Probamos la Kawasaki KX 250-F 2013, descubre de qué es capaz
Connect with us
Publicidad

Off-Road

Probamos la Kawasaki KX 250-F 2013, descubre de qué es capaz

Publicado

el

Ya es algo habitual que, con la llegada del verano, las marcas saquen a la luz sus nuevos modelos para la siguiente temporada. Kawasaki hizo la presentación de los modelos de cross 2013 en junio, y tres semanas después ya estuvieron disponibles en los concesionarios de nuestro país. Nosotros hemos coqueteado con una de ellas para exprimir al máximo sus sensaciones.

El modelo 250 de 2012 se caracterizaba por tener un motor muy bravío, que transmitía sobre todo mucha fuerza y agresividad en su conducción. Esta vez, los de Akashi se han centrado en trabajar un propulsor igual de potente pero mucho más domable que el de la temporada anterior. Una prueba de ello es el hecho de que el usuario puede contar con tres mapas de encendido diferentes, y que puede, por tanto, cambiar según el tipo de circuito o la propia conducción. Pero antes de narrar cómo funciona este caramelo de menta, veamos sus principales novedades.

Como un puzzle
Para encajar todas las piezas nuevas que incorpora la nueva 250, primeramente se ha trabajado con un nuevo chasis, ahora 4 mm más estrecho, y se ha renovado por completo el diseño del depósito de combustible y el asiento, en el que ha disminuido la sensación de estar más hundido encima del sillín gracias a una ergonomía más estrecha y plana; factor que se agradece, ya que nos permite una conducción más estándar y reducir la flexión de brazos y piernas.

En el apartado de las suspensiones se ha mejorado notablemente la horquilla, que ahora viene con función independiente (SFF) y permite una mayor rigidez en el tren delantero.

Siguiendo con las modificaciones y la parte ciclo, otro apartado mejorado han sido los frenos, con una mejor calibración y eficacia en su uso gracias a una nueva bomba equipada con nuevas pastillas, complementadas con discos lobulados tanto en la parte delantera como en la trasera para garantizar un frenado más momentáneo y nítido. Otros pequeños cambios que han afectado a la parte ciclo son los puños del manillar, ahora más largos y sensibles, mientras que se ha modificado también el guiacadenas, lo que asegura mayor durabilidad en su uso.

Por lo que se refiere a las novedades de este potente propulsor, hay que decir que ha recibido modificaciones en el apartado de la admisión para garantizar una mayor potencia en altas revoluciones. Como hemos podido comprobar en nuestras propias carnes, este motor tiene mucha personalidad y se caracteriza por obtener alta potencia gracias a su doble inyector, sobre todo a medio y alto régimen, subiendo muy rápido de vueltas y mostrando mucho genio en cualquier momento de la acción. Realmente, este propulsor hay que alimentarlo a base de grandes subidas y rectas, porque realiza su trabajo a la perfección.

Tal como comentábamos anteriormente, con la compra de esta unidad se adquieren tres mapas diferentes con conectores DFI, con conexión sencilla para el mismo usuario. En referencia a la tipología de éstos, el blanco sería para una conducción más agresiva, que serviría en circuitos de supercross, el verde para una conducción estándar y el negro para una respuesta más suave y progresiva. Kawasaki España puso a nuestra disposición dichos elementos para comparar su funcionamiento, y la verdad es que la diferencia más destacada reside en la aceleración. De todos modos, no garantiza cambios muy destacados en su comportamiento.

La imagen de esta KXF combina el color negro en el guardabarros trasero, el protector de horquilla y las placas portanúmeros y, cómo no, el verde en el guardabarros delantero, el sillín y en las placas laterales que cubren el radiador.

Puesta en escena
Si tuviéramos que definir esta montura con una sola palabra, ésta podría ser perspicaz. Es decir, capaz de percatarse con facilidad hasta de las cosas más difíciles, como pueden ser las roderas, baches y cualquier tipo de obstáculo que se le presente, facilitando así mucho la labor del propio piloto.

Eso sí, una vez puestos en el circuito, hay que currarse su conducción adecuando en cada momento el uso del cambio de marchas, que fácilmente nos garantizará esta fuerte potencia que la caracteriza. Su bastidor es realmente agradable de pilotar, y os aseguramos que meterse en las roderas más comprometidas es un gustazo gracias a este nuevo chasis, ahora mucho más elástico.

En el apartado de las suspensiones, la nueva horquilla viene con función independiente (SFF), lo que permite una mayor rigidez en un tren delantero cuyo funcionamiento nos gustó mucho, sobre todo en los tramos de más velocidad, como pueden ser las bajadas o llegando a las apuradas de frenadas. Los nuevos componentes de amortiguación están equipados con un mayor tamaño, y tanto acelerando como frenando se muestran muy eficaces, sin mostrar ninguna reacción fuera de control. El amortiguador trasero presenta pocas variaciones, y con unos settings revisados se muestra muy eficaz, quizá también porque la pista en cuestión es muy rápida, sin grandes agujeros; aunque hay que decir que para la ocasión modificamos el tarado porque era un tanto blando, lo que propiciaba algún que otro tope en un par de mesetas del circuito ilerdense.

Con esta inyección de aire fresco, la pequeña de las Kawa va a ser una montura muy a tener en cuenta en las pistas de cross. Por cierto, que sepáis que ya está en vuestro concesionario más cercano. ¿A qué esperáis?

Prueba publicada en la revista Solo Moto OffRoad  nº146
Si quieres el número puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2067

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos