Connect with us
Publicidad

Off-Road

Probamos el sistema C-ABS en la Honda XRE 300 brasileña

Publicado

el

Tras muchos años pilotando modelos equipados con C-ABS tanto sobre asfalto como en pistas, siempre me quedaba la sensación de que el ABS sólo era 100 % válido y efectivo en suelos de poca adherencia. En las muchas pruebas realizadas en seco sobre modelos de Honda y BMW, la frenada con un modelo equipado con ABS siempre se alargaba uno o dos metros. En mojado o sobre tierra la frenada con ABS era, en cambio, siempre mucho más efectiva y segura. Pues ahora, una parte de esta experiencia va a cambiar para mejor.

Tras mostrar las primeras imágenes de las nuevas CB 300 R y XRE 300 hace ya unas cuantas semanas, Honda lanzó por sorpresa sus versiones dotadas con el sistema ABS hace escasamente unos días.

En el comunicado de prensa se destacaba que el C-ABS de la XRE 300 era el primer sistema ABS específicamente desarrollado para el off-road. ¡Sorpresa!

Vamos allá

Sí, la CB 300 R con C-ABS equipa una versión, digamos, estándar del sistema de frenado, mientras que el de la XRE es más sofisticado, aunque externamente no lo aparenta –la unidad hidráulica y electrónica añaden 6 kilos de peso-. Y así es porque tanto la centralita de proceso de datos como los sensores envían y procesan más información, para lograr un funcionamiento más homogéneo y veloz y, por ende, efectivo.

Rodando sobre tierra en la pista de pruebas de la marca, la XRE C-ABS pronto muestra sus cualidades: la frenada es modulable, potente, frena de verdad, y la rueda no se clava en absoluto. Además, la maneta es totalmente ajena a las reacciones de la unidad hidráulica de modulación de la presión. Ni se endurece ni pulsa. ¿El ABS perfecto?

Ya sobre la CB 300 R es hora de probar la frenada comparándola con la de la nueva XRE 300, ambas equipadas con C-ABS. La frenada en suelo seco con la CB 300 R es correcta, con ciertas pulsaciones en la maneta muy suaves y con un tacto que se va endureciendo. Hasta aquí lo normal. Sobre la XRE se frena a fondo en las mismas condiciones y, sorprendentemente, la

maneta vuelve a no dar el más mínimo signo de pulsación y, además, no se endurece. Mejor ,sin duda, pero la sorpresa viene al comprobar las distancias de frenado: con la XRE la moto se ha parado un poco antes que con la CBF 300… ¡Algo perfecto!

Este nuevo C-ABS de off-road, desarrollado conjuntamente con la marca Nissin, además de ofrecer un mejor tacto en tierra, infinitamente mejor, también reduce la distancia de frenado de un sistema ABS convencional.

De momento, las CB y XRE 300 sólo están a la venta en Brasil, pero ya se da por hecho que estos modelos vendrán a nuestro país, ya que Honda debe reforzar su gama de iniciación, desaparecida las CB 250 y XLR 125. El precio en Brasil de la CB 300 R con C-ABS sube hasta los 13.990 reales –unos 850 más que la base-, mientras que el de la XRE se queda en 15.390 reales -12.890 la base-. Traducido a euros, la XRE 300 C-ABS costaría unos 5.700 euros.

Con este nuevo C-ABS de off-road, Honda vuelve a dar un gran paso adelante, ya que iguala sobre seco la distancia de frenado conseguida con sistemas de frenos sin ABS, una nueva barrera rota.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos