buen hallazgo, cómodo, atractivo, silencioso, correctamente equipado, con buenos acabados y con un atractivo precio (antes de ayudas) de 3.995 euros (5.195 euros con dos baterías) y que, además, se puede financiar con el 2 Ways Plan en 35 cuotas más cuota final.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2062

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos