Probamos la Ducati Scrambler Flat Track Pro con Xavi Forés: ¡Derrapar bajo el sol!
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Probamos la Ducati Scrambler Flat Track Pro con Xavi Forés: ¡Derrapar bajo el sol!

Publicado

el

Es curioso cómo pueden llegar a coincidir en el tiempo las carreras de flat track y dirt-track y su estética con el fenómeno, corriente, tendencia o llámale como quieras, de motos inspiradas en el pasado con tecnología de nuestros tiempos. En Ducati nunca les ha gustado hablar de su gama Scrambler como motos vintage a pesar de su innegable origen. Y en cierto modo no les falta razón, puesto que las Scrambler son motos inspiradas en la estética de los años 70, pero tecnológicamente avanzadas.

El modelo que hoy nos ocupa es la denominada Flat Track Pro, que sin ser dinámicamente una auténtica moto de flat track, se inspira en la imagen de estas motos con manillar alto y un tipo derrapando en un óvalo. Y tan cierto es que la Scrambler Flat Track Pro es un placer en carretera abierta, ciudad y tramos interurbanos, como que en manos de tipos como Xavi Forés, nos puede hacer pensar que es una moto diseñada para esta especialidad que nos llega del otro lado del charco.

Xavi es uno de los mejores pilotos privados del Mundial de Superbike y, al igual que otros muchos pilotos de esta categoría, reside en Andorra. En Agramunt tuvimos la suerte de poder hacer una sesión de fotos en el circuito de esta localidad de la provincia de Lleida, famosa en el mundo entero por sus turrones. Bajo un sol de justicia, Xavi dio lo mejor de sí mismo y se tomó la sesión de fotos y pruebas como si de una sesión de entrenamientos se tratara.

“Esta moto para circular por Andorra es perfecta, pues se maneja muy bien por la calle, no pesa, se aparca con facilidad y es muy ágil –me explica–. Te aseguro que no te da ninguna pereza sacarla del garaje para hacer un recado o una escapadita por carretera porque es muy ligera y divertida. Antes tuve una versión Icon y la gran diferencia está en el manillar, que es más alto. También está el tema de los escapes, pues la Icon los lleva estándar; son unos Termignoni con los que tiene un poco más de freno motor, además de que ofrece mejores prestaciones y un sonido más atractivo”.

Diferente
 

Antes de entrar en detalles sobre lo que Xavi nos explica con respecto al comportamiento de esta Flat Track Pro en la pista, daremos un breve repaso a esta versión, que lógicamente comparte el chasis multitubular y motor bicilíndrico de 800 cc de la gama Scrambler, pero que se desmarca estéticamente en algunos detalles que marcan la diferencia.

En primer lugar destaca el depósito de combustible de acero, que recuerda al de la versión original en amarillo. Junto con el asiento especial con las costuras de este color y las llantas de aleación forman con los Pirelli MT 60 RS un conjunto diferente y atractivo de estética neorretro.

El silencioso que asoma por debajo está firmado por Termignoni y le da un aire racing. Las placas laterales, además de la del frontal y el minúsculo guardabarros delantero, refuerzan esta imagen deportiva.

Los detalles marcan la diferencia y no pasan desapercibidos los espejos retrovisores, estriberas o la tapa del depósito del líquido de frenos mecanizados, así como la tapa del piñón de ataque en aluminio o los puños especiales.

“La posición de conducción me gusta, aunque quizás buscaría algo un poco más radical, asiento un poco más plano, pues ahora queda un poco bajita. El manillar está bien y es diferente con respecto a la Icon, que es bastante más alto; este es más plano, en plan flat track”, nos explica Xavi después de una corta toma de contacto antes de atacar más fuerte…

“Yo endurecería las suspensiones, sobre todo la delantera, puesto que al quitar gas por el efecto del freno motor baja demasiado. En cuanto al motor, para rodar en un óvalo le reduciría este efecto freno motor, porque cuando intentas entrar derrapando sin tocar demasiado los frenos, como va tan blanda de suspensiones, no te permite una derrapada constante”.

Xavi ya se ha olvidado de su moto para hacer recados por Andorra y habla en modo flat track, al destacar la polivalencia del bicilíndrico de 75 CV de potencia. “Por lo demás, en general, la moto va bastante bien, sin olvidarnos de jugar con las presiones de los neumáticos, que son más anchos de lo habitual, si lo que quieres es hacer dirt-track. Además les falta taco, pues los de serie son más bajos que los que usamos en dirt-track, en el que los tacos estás más marcados”.

Conducción

Acostumbrado a su auténtica moto de flat track con la que competirá en el próximo Superprestigio, es interesante saber cómo se conduce una Scrambler, que en realidad no es una moto pensada para esta especialidad, aunque sí que se aprovecha su imagen…

“Hay que conducir de forma suave e intentar buscar una posición de conducción cómoda. Tratar de posicionarte para poder marcar el derrape en la entrada de la curva. De todos modos, no tenemos que olvidar que esto es una moto pensada para ir por la calle con estética flat track; para rodar en un óvalo hay que ponerla a punto con unos settings más duros y radicales”.

Tras una larga sesión en la que nos demostró las posibilidades de esta Flat Track Pro y tras sacarse el polvo de encima… “Puedo confirmar las sensaciones que tuve al principio de empezar a rodar, pues es una moto tan blandita que necesitas cogerle el aire. No es tan ligera como una auténtica moto de dirt-track y cuesta hacerla deslizar. Algo que se debe de hacer es desconectar el ABS trasero para que no salte de atrás en la entrada de la curva”.

Tras un largo silencio y beber un poco de agua prosigue… “Por otra parte me ha sorprendido la tracción que tiene a la salida de las curvas. Por ser un 800 y rodar en un óvalo pequeño como este debería de ser más complicado de dosificar y no me lo ha parecido. Acelera bien y he podido hacer unas aperturas del puño de gas muy progresivas. Este es un aspecto que me ha encantado. He podido abrir hasta el 80 % el puño de gas y siempre deslizando de forma controlada, lo que me ha permitido hacer muchos metros”.

“Sí que es verdad que el hecho de montar las suspensiones tan blandas se notan al mínimo bache o si tienes que hacer una corrección en el centro de la curva, pues la moto se mueve y carga el peso delante porque el efecto freno motor hace que la horquilla trabaje demasiado. Todo es cuestión de trabajar”, matiza poco antes de volver a salir a la pista.

La verdad es que desde la barrera se aprecia cómo la rueda trasera salta debido al ABS –por eso lo desconectamos– y el esfuerzo que Xavi tiene que hacer para hacer girar con unos neumáticos que necesitan más dibujo, pero también es cierto que me sorprendió cómo se puede llevar al límite una moto que no ha sido diseñada específicamente para hacer flat track, sino para entre otras muchas cosas, como pasear, hacer carretera o ir a comprar el pan, disfrutar de su imagen y compartirla tomando una cerveza con los colegas… ¿no?
 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos