Probamos la KTM 990 R Adventure equipada con componentes Power Parts
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Probamos la KTM 990 R Adventure equipada con componentes Power Parts

Publicado

el

Desde que KTM comenzó a comercializar la primera Adventure 990 en 2006 hasta la nueva versión 2013 que ya hemos conocimos en Colonia hay un largo camino recorrido.

Los austríacos desdoblan la oferta de su Adventure con una versión estándar y otra R, con las suspensiones más altas y un carácter más off-road que el de la versión, digamos, normal. Y con la base de ésta, lo cierto es que la que hoy os mostramos podría ser la versión GT o SuperAdventure, puesto que la hemos equipado con una larga serie de componentes Power Parts que la convierten en una trail/aventura muy completa. Es una tercera alternativa con una misma y reconocida base mecánica.

Con una superior capacidad de carga y mejor protección, la Adventure en esta versión especial es ideal para devorar largas distancias en busca de nuevas experiencias, para las que la Adventure con Power Parts está muy bien preparada.

Con su motor bicilíndrico de 110 CV que se entregan de forma muy progresiva, un chasis muy noble y unas suspensiones con un nivel por encima del que suelen montar las grandes trail, esta versión se beneficia de las últimas mejoras, que afectan especialmente en su respuesta con el primer contacto del puño de gas, ahora más suave, y que se aprecia a la salida de las curvas lentas de cualquier carretera revirada. Recordemos que la última renovación de este modelo -antes de que aparezca la versión 2013- aportó un cigüeñal forjado de una sola pieza y modificado que reduce las vibraciones, culatas rediseñadas, pistones más ligeros (395 g) y 8 CV más de potencia. Además, se mejoró la refrigeración y monta un nuevo árbol de levas menos cruzado y agresivo.

Tiene buenos detalles como la guantera estanca con cierre que se ha situado entre los dos depósitos de combustible y sigue faltando un indicador de nivel de combustible, algo que sí veremos el próximo año en la 2013. El caballete central es un poco incómodo de colocar, pero resulta muy apropiado para el espíritu aventurero de esta versión especial.

Equipamiento
La imagen de esta Adventure es la de una moto aventurera 100 %. Destaca la cúpula Touring, que ofrece una buena protección, y, por supuesto, las maletas laterales. La cúpula se agradece especialmente en las largas distancias, puesto que su protección a la altura del casco es muy superior a la que se equipa de serie. Las generosas maletas laterales, fabricadas en un material plástico muy resistente -también se ofrecen en aluminio-, son muy prácticas tanto para colocar sobre los soportes como al abrirlas y cerrarlas, operación que se realiza a través de una llave común para las maletas y para el baúl. Su capacidad es de 32 litros y son estancas al agua.

El baúl tiene una capacidad superior (42 litros) y se le puede añadir un cómodo respaldo para el pasajero, que, además, dispone de unas asas laterales, con lo que viajará en primera clase. Un detalle agradecido es el pomo para regular la precarga de muelle, algo muy recomendable cuando viajamos con pasajero y las maletas cargadas para un largo viaje. El asiento de esta versión tan especial es de gel y de sólo 20 mm de espesor. Más confortable que el original, especialmente en las largas distancias, permite a la Adventure tener una altura de asiento muy razonable, de modo que con una talla media se llega al suelo con facilidad. Es un detalle importante especialmente a la hora de maniobrar cargados a tope…

Los puños calefactables son otro detalle interesante ahora que empiezan a bajar las temperaturas. Son regulables en cuatro niveles a través de un pulsador situado a la izquierda del manillar.

Vieja conocida
Al margen de este generoso equipamiento de Power Parts, la Adventure es una trail conocida que, a diferencia de otras motos de este estilo, monta unas suspensiones de buen nivel y un chasis muy compacto que, junto a la generosidad y progresividad de su bicilíndrico, la hacen relativamente fácil de controlar con el puño de gas electrónico y su milimétrica precisión. Gracias a la configuración del motor, la estrechez del conjunto es otra de sus destacadas características, lo que la hace muy manejable. Pero también es una moto apta para los grandes viajes y para simultanear el asfalto y las pistas, donde se desenvuelve bastante mejor que el resto de trail de este estilo, a falta de probar las versiones de última generación que ya han presentado BMW, Ducati y la propia KTM. El tacto del embrague es muy bueno, el cambio tiene bastante recorrido y la posición de conducción es confortable y natural.

La información del cuadro de instrumentos es completa, a pesar de que los dígitos son un poco pequeños y, desde luego, se nota a faltar un iniciador de nivel de combustible. A una velocidad de crucero de unos 130 km/h y con el motor girando sobre las 5.000 rpm, la Adventure se puede ir hasta el fin del mundo. El motor se comporta bien a bajas vueltas y con una sorprendente progresividad; entre las 3.000 y las 8.000 vueltas hay una amplia gana de utilización y una gran capacidad de respuesta.

Si eres de aquellos a los que les gusta hacer pistas, la Adventure, a pesar de la potencia del propulsor, es relativamente fácil de conducir: la entrega de potencia suave desde muy abajo permite conducir de forma agradable, controlando con el puño de gas. Para una conducción deportiva, los neumáticos la limitan un poco en off-road, pues no son capaces de trasladar 100 CV de potencia.

Con la gran cantidad de componentes Power Parts disponibles, puedes montarte tu propia Adventure personalizada, como la que hoy hemos probado, y convertirla en una KTM muy especial y mejorada. No te arrepentirás del cambio.

Solo +
Motor progresivo y potente
Suspensiones
Capacidad de carga
Protección

Solo –
Falta indicador nivel de combustible
Sin control de tracción

Cómo va en….
Ciudad
El propulsor se calienta demasiado pronto, con lo que el electroventilador se conecta con frecuencia. Es baja de asiento y, pese a su tamaño, manejable. Se agradece la guantera, y con las maletas laterales de esta versión hay que prestar atención al pasar entre coches…
Carretera
Una moto con personalidad con la que la diversión en carreteras reviradas está asegurada. Ligera y rápida de reacciones. La respuesta del bicilíndrico es brillante y tiene un punto agresivo marca de la casa. Las suspensiones y frenos están a la altura.
Autopista
Su protección con esta pantalla es muy buena. La autonomía a 130 km/h de marcador casi alcanza los 300 km, con un nivel de vibraciones aceptable si no pasas de 5.000 rpm. Las maletas están bien estudiadas y no se aprecian vibraciones

Prueba publicada en el Solo Moto Actual 1899
Si quieres el número puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos