Porsche AMK, la moto del futuro próximo según Stuttgart
Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

Porsche AMK, la moto del futuro según Stuttgart

Publicado

el

Porsche AMK

La conocida marca automovilística Porsche también es conocida por su departamento de asesoría en diseño e ingeniería, fruto de los cuales nació la Porsche AMK, un proyecto de moto muy curioso.

Recordemos que Porsche también colaboró con Harley-Davidson en el desarrollo del motor de su V-Rod y del prototipo Nova, del que hablaremos otro día.

Corría 1979 cuando Porsche Design, el estudio de diseño de la afamada marca de coches deportivos de lujo, creó un prototipo sobre la base de una sencilla y humilde Yamaha SR 500.

La Yamaha SR 500 era una naked monocilíndrica muy básica, muy ligera y funcional, ideal para los propósitos de Porsche. Necesitaban una moto estrecha y ligera para plasmar su idea, con prestaciones ideales para la ciudad y el extrarradio, pero siempre de peso y potencia contenidos.

La Porsche AMK fue un ejercicio de diseño de Porsche Design

Deseaban proyectar una moto sencilla y fácil de conducir, limpia, sin mantenimiento, pensada para usuarios no motoristas, pensada principalmente para conductores de automóviles. Pretendían crear una moto scooter…

El resultado fue lo que veis, la curiosa Porsche AMK –siglas de Alternatives Motorrad Konzept, concepto de moto alternativa–, una moto minimalista en la que el diseño también formaba parte “del juego”.

Porsche AMK

Como podéis apreciar en las imágenes era una moto monoplaza inusual, toda ella carenada, hasta las ruedas; y es que las llantas y los frenos estaban ocultos. Estos últimos se refrigeraban gracias a una pequeña entrada de aire en el lateral izquierdo de la rueda delantera.

El carenado integral cubría ligeramente las piernas del piloto, integraba el faro rectangular y una pequeña pantalla derivabrisas con los intermitentes incorporados. El piloto trasero y los intermitentes posteriores se ubicaban en la cara posterior del asiento del piloto, ajustable en altura.

Para facilitar la conducción tenía caja de cambios automática, sin embrague, con un variador CVT, y estaba equipada con un único pedal de freno, con un sistema de frenada integral para ambos ejes.

Porsche AMK

Y para que tuviese un mantenimiento muy bajo, también se montó una transmisión final por cardán. La suspensión trasera era por Cantilever mientras que en la parte delantera montaba una horquilla convencional.

Como idea la Porsche AMK era muy buena, genial. Como diseño era realmente extraña y chocante. Ciertamente, una moto futurista adelantada a su tiempo.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2066

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Entradas recientes

Los + leídos