Primera toma de contacto con una cruiser “made in USA”, Victory Boardwalk
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Primera toma de contacto con una cruiser “made in USA”, Victory Boardwalk

Publicado

el

Integrada dentro de grupo Polaris, las motocicletas Victory van encontrando su espacio en nuestro mercado. Polaris es un gran fabricante de vehículos a motor -motos de nieve, ATV y quads, además de las Victory, que son el 5 % de la marca-: en 2012 tenían 1.600 concesionarios en América del Norte y 5.296 empleados.

El segmento de Victory es el de las motocicletas superiores a 1.400 cc. En 2012 ocupaba la quinta posición tras Harley- Davidson, BMW, Honda y Triumph, lo que supuso un 1,2 % de cuota de mercado. Y la nueva Boardwalk es el último modelo de un producto con auténtico sabor americano. Y si nos referimos a un producto de las barras y estrellas, es inevitable dirigir la mirada a Harley-Davidson. Resulta curioso cómo por una parte en Victory no quiere citar a Harley por una cuestión de modos y respeto, pero por la otra, la comparación con la marca de Milwaukee es inevitable en modelos como esta Boardwalk, ya que se mira en el espejo de la Softail de Luxe, posiblemente el modelo más exitoso de H-D. Aunque frente a la Softail de Luxe, en Victory argumentan, entre otras cosas, un precio más competitivo.

Integrada en la familia Cruiser junto a las Touring y Baggers, completan un total de 15 modelos. Todos ellos montan el mismo propulsor: un impresionante bicilíndrico en V a 50º de 1.731 cc, capaz de rendir 92 CV por debajo de las 5.000 rpm con inyección electrónica y un par motor impresionante. Las Cruiser son las más económicas de la cada día más asentada familia Victory, y esta elegante Boardwalk se une a la High-Ball, Jackpot, Vegas 8 Ball, Judge y Hammer.

Elegante

La Boardwalk estéticamente basa su encanto en la acertada combinación de sus diferentes elementos: desde el enorme guardabarros trasero que cubre por completo la rueda con llantas de radios, hasta el faro triangular cromado de moderno diseño. La espina que recorre sus dos metros y medio, con el acertado color blanco que le otorga un aire aristocrático; el anchísimo manillar tipo Beach, con un asiento completamente integrado; los neumáticos con banda blanca, con un monoamortiguador oculto; los 60 radios cromados, con los enormes discos de freno japoneses…

Y cromo. Mucho cromo en faro, manillar, retrovisores, reloj, escapes, aleteado de los enormes cilindros en V, soportes de los guardabarros… Más contrastes entre el sabor de las motos de otros tiempos con las ventajas de la modernidad: frenos de disco, correa de transmisión en fibra de carbono -se cambia cada 100.000 kilómetros-, frenada Nissin con ABS, suspensiones Kayaba…, es decir, componentes de calidad con estética classic que invitan a largos paseos con el mar de fondo, al igual que hicimos en Mallorca, donde el sonido de los escapes paralelos convivió en armonía con un relajante decorado.

Sentados en la Boardwalk, la sensación de relax es total. El pequeño asiento individual se puede ver acompañado por uno para el pasajero que se monta fácilmente. El manillar tipo Beach es ancho y relajante; las plataformas, más pequeñas que en otros modelos de la casa pero confortables. Y la visión desde los mandos está dominada por un único reloj que informa sobre las funciones vitales, que se intercambian a través de un pulsador en la piña izquierda. Una bonita esfera blanca de corte clásico en combinación con números digitales.

 

El sonido que se despide de los escapes es agradable. Las pistonadas del impresionante motor en V se notan una a una como potentes pulsaciones. La posición de conducción seductora y, al poner la primera, un inevitable sonido (¡clonc!) es el preámbulo a tu pequeña escapada, paseo por Mallorca o viaje a ninguna parte… Los mandos tienen un accionamiento suave que contrasta con el contundente sonido de los escapes cromados, y el tacto del gran (enorme) bicilíndrico es un placer para los sentidos…

La calidad de los componentes de Victory, como es habitual, 
es elevada: Nissin, Kayaba, diodos led…

La Boardwalk es relativamente manejable, incluso para los que no somos consumados expertos en el cromo, en motos de más de 300 kilogramos de peso y llantas de 16”. Y su manejabilidad, con un centro de gravedad muy bajo, es sorprendente, aunque hay que tener presente que las estriberas; perdón, plataformas, pueden rozar con relativa facilidad. Me sorprendió la sensación de confort que transmiten las suspensiones y el monoamortiguador trasero con bieletas, que junto a la horquilla con barras de 43 mm hacen un buen trabajo. Lo mismo se puede decir del conjunto de frenos, aunque el trasero me pareció poco progresivo. La respuesta del enorme bicilíndrico es suave y contundente y su capacidad de recuperación impresiona incluso para quien ha probado motos de todos los estilos…

Se encuentra más cómoda sobre un buen piso, pues en el asfalto parcheado o bacheado la suspensión trasera es un poco seca, pero por otra parte, en carreteras reviradas entra en las curvas con cierta facilidad y, a la salida, a la hora de retorcer el puño de gas, la respuesta del motor es un gustazo. Combina unos bajos de tractor con un agradable recorrido a la hora de subir marchas hasta la sexta velocidad, que supone casi una overdrive. Sobre la Boardwalk se pueden recorrer largas distancias sin la sensación de agotamiento de forma relajada, y con el depósito de combustible de 17,8 litros de capacidad se pueden recorrer casi 300 kilómetros.

Esta Boardwalk es algo diferente. Una experiencia que merece la pena, una cruiser con componentes de calidad y estilo propio, para los amantes de nuevas sensaciones. A tener muy en cuenta que su mantenimiento es muy bajo y en EE.UU. la garantía es de cinco años, algo que se está estudiando aplicar en Europa.

Una moto con el inconfundible sabor americano, combinado con cierto glamour europeo… contrastes. Os enlazamos el site específico que Victory ha desarrollado para este modelo.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2058

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos