PUBLICIDAD

Proyecto Suzuki turbo: Continúa el desarrollo

Parece que el proyecto de una moto turbo por parte de Suzuki no ha caído en el olvido. Numerosas patentes aparecidas parecen confirmar que una próxima naked bicilíndrica turboalimentada podría seguir adelante. ¿Cuándo vería la luz? Eso sigue siendo una incógnita…

A la hora de abordar nuevos proyectos e innovaciones, Suzuki no es precisamente de las firmas más rápidas en llevarlos acabo. Y es que parece que la tónica habitual en los últimos tiempos suele ser la de tomarse las cosas con mucha calma. De ahí que el número de novedades por año no alcance las astronómicas cifras de algunas de sus rivales más directas.

La noticia de un motor bicilíndrico en paralelo turboalimentado no es para nada nueva, ya en 2015 se pudo ver, en el Salón del Automóvil de Tokio, un prototipo del modelo que, por aquel entonces, servía como banco de investigación y desarrollo. A partir de ahí, la firma de Hamamatsu ha solicitado un gran número de patentes relacionadas con este proyecto y, con otro gemelo, pero con un motor atmosférico.

El tamaño importa

Aunque no hay, ni mucho menos noticias de un lanzamiento inminente, por lo que se puede ver en esos documentos, el proyecto Suzuki Turbo parece estar bastante avanzado. Ya que incluso parecen haberse solucionado algunos de los problemas relacionados con la evacuación del calor en la zona de escape. Para lo que los técnicos japoneses han diseñado un circuito de refrigeración por líquido y un intercambiador que ayuda a disipar el calor acumulado por el aceite.

Otras soluciones técnicas del proyecto Suzuki Turbo aplicadas serían un sistema que evita la formación de burbujas de aire en el lubricante y el accionamiento de los dos ejes de equilibrado disponibles directamente desde el cigüeñal, lo que supondría una considerable reducción de las dimensiones totales del motor.

Proyecto Suzuki turbo

Y es que a juzgar por los diseños, el nuevo propulsor tiene un aspecto muy compacto, incluso si sumamos el turbocompresor. A lo que ayudan soluciones técnicas muy originales, como la de integrar el intercooler en la caja de filtro, que le confieren un volumen no muy superior al de su gemelo atmosférico.

Eso sí, lo verdaderamente sorprendente es la potencia que se le presupone, ya que según los rumores esta podría situarse sobre los 130 CV. Lo que no estaría nada mal para tratarse de una naked de categoría media, ya que el modelo sobre el que parecen estar realizadas estas patentes recuerda al de una nueva versión de la SV 650, con su correspondiente chasis multitubular de acero y con el motor como elemento portante.

Deja un comentario