Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Benelli Leoncino Trail: corazón de león

Publicado

el

Prueba Benelli Leoncino Trail
Fotos: Santi Díaz

Esta variante de la Benelli Leoncino 500 ha resultado ser una agradable sorpresa, una moto lista para tus primeras aventuras dentro y fuera del asfalto. Llega con un óptimo equilibrio entre estética peculiar, comportamiento refinado, prestaciones y facilidad de pilotaje. Un modelo muy completo que deberías conocer si estrenas el A2.

Hace apenas un año estuvimos en Rímini, Italia, probando por vez primera la Benelli Leoncino 500. Fue una grata sorpresa, una scrambler asfáltica construida partiendo del motor bicilíndrico de 500 c.c. que había estrenado un año antes la TRK 502, la maxitrail del A2 de la marca originaria de Pesaro.

Se trata de un modelo que va sorprendentemente bien, con un tacto muy fino y un comportamiento muy noble y predecible, pero la verdad es que se le echaba en falta una estética un poco más rústica, por llamarlo de algún modo que no suene en absoluto peyorativo, para que gustase a los amantes de las motos que, probablemente, no tocarán nunca el campo, pero que parezca desde el primer vistazo que son capaces de adentrarse en él.

Porque, no nos engañemos: un poco más de recorrido de suspensiones, unas llantas de radios en lugar de las de aleación y unos neumáticos más camperos (con rueda delantera de 19” de diámetro) bastan para que esta Benelli Leoncino pueda adquirir el apellido Trail y ser más pintona. ¿También es más polivalente? Veámoslo sobre la marcha, que el movimiento se demuestra andando.

Benelli Leoncino Trail, nueva a medias

En realidad, la Trail es una versión de la Leoncino que ya habíamos visto en los salones cuando se presentó la normal, si bien ha llegado a los concesionarios unos cuantos meses después de la primera. Tal y como dijimos en la presentación de Rímini, la Benelli TRK 502 ha supuesto un éxito comercial enorme desde que empezó a comercializarse, especialmente en Italia (aunque a Benelli Spain no le está yendo nada mal con ella).

Si su pequeño-gran corazón puede mover con cierta soltura su conjunto, mucho más voluminoso y pesado (máxime si hablamos de unidades dotadas con maletas y defensas, como se ven muchas), está claro que irá sobrado para dar alegría a las Leoncino.

El motor deriva del de la 301, pero fue diseñado desde el primer momento para ser modular y poder crecer en cilindrada sin comprometer su fiabilidad. Es decir, que en realidad es al revés: el de la pequeña naked es un 500 con menor cilindrada.

El motor bicilíndrico de 500 c.c. que se estrenó con la TRK vuelve a sorprendernos por su buen carácter y rendimiento.

Aún frío, tiene un tacto que nos ha gustado a todos quienes hemos podido probarlo, ya que suena muy regular, vibra poquísimo y logra aportar una respuesta muy lineal. Además, cuenta con un cambio muy bien escalonado que permite aceleraciones muy dignas, de modo que esta es una buena opción para quien se plantee quedarse en el A2 y no aspire a conseguir el A para pilotar motos de mayor potencia.

Decíamos que suena fino, y aquí debemos recalcar la grata sorpresa que supone escucharlo cuando vas a sus mandos. El sonido que emite no recuerda para nada al de un bicilíndrico, ni en V ni en línea, y es más ronco y fino, más parecido (salvando las distancias) al de un tricilíndrico con escape poco tapado, pero sin ser estridente. La verdad es que es un sonido que podríamos calificar de bello, pese a que esto es subjetividad pura.

Ergonomía revisada para la Benelli Leoncino Trail

La posición de conducción cambia ligeramente respecto de la Leoncino normal, porque el manillar está ubicado un poco más arriba y, al tener un poco más de recorrido de suspensiones, te sientas un pelo más alto.

Pese a que no podamos considerarla como una verdadera moto de tipo trail, sí que se trata de una scrambler muy pintona y bien acabada. Un poco de lujo en la categoría A2 siempre viene bien…

Pero la verdad es que el cambio es muy sutil y solo los usuarios más bajitos podrán preferir la versión asfáltica a esta Trail por este motivo. Es una moto con la que los dos pies llegan bien al suelo y que da mucha confianza al hacer maniobras en parado, tanto encima de ella como llevándola a pie. Y este aspecto es vital para los usuarios que comienzan a moverse con motos de cierto empaque.

El asiento es muy cómodo, el manillar cae en las manos allí donde lo esperas (puede acercarse o alejarse con facilidad, para acabar de rematarlo) y cuenta con ajuste de altura de los pedales, de modo que cualquiera puede adaptar esos mandos a su morfología. Un punto por revisar es que la maneta de freno sea regulable, pero que cuente con cuatro posiciones a cuál más lejana, de modo que las manos pequeñas no se llevarán demasiado bien con su bomba de freno. Por lo demás, los retrovisores son visibles; los mandos, correctos… Todo es agradable en ella.

El manillar incluye marcas para su ajuste, algo no muy habitual fuera del off road puro.

Una trail con suspensiones firmes

Los 125 y 118 mm de recorrido de suspensiones de la normal se amplían aquí hasta 135 y 145 (delante y detrás en cada caso). ¿Es mucha diferencia? Bien, es lo suficiente como para elevar el cárter un poco del suelo, de modo que protegemos los bajos del motor de los posibles golpes.

Si sumamos a eso el mayor diámetro de la rueda delantera, pensaremos que la trail es claramente más campera, pero tanto la horquilla como el amortiguador son muy firmes como para eso.

La verdad es que lo que mejora mucho, estética aparte, es la capacidad de pelear frente a los obstáculos del día a día en forma de asfaltos rotos, tapas de alcantarilla, baches o bordillos. Si tuviera que escoger entre ambas versiones para mi día a día, optaría sin duda por la trail por su punto extra de robustez y polivalencia.

En el campo has de tener en cuenta la dureza de sus suspensiones, pero podrás realizar excursiones sin problemas.

¿Que quieres probar con alguna pista? Podrás hacerlo, descuida, pero no te envalentones, solo eso. El ABS es desconectable para poder hacerlo sin miedo (el interruptor está camuflado en el soporte del retrovisor izquierdo) y los Metzeler Tourance que lleva pueden con todo montados en motos más grandes y pesadas, así que aquí van sobrados.

Las pinzas radiales de cuatro pistones de la normal se cambian por unas axiales de dos que, la verdad, van sobradas para el día a día de esta Leoncino Trail: las otras nos parecen incluso excesivas. Aquí hay buen tacto y potencia suficiente y la única pega es lo comentado en cuanto a posición de la maneta.

Benelli Leoncino Trail, con un buen fin

Pues eso, que pese a que es una moto compacta y bastante ligera, el chasis va sobrado y la dirección, gracias a la rueda delantera de mayor diámetro, muestra mucho aplomo una vez que la metes en curva. Es un modelo que da mucha confianza y con la que tendrás sonrisas al conducirla, y no solo al contemplar su estética plagada de buenos detallitos y con un remate mucho más que digno.

Por cierto, que la fiabilidad de esta Leoncino Trail va a quedar más que probada gracias a la iniciativa “Kilómetros solidarios” que ha puesto en marcha Benelli en nuestro país: todos los kilómetros que los medios y profesionales del mundo de las dos ruedas acumulemos con esta misma unidad que hemos podido probar, la que tiene como matrícula 0886 KPJ, cuentan para efectuar donativos a la fundación Niños contra el Cáncer.

Hasta los 30.000 km acumulados en su marcador, se donará 1 € por cada 10 km recorridos y 2 € por cada 10 km de más, hasta diciembre de 2019. Si quieres seguir la acción, podrás hacerlo entrando en spaziobenelli.com.

La vista trasera es muy personal, y eso pese a que se trata de una moto muy escueta y compacta.

Ambas suspensiones son regulables: la horquilla en freno hidráulico de extensión y la trasera en precarga de muelle, con un accesible pomo manual y extensión mediante tornillo.

La cúpula, opcional, queda perfectamente integrada en la estética de la Leoncino y los anclajes están muy bien rematados. Muy recomendable.

El emblema del león sobre el guardabarros delantero es un detalle de lo más pintón.

El soporte de matrícula es el mismo que el de la Leoncino estándar: flotante y anclada por el costado izquierdo. No nos parece la solución más práctica, pero la estética manda en este caso.

Opinión de la Benelli Leoncino Trail

A favor: Carácter del motor / Sonido / Estética y acabados / Comportamiento equilibrado
En contra: Suspensiones duras / Manetas muy alejadas de los puños

Ficha técnica de la Benelli Leoncino Trail

Motor tipo: 2 cil en línea transversal 4T LC DOHC 8V.
Diámetro x carrera: 69,0 x 66,8 mm x 2.
Cilindrada: 499,6 c.c.
Potencia máxima: 47,6 CV (35 kW) a 8.500 rpm.
Par máximo: 45 Nm (4,6 kgm) a 11.500 rpm.
Compresión: 11,5:1.
Alimentación: Inyección electrónica Delphi MT-05 con cuerpos de 37 mm.
Arranque: Motor eléctrico.
Embrague: Multidisco en baño de aceite, accionamiento por cable.
Caja cambios: De 6 relaciones.
Transmisión secundaria: Por cadena de retenes.
Geometría dirección: N.d.
Tipo chasis: Multitubular en acero al CrMo de sección redonda.
Basculante: Multitubular en acero.
Suspensión delantera: Horquilla invertida con barras de 50/135 mm con ajuste de extensión de hidráulico.
Suspensión posterior: Amortiguador directo al basculante con ajuste de precarga mediante pomo y extensión, 145 mm de recorrido en rueda.
Freno delantero: 2 discos de 320 mm, bomba axial, pinzas axiales de 2 pistones, ABS desconectable.
Freno trasero: 1 disco 260 mm, pinza de 1 pistón.
Neumáticos: 110/80 x 19 y 150/70 x 17.
Largo total: 2.100 mm.
Altura máxima: 1.160 mm.
Distancia entre ejes: 1.450 mm.
Altura asiento: 815 mm.
Anchura máxima: 800 mm (sin retrovisores).
Peso en orden de marcha: 180 kg con dep. lleno, 170 kg en seco.
Depósito de gasolina: 15 litros.
Precio matriculada: 5.999 euros.
Garantía oficial: 3 años.
Importador: Benelli España.
Teléfono: 902 557 237.

 

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.039

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos