Primera toma de contacto con la Aprilia RS4 125
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Primera toma de contacto con la Aprilia RS4 125

Publicado

el

Supongo que no me equivoco demasiado si digo que todos habríamos preferido una RS4 como ésta con motor de dos tiempos, en la línea de las anteriores RS 125 de Aprilia, pero suceden varias cosas.

La anterior RS 125 entregaba 35 CV, por lo que, o la limitabas, o legalmente no podía ser llevada por cualquiera. La de ahora, con 15 CV, entra dentro del segmento de las convalidadas y de los 16 años. Por otro lado, un motor de dos tiempos es mucho más contaminante que uno de cuatro, y las medidas medioambientales aplicadas al sector de las dos ruedas son cada vez más restrictivas, de manera que los motores de láminas están siendo desterrados al mundo de la competición, donde, además, su presencia es cada vez menos visible -en el Campeonato del Mundo de Velocidad, por ejemplo, éste es el segundo año de Moto2, con motores de cuatro tiempos, en lugar de las 250, que eran de dos tiempos; y con 125 pronto pasará exactamente igual.

Así son las cosas y a ellas se ha adaptado Aprilia con la RS4 125.

Racing Sport
Para la marca de Noale, las siglas RS significan mucho más que Racing Sport. Para Aprilia, las RS son una marca dentro la marca, presentes en más de treinta países.

La Aprilia RSV4 Factory, la SBK, es el origen, y de ella deriva la RS4 125. No son motocicletas idénticas, evidentemente, pero la pequeña cuenta con detalles propios de una moto mayor. Tal es el caso de la gestión de la inyección electrónica firmada por la prestigiosa Magneti Marelli, del escape diseñado para equilibrar masas, de la robusta horquilla invertida con barras de 41 mm de diámetro, de la pinza de freno delantera radial de cuatro pistones opuestos y el disco de 300 mm de diámetro, de las llantas de seis palos, etc.

En apariencia, no hay duda, la Aprilia RS4 125 podría pasar por una 600 de última hornada, ligera de fibras y de estética radical.

Radical sólo estéticamente, eso sí, porque subidos encima de esta moto se circula con total naturalidad, sin poses forzadas ni dolores articulares. Los semimanillares no hacen que se nos carguen los antebrazos en conducción por carretera y el amplio asiento permite una total libertad de movimientos en cualquier dirección. Al ser estrecha de depósito, las piernas tampoco circulan abiertas en exceso, y el radio de giro es bastante corto.

En pista
La prueba de la Aprilia RS4 125 transcurrió en el autódromo de Vairano, en un karting de curvas rápidas situado a unos 50 km al sur de Milán. Hay que decir antes de nada que la rodada se realizó con los neumáticos Pirelli Diablo Supercorsa, de excepcional agarre, mientras que estas motos montarán de serie unos Sava MC25 Bogart, con una relación calidad-precio aceptable.

En cuatro tandas de 15 minutos nos dio tiempo a extraer muchas conclusiones. Primero de todo, que la horquilla funciona muy bien en las frenadas fuertes, que mantiene la compostura con más dignidad de la esperada y que, al frenar fuerte, también vemos que la RS4 125 lo hace muy bien, sobrada de tacto y de mordiente. Luego, entre curva y curva, pudimos comprobar que el dinamismo es excepcional, que se mueve con una agilidad pasmosa (su neumático trasero es un 130, y aunque no hay peso oficial, la anterior declaraba tan sólo 124 kg), manteniendo siempre la estabilidad y la trayectoria; pasarse de frenada, por ejemplo, no es ningún problema, porque es muy sencillo dominar la situación y recuperar la trayectoria sin sobresaltos.

Por último, hay que decir que el motor trabaja con una solvencia basada en el hecho de ser de última generación, con refrigeración líquida, 4 válvulas y doble árbol de levas. Corta encendido pasadas las 11.000 rpm y la velocidad máxima marcada en el pequeño ordenador de a bordo del tablier giraba en torno a los 120 km/h. Siempre lleno, teniendo en cuenta las limitaciones de su cilindrada, evidentemente, destaca por ofrecer un medio régimen muy aprovechable y una estirada final nada despreciable.

Aprilia RS4 50
La RS4 125 puede presumir de ser una deportiva en toda regla. Al menos, en esa consideración la tiene Aprilia. No en vano, el fabricante italiano englobado en el gigante Gruppo Piaggio le ha dedicado un pequeño catálogo de accesorios, entre los que destaca el Aprilia Quick Shift, un sistema de cambio asistido, semiautomático, con el que se puede ir engranando velocidades sin necesidad de tocar el embrague. El Quick Shift cuesta 99,00 euros más IVA.

La Aprilia RS4 125 es, a día de hoy, una de las 125 más exquisitas y costosas del mercado –sólo superada por la Cagiva Mito 525, que vale 4.999 euros-. Se comercializa a un precio de 4.137 euros, a cambio de los cuales recibiremos una motocicleta convalidada de unas aptitudes extraordinarias.

Para los que son aún más jóvenes, la marca de Noale también comercializa la Aprilia RS4 50, un ciclomotor con motor de dos tiempos y la misma base que la 125. La 50 estará a la venta a finales de junio, como la RS4 125, y en su caso a un precio de 3.631 euros.

 

Presentación publicada en la revista Solo Moto Actual nº1827

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos