PUBLICIDAD Billboard

Primera edición del Challenger Mistery Pneumatics Perelló en Girona

El pasado 21 de mayo, se celebró por carreteras de Girona la Challenger Mistery Pneumatics Perelló. Este reto se gestó entre varios apasionados del motor. Por una parte, Oscar, de Perelló, Fran y Kike, grandes conocedores de las carreteras y paisajes de Girona, emplearon toda su dedicación en marcar un trazado lo suficientemente atractivo para que los participantes disfrutaran visualmente de lo mejor de las zonas por las transitaba dicho recorrido.

Por otra parte, se encargó al Moto Grup Barcelona la organización del evento. Así que, unos cuantos componentes del Moto Grup, dirigidos por su presidente Kike, trabajaron cerrando las inscripciones, recibiendo a los participantes, atendiendo en los puntos de control y amenizando la fiesta final en las instalaciones de Pneumatics Perelló. 

Challenger_1

PUBLICIDAD Content_1

Challenger Mistery Pneumatics Perelló: el primero de muchos

El objetivo de la organización era hacer que los participantes disfrutarán durante todo el día de la diversión de poder rodar por los paisajes de la ciudad de Girona para que este año no fuese el único de este evento de motor.

Unos días antes, los organizadores y el staff realizaron un reconocimiento del trazado con la misma información que tendrían los participantes. De este modo se pudo comprobar que el trazado era atractivo, de una dificultad que permitía participar a cualquier motorista y que se podía realizar en los tiempos necesarios para llegar a media tarde a la meta. Durante este reconocimiento de pista,  varios de los organizadores perdieron la senda pero pudieron recuperar el buen trazado en poco tiempo.

A medida que avanzaba el día se fueron acostumbrando a las indicaciones que marcaba el roadbook digital. Los participantes pudieron comprobar diferentes adversidades durante la prueba. Perderse y tener que vadear un riachuelo, o encontrarse en un pasto con vacas y sin salida, o tener que parar a unos ciclistas de la zona para que te ayuden fueron algunos de los obstáculos que se encontraron.

PUBLICIDAD Content_2

Challenger_2

El día de la prueba 

Llegó el día de la prueba y allí se dio cita a todos los componentes del staff, contentos y nerviosos. Se transformó el local del taller en un punto de salida, llegada y fiesta final. Además, se instalaron varias carpas, zona Vip, foodtruck, escenario etc….. También se prepararon unas bolsas con algunos detalles para los participantes, camisetas y las bolsas de avituallamiento. 

A medida que llegaban los participantes se les fueron dando las primeras explicaciones y se les acompañaba a la zona de calibración del Rabbit, que es la app que utilizarían los participantes para guiarse y controlar las zonas de regularidad. 

PUBLICIDAD Content_3

El sábado, y tras un buen madrugón, llegaron los últimos participantes y se dio la salida con unos minutos de distancia entre motos. En los puntos de control había miembros del staff preparados para sellar los pasaportes y animando a los participantes. 

Desde la central, una gran pantalla iba controlando de manera remota a cada uno de los participantes y en el caso de verlos parados o perdidos durante un periodo de tiempo razonable, la organización se ponía en contacto con ellos para guiarlos. La idea era que todos disfrutasen y llegasen a la meta habiendo realizado toda la ruta. 

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Challenger_3

PUBLICIDAD Content_4

Un paisaje de ensueño para la Challenger Mistery Pneumatics Perelló

El evento transcurrió por las comarcas del Gironès, Pla de l’Estany, la Garrotxa y el Ripollès. Pasados los primeros kilómetros, se rodaba por carreteras comarcales que daban la sensación de estar totalmente aislados del mundo, además de ser serpenteantes y con abundantes curvas. Cruzaban pastos, se bordeaban preciosas masías y se subían y bajaban divertidas cuestas. 

Alrededor de las 5 de la tarde empezaron a llegar a meta los primeros participantes y un par de horas más ya estaban todos recogidos.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

El equipo de staff los recibía con cariño y tomando nota de la experiencia de cada uno de ellos. Palabras como «para cuándo la próxima», «en ningún evento nos hemos sentido tan bien acompañados» o «nunca imaginé parajes tan preciosos como los que hemos recorrido» sirvieron para que la organización empezase a pensar en poner fecha para la siguiente edición. 

Después de una buena cena en el foodtruck se repartieron los premios a los participantes ganadores de la prueba. Para darle el punto y final a un día cien por cien motero y sin contratiempos, sonó la orquesta amenizando el fin de fiesta.  

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario