Probamos la nueva Suzuki GSX-R 1000 R en Phillip Island
Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

Probamos la nueva Suzuki GSX-R 1000 R en Phillip Island

Publicado

el

De la nueva Suzuki GSX-R 1000 R se decían cosas muy buenas, pero esto quedaba pendiente de ser confirmado hasta que la pudiéramos probar bien… y lo hemos hecho.

A pesar de las 25 horas de viaje y de un desfase horario de 10h, que nos han dejado en condiciones bastante deplorables, nos moríamos de ganas de volver al circuito más bonito del mundo y probar la nueva ‘Gixxer’.

Hay que decir que se trata de una moto nueva de arriba abajo, mucho más pequeña y compacta que la anterior, con un nuevo chasis, suspensiones Showa del más alto nivel -SHOWA BFF (Balance Free Front) y SHOWA BFRC Lite (Balance Free Rear Cushion), ajustables en alta y baja velocidad-, mejores frenos, un motor muy potente (202 CV) y desde luego, toda la electrónica del momento (Control de tracción, Launch Control, ABS Racing, IMU, etc). Otra de las grandes novedades de la versión 2017 es la distribución variable.

Con cinco sesiones por delante, la lluvia que ha caído durante toda la noche y madrugada han intentado aguarnos la fiesta, pero hemos podido exprimir a fondo la Suzuki en el rapidísimo y exigente trazado australiano.

En la primera tanda hemos salido con los ‘settings’ de serie, que hacen a la GSX-R previsible en sus reacciones, aunque en las dos frenadas fuertes del trazado hacían que la rueda trasera se levantase y también que la dirección se menease al abrir gas y hundirse un poco de atrás.

Con ajustes de circuito la cosa ha mejorado en precisión. La Suzuki sorprende por su magnífica agilidad y manejabilidad. Es tremendamente fácil de mover y de introducir en curva, y luego, dentro de ella, mantiene la estabilidad.

Otra cosa que sorprende con respecto al modelo anterior es su elevada potencia y cómo la entrega. Los 202 CV están presentes, y el empuje es fenomenal. Por suerte, la electrónica funciona y aunque saliendo fuerte de los ángulos la rueda trasera se quiere escapar, el control de tracción hacen que derrape solo lo imprescindible. Interesante también el cambio con quickshifter up&down, que permite subir y bajar marchas sin tocar embrague ni cortar gas. Nos ha gustado el ABS que incorpora, que no es nada intrusivo y que al mismo tiempo actúa como ‘anti-lifting’ de la rueda trasera.

Si queréis saberlo todo sobre la nueva Suzuki GSX-R 1000 R y lo que opina de ella el genial Kevin Schwantz, que nos ha acompañado en todo momento, podréis leer la prueba completa en los próximos Solo Moto 30 y Solo Moto Sport&Young.

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos