PUBLICIDAD Billboard

Prueba Cake Ösa+, multiuso eléctrica de lujo, tan rara como práctica

Hoy os ofrecemos una moto inclasificable y que encaja en muchos segmentos, y es que en la prueba de la Cake Ösa+ hemos notado que sirve para muchas cosas, para ir al trabajo, para hacer recados, para usarla el fin de semana en tu pueblo, para caminos de tierra o asfalto, vamos, una auténtica navaja sueca de lujo.

Parado en un semáforo, circulando por ciudad, aparcando, cualquier momento es bueno para que alguien se acerque y te pregunte “¿qué moto es esa?”. Incluso circulando por la autovía los coches que te adelantan reducen un momento su velocidad para ver qué diantres es eso tan pequeño y que va a cien por hora…

Así es la Cake Ösa+, sorprendente, curiosa, diferente. No en vano ha obtenido varios premios al diseño, un Red Dot, y el German Design Awards, porque, además, está plagada de buenas ideas y todos los componentes son de extrema calidad.

PUBLICIDAD Content_1

Como en la Cake Kalk los componentes, llantas, bujes, tijas, manetas, estribos y demás son exclusivos de la marca para sus motos, lo que significa calidad, exclusividad y elevado precio. Y es que hasta sus minúsculos intermitentes led son secuenciales.

Foto de la Cake Osa+ en acción
La Cake Ösa+ es una moto equivalente a una 125 c.c. de gasolina.

Su diseño con todo a la vista, sin tapas ni plástico, con un chasis de viga central superior rectangular, con cuna inferior desdoblada, le permite una simplicidad y pragmatismo brutal.

Su asiento -y el resto de sus accesorios- se unen al chasis gracias a una abrazadera metálica de aluminio mecanizado -de impecable acabado-, lo que le permite una gran flexibilidad de montaje de cualquier invento que se nos ocurra. Eso sí, es rara, rara…

PUBLICIDAD Content_2

En la prueba de la Cake Ösa+ ya apreciamos su calidad, su diseño, sus cualidades y su multifuncionalidad

Gracias a ello es una minimoto/scooter que permite múltiples configuraciones, para adaptarla mejor a su cometido de moto de delivery, de mensajería pura y dura, o para cargar con lo que sea. De entrada, es monoplaza y su asiento puede ajustarse en distancia al manillar simplemente aflojando la abrazadera.

Si quieres un segundo asiento lo venden aparte, y va también sujeto con una abrazadera. Puedes añadirle una cesta de transporte trasera grande o pequeña, una cesta delantera -la viga del chasis se extiende más allá del faro, una bolsa textil de transporte, unos “ganchos” para transportar una caña de pescar, etc.

Hasta el faro -full led- está enganchado a la moto con una abrazadera, por lo que puede desmontarse en un segundo y usarse de foco improvisado -el cable es en espiral, tipo teléfono fijo- para iluminar lo que quieras en un radio de más de un metro.

PUBLICIDAD Content_3
Foto de la Cake Osa+
En realidad es una moto puzzle, ya que es multiconfigurable a tu gusto.

Y hay más porque su batería extraíble también puede usarse como punto de carga móvil: tiene asas y dos puntos de toma de corriente, dos tomas USB de 5V y una de 12V. Es realmente una utility bike de diseño, práctica y sin compromisos.

La calidad de fabricación, su diseño, sus prestaciones y su pragmatismo, sus mejores cualidades

En este caso la función ha definido su forma, su aspecto externo. Es minimalista, práctica, sin elementos superfluos. Gracias a ello es súper ligera, muy ligera y manejable, lo que unido a las llantas de radios de 14” y su ancho manillar de aluminio la hacen muy fácil de llevar.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Y como instrumentación tiene una pequeña pantalla LCD con tres pulsadores en el lado derecho, el de arranque -y selección de datos-, y dos pulsadores para seleccionar el modo de potencia y la retención del freno motor regenerativo. Tiene 3 modos de potencia y dos modos de retención de motor.

PUBLICIDAD Content_4

En el Modo 1 se comporta como un ciclomotor (45 km/h), en el Modo 2 acelera mejor y tiene una punta de 70 km/h, y el Modo 3, el más divertido, acelera aún más y tiene una sorprendente punta de ¡100 km/h! Pero vamos a ver cómo va…

Foto de detalle de la Cake Osa+
El motor va anclado al chasis y la transmisión es por correa dentada.

Tras la recarga en el enchufe doméstico del garaje -que duró unas 4 horas-, llega la hora de la prueba. Para arrancarla el ritual es, nuevamente, particular de esta moto. Primero hay que activar la batería con el botón que incorpora la misma batería en su parte derecha.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Al hacerlo en la misma batería se iluminan los 4 leds blancos que indican el nivel de carga -también tendremos nivel de batería en la instrumentación, aunque no están coordinados-.

Es muy práctica pero no tiene ninguna guantera cerrada para guardar objetos

Tras ello ponemos en ON el interruptor de la piña derecha, luego pulsamos el botón de arranque en la instrumentación, e insertamos el PIN -los tres pulsadores de la instrumentación son el “teclado numérico” convertidos en 1, 2 y 3 -con los que crearemos nuestra clave-. Tras ello ya podemos iniciar la marcha.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Gracias a que tiene transmisión final por correa dentada y el motor montado en el chasis, concéntrico al eje del basculante, es muy silenciosa y no tiene inercias. De hecho, el peso se concentra muy bajo -por el motor y la batería montados muy cerca del suelo lo que ayuda a su manejabilidad.

El gas es directo, sin titubeos ni toses, la posición es cómoda -pese a mi 1,80 m de estatura- y todo rezuma calidad. El manillar quizás es un pelín ancho para ciudad y te condiciona ligeramente para pasar entre coches, pero su reducido radio de giro y bajo peso la hacen una delicia en los atascos.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10
Foto de detalle de la Cake Osa+
La instrumentación es una sencilla pantalla LCD.

Por cierto, la utilizamos en el Modo 2 con el freno regenerativo a tope, el 2 en este caso, como solemos hacer -tenemos más freno motor y más recarga-, lo que significa una velocidad punta de unos 70 km/h y una aceleración a la par con una 125 c.c., más que suficiente.

En ciudad es una maravilla realmente, muy práctica, aunque se echa en falta un caballete lateral -solo lleva uno central con unos puntos de apoyo enormes, pensado para resistir una tonelada-. En parado la puedes arrastrar con una mano si es necesario… Es un juguete.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Es tan práctica y accesible que es apta para absolutamente todos los públicos

Un detalle: cuando te detienes en un semáforo, por ejemplo, cada dos segundos emite un sonido para indicar que está activada, un seguro anti accidentes, para avisar de no dar gas a fondo en parado si no se quiere arrancar…

En Modo 2 acelera como una 125 c.c. y en total silencio, y cuando paras haces pie muy fácilmente. Por cierto, prepárate a ser observado y preguntado en cada parada que realices… Así es de diferente la Cake Ösa…

La frenada combinada es potente -en las manetas se nota la conexión; cuando aprietas una se nota en la otra-, la suspensión es algo dura y los neumáticos de marca desconocida que monta de serie son para lluvia y condiciones difíciles (viene de Suecia), aunque funcionan correctamente.

Foto de detalle de la Cake Osa+
La batería es fácilmente extraíble y puede servir como fuente de energía portátil gracias a sus dos puertos USB.

En nuestro recorrido habitual las calles empinadas no son un problema -si vas en el Modo 2 o 3; en el Modo 1 le cuesta-, los atascos son su medio natural, y hasta puedes pasar -de puntillas- por un tramo de autovía sin sonrojos -llega a 100 km/h en el Modo 3- aunque su reducida autonomía no lo aconseja.

Su ingeniería permite múltiples configuraciones con solo añadir el accesorio que necesitas

En nuestra prueba, en un recorrido eminentemente urbano, circulando en Modo 2, con calles en subida, tráfico lento y normal, y con una pequeña incursión en autovía a 100 km/h -en el Modo 3- durante 5 km, la autonomía lograda fue de 41 km, nada mal y cercano a lo declarado.

Como pequeñas pegas hay que mencionar que el caballete central toca muy fácilmente en las inclinaciones, la pantalla LCD no se lee bien con sol directo, no hay reloj horario ni indicador de autonomía restante en quilómetros y que no hay ninguna guantera.

Otro curioso detalle es que cuando el indicador de batería en la instrumentación está a cero y parpadeando, en el indicador de la batería aún marca un led -de los cuatro que lleva-, así que todavía puedes hacer unos kilómetros en reserva.

Eso sí, es diferente, única, puro diseño, es muy práctica, fácil de llevar, ligera y con las abrazaderas de aluminio puedes hacerte cualquier invento -dentro de la legalidad-. Y hay muchas versiones de este modelo, desde un ciclomotor hasta la equivalente a 125 c.c. -la que hemos probado-, con diferentes precios y configuraciones, y que puedes escoger en su web.

El único downside de la Ösa+ es su exclusividad, su precio, y es que 10.500 euros son muchos euros para un bolsillo normal. Por el resto es una auténtica navaja… ¡sueca!

Foto de detalle de la Cake Osa+
El faro se desinstala de la moto en dos segundos -solo hay que abrir una abrazadera- y puede servir de improvisado foco de mano.

Solo+ Solo-

Solo+

Es muy divertida, ágil, pesa poquísimo, si tienes una caída no sufrirá apenas daños, la batería es también un centro de recarga portátil, el faro puede usarse como linterna, se le pueden acoplar múltiples cajas o transportines. Su diseño es inteligente.

Solo-

Para poder transportar alguna cosa hay que instalar una cesta delantera o una caja. No hay reloj horario, ni indicador de autonomía restante, ni caballete lateral. La suspensión es dura. Su precio es elevado.

 

Ficha Técnica

Motor tipo:Eléctrico brushless anclado al chasis
Potencia máxima:10 kW (13,6 CV)
Par motor máximo:42 Nm
Batería:Extraíble de iones de litio de 2,6 kWh (1,5 kWh opcional)
Carga de la batería:4 horas en enchufe doméstico (teórico)
Transmisión secundaria:Por correa dentada
Tipo chasis:Monoviga central con cuna desdoblada de aluminio
Geometría de dirección:N.d. y 87,4 mm
Basculante:Doble brazo de aluminio
Suspensión delantera:Horquilla invertida sin ajustes, 120 mm
Suspensión posterior:Monoamortigudor sin bieletas, 260 mm
Freno delantero:Disco lobulado de 220 mm pinza convencional 2 pistones
Freno trasero:Disco lobulado de 220 mm, pinza de 2 pistones
Neumáticos:4.00 x 14” y 4.00 x 14”
Largo total:N.d.
Altura máxima:N.d.
Anchura máxima:780 mm
Distancia ejes:1.340 mm
Altura asiento:800 mm
Peso:89 kg
Autonomía teórica:54 km
Garantía oficial:2 años
Importador:Cake
Contacto:627255021
Web:ridecake.com
Precio:10.500 euros

 

 

 

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario