Prueba Yamaha MT-07 2021: Pieza clave
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Prueba Yamaha MT-07 2021: Pieza clave

Publicado

el

Simple, llana y directa. Eso y por supuesto, tan atractiva o más áun que el primer día, más refinada y adaptada a las exigencias de la nueva década. Así es la última versión de la Yamaha MT-07 2021, un elemento fundamental en la gama de la marca japonesa tanto por lo que significa a nivel de imagen como lo que supone a nivel de ventas, todo un puntal en la estrategia de la marca a nivel europeo.

La MT-07 es el perfecto oxímoron de lo que representa la divisa acuñada por Yamaha para su gama hypernaked, el enigmático “Dark Side of Japan”. Como podrás imaginarte ese lema tiene más de imagen impactante que de fidedigna representación, de manera que en el caso de la naked japonesa el lado oscuro brilla con luz propia.

Y ese fulgor tiene múltiples orígenes, cimentados todos en esa capacidad innata de la Yamaha para satisfacer en todos sus apartados, práctica en el día a día, divertida en las escapadas, con todo lo esencial y carente de complicaciones, económica y poco exigente. Un verdadero paradigma de moto para su categoría.

La MT-07 nos deja ver hasta donde es posible llegar si se combinan con acierto una serie de componentes relativamente simples pero bien armonizados con apenas cuatro gotas de la última esencia tecnológica. Un verdadero logro.

Yamaha MT-07 2021

Podría decirse sin temor a equivocarse que esta es la MT más equilibrada hasta la fecha, fruto de un concepto que ha alcanzado su punto justo de sazón. La tercera generación – recordemos que esta naked vió la luz en 2013 y cinco años más tarde, en 2018 fue revisada – llega para pulir todos aquellos pequeños detalles susceptibles de mejora pero manteniendo intacto el espíritu original del modelo, sin traicionar su carácter de amable deportividad.

Buena prueba del calado de esta máquina es la manera que ha conseguido popularizarse entre el público gracias a su imagen incisiva y sus maneras suaves, más de 125.000 unidades (250.000 de la gama completa MT) han traspasado la puerta de los concesionarios en estos 8 años de periplo vital. Y en estos tiempos de globalización y exposición en las redes ha sido uno de los modelos que ha logrado mantener una de las mayores y más estables comunidades de moteros a su alrededor. Cerca de 730.000 post sobre la la MT-07 y más de 70.000 en torno al Dark Side of Japan dan fe de ello.

Yamaha MT-07 2021

Y no sólo eso. Otra de las grandes virtudes de este modelo ha sido su capacidad para cautivar al público femenino que ha visto en ella una aliada natural para acercarse y disfrutar del  mundo de las dos ruedas a un nivel muy por encima del habitual desplazamiento diario al trabajo o los estudios. De este modo a nadie extrañará que el 17,5% del público que se decanta por la mediana de las MT sean féminas. Ni tampoco sorprenderá que por sus carácterísticas sea un modelo perfecto para iniciarse en las motos ya de cierto empaque. Así vemos que el 43% de los compradores optaron por la versión de 35 kW para el A2, dejando al 57% restante la opción full power.

Yamaha MT-07 2021, en plena forma

Visto todo esto, ¿qué podemos esperar de la Yamaha MT-07 2021? ¿seguirá ofreciendo el mismo nivel de satisfacción a un público tan heterogéneo?

La respuesta tras haber probado esta última generación en tierras valencianas es simple; rotundamente sí. La marca de los diapasones ha sabido mantener la esencia de un producto redondo cambiando y mejorando sólo lo estrictamente necesario para conservar esa pieza clave de su engranaje perfectamente engrasada.

Veamos con detalle.

El cambio más evidente que se esperaba en este modelo era la adaptación de su motor a la normativa Euro5, algo que evidentemente Yamaha ha cumplido religiosamente y que veremos más adelante, pero por ahora centrémonos en esos otros detalles que definen la esencia de un modelo tan especial como este.

Su diseño en general tiende a ofrecer una imagen más agresiva y futurista y se focaliza básicamente en dos elementos, el faro delantero y el depósito de combustible. El primero es una nueva máscara centrada en una lámpara de proyección más ligera, potente y precisa que llega flanqueada por unas luces de posición, todas ellas de tecnología led.

Yamaha MT-07 2021

Nueva óptica delantera con tecnología led

Y por otra parte el conjunto depósito/conductos de aire forma un conjunto más rotundo que le otorga un aspecto mucho más musculoso y de mayor empaque. Las entradas de aire se han estilizado integrándose perfectamente en un depósito que presenta una cubierta de resina plástica con perfiles muy pronunciados y una textura moldeada en la zona de contacto con las rodillas.

Esto ha modificado ligeramente la ergonomía de la Yamaha MT-07 2021, que incorpora una serie de pequeños cambios que la hacen ligeramente más cómoda sin perder ese punto deportivo que tan atractiva la hace. Esos detalles se completan con un nuevo manillar cónico más ancho (32 mm) que además se ha colocado algo más alto (12 mm) y cerca del piloto (10 mm).

Y finalmente a nivel de imagen se remata la jugada con unos ligeros y minimalistas intermitentes de iluminación led además de un piloto trasero de similares características que se ilumina e forma de Y siguiendo las líneas del logo MT. El cuadro de instrumentos vendría a ser la guinda de la nueva imagen, una pantalla LCD multifunción de fácil y clara lectura que sobre un fondo oscuro ofrece toda la información necesaria y permite seleccionar los ítems desde un interruptor en el manillar.

Yamaha MT-07 2021

La pantalla LCD muestra un fondo oscuro y ofrece una clara y completa legibilidad

Es decir, estamos ante una atractiva señorita en la que desde el primer momento encajamos con total naturalidad, la altura del asiento – 805 mm – permite hacer pie sin problemas a la mayoría de tallas y la postura resulta inmeditamente natural y cómoda, si  que ello sea inconveniente para una vez en marcha adoptar un estilo más agresivo en conducción deportiva.

Con toda naturalidad

Mover  la Yamaha MT-07 2021 es un juego de niños, sus 184 kilos se antojan muy livianos y una vez en marcha el bicilíndrico de Iwata se encarga de seguir facilitando las evoluciones sin mayores problemas.

Pero antes de ver cómo responde al gas, comprobemos que ha cambiado en esta mecánica para cumplir con la obligada Euro 5. El resumen es muy rápido, se ha rediseñado el conducto de admisión de aire y se han optimizado los inyectores de combustible a lo que se suma un nuevo escape 2 en 1 y una ECU de nueva factura. El resultado es un motor de suavidad proverbial, dulce desde el primer momento y con una entrega de par muy suave. En ciudad esto facilita una dinámica muy fluida, que junto a una parte ciclo muy ágil permiten una conducción simple y eficaz. La MT-07 se mueve como un pez en el agua entre el tráfico urbano y sólo la anchura de su manillar establecerá el límite para colarse entre las filas de coches; algo que por cierto resulta bastante fácil.

Yamaha MT-07 2021

Sin en el terreno más hostil la MT resulta brillante, cuando afrontamos espacios más abiertos sólo podemos esperar que explote todo su potencial. En su presentación en tierras de levante circulamos durante un rato por autopista y aparte de evidenciar su naturaleza naked, nula protección frente a los elementos y más en su caso, ya que ni el cuadro de instrumentos ofrece una mínima oposición al viento, comprobamos su buen aplomo y estabilidad. Incluso los rebufos de camiones son digeridos con eficacia sin descomponer la trayectoria.

Cuando dejamos ese tramo rápido y nos adentramos en las carreteras de montaña del interior de Valencia la situación entró en una fase de pura diversión. La MT-07 es fácil pero eso no significa que no sea divertida, antes al contrario, permite una conducción deportiva sin crispaciones, sólo centrada en el puro placer de la trazada, ella hace el resto. Su bicilíndrico te saca con energía pero sin brusquedades cuando aceleras a la salida de los ángulos, desde 4.000 vueltas ya notas un empuje firme pero suave que permite mantener la atención en la línea a seguir. Sólo en las frenadas serias, cuando reducimos marchas se nota la ausencia de un embrague antirrebote que puede llegar a provocar ligeros bloqueos sin mayores consecuencias. Ya estamos apurando al máximo, algo que la moto admite pero que hay que tener en cuenta.

Yamaha MT-07 2021

A propósito, la frenada ha mejorado ligeramente, gracias a los nuevos discos de mayor diámetro (298 mm. delante y 245 detrás) y aunque no se percibe mucho más mordiente si que la potencia se nota más progresiva y dosificable.

Directa a la diana

Los cambios de dirección son tan intuitivos como precisos, sólo hay que pensar donde quieres ir que la Yamaha te lleva con total precisión, el bastidor es muy ágil y las suspensiones mantienen las geometrías en su sitio absorbiendo con eficacia las irregularidades. La horquilla es casi perfecta, con un primer tramo más blando que se endurece progresivamente mientras que el amortiguador requeriría un ligero ajuste ya que acusa algo de sequedad en baches, resaltes y cambios de asfalto.

Esto lo pudimos comprobar cuando rodando a buen ritmo y con unas carreteras llenas de sal, por el temporal que azotó la zona unos días antes, a la salida de una curva rápida y acelerando la rueda trasera deslizó más de lo conveniente, el tren trasero dio un tremendo latigazo y al recuperar casi nos saca por encima del manillar. Sin embargo la Yamaha MT-07 2021 se recompuso inmediatamente y seguimos adelante con toda confianza. En este sentido los Michelin Road 5 ayudan mucho al buen comportamiento del conjunto. Su agarre progresivo y bajo cualquier circunstancia, seco o mojado, proporcionan mucha tranquilidad.

Yamaha MT-07 2021

Más de 200 kilómetros apurando todas la posibilidades de esta tercera generación permiten hacerse una idea bastante ajustada del modelo y se comprende rápidamente la razón de su éxito. Es una moto que se adapta a todo tipo de pilotaje y que resulta amable y divertida a partes iguales, con un precio más que interesante –6.999 euros –  y un consumo que durante la prueba oscilaba entre los 4,9 l que registró mi moto y los poco más de cinco de otros probadores.

No terminaremos el repaso de la Yamaha MT-07 2021 sin mencionar la posibilidad de añadirle un pack Sport que la acerca un poco más a ese lado oscuro de la marca nipona, un conjunto de accesorios que cuenta con una máscara para el faro, intermitentes protegidos, soporte de placa, almohadillas laterales para el depósito y un completo sistema de escape Akrapovic. O en su defecto puedes optar por el pack Urban que incluye una mini pantalla, una parrilla trasera y su top case, una toma USB y una almohadilla central para el depósito.

Como ves, la MT se adapta a todo. ¿Se adaptará también a ti?

Yamaha MT-07 2021

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2066

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos