Por qué Pedrosa no usa alas y el secreto mejor guardado de Honda
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Por qué Pedrosa no usa alas y el secreto mejor guardado de Honda

Publicado

el

Todo tiene su razón de ser. Y las razones que han llevado a Pedrosa a no usar alas en su MotoGP, la razón por la que sí decidió usarlas en Austria y lo que me llevó a mi a meter la nariz en el asunto, tienen algo en común. Voy a explicarme.

Estaba en Silverstone el domingo por la mañana del GP de Gran Bretaña, unos minutos antes del inicio de las carreras, caminando por el paddock inmerso en reflexiones sobre algunos asuntos interesantes que había oído, cuando de repente me crucé con Shuhei Nakamoto. Como bien sabéis, Nakamoto es el vicepresidente de HRC y el hombre que la dirigido el equipo de fábrica de MotoGP durante los últimos años. “¡¡Bingo!! Es la persona que necesito para entender lo que está pasando”, me dije.

El asunto iba, esencialmente, de qué dirección va a tomar la aerodinámica en MotoGP después de la prohibición de los alerones. Para mi, está claro que después de descubrir que las alas tienen un efecto positivo en el rendimiento de las motos, los ingenieros no estarán dispuestos a abandonar este camino tan pronto. He pasado mucho tiempo con ellos desde hace 20 años, y sé como piensan. Pero la manera como podrán resolverlo es otro tema (muy interesante, por cierto) que no analizaremos hoy.

Pues esto es lo que le comenté a Nakamoto en Silverstone, y me contestó:

-¿Por qué crees que Dani no usa alerones en su moto?

-No lo sé, -le respondí. -Por qué?

-Mira. Deja que te cuente algo que no sabes. Hace más de 20 años, en Honda construimos la moto aerodinámicamente perfecta. La probamos en Suzuka, y lograba tiempos un segundo más rápidos por vuelta que la que estábamos usando en las carreras. ¡¡Más de un segundo!!

-¿Un segundo por vuelta? Alucinante… – respondí, posiblemente con mis ojos abiertos como platos. -Pero, ¿llegasteis a correr con ella? Nunca la he visto ni jamás había oído sobre ella…

-Nadie la ha visto. A parte de los ingenieros de Honda claro. Y no, nunca llegó a correr, básicamente porque era imposible hacer una carrera con ella.

-¿Porqué? ¿Por reglamento técnico?

-No, porque destrozaba al piloto en una vuelta. Era una moto demasiado física. Sí, era rápida, más de un segundo por vuelta que lo que teníamos entonces, pero ningún piloto era capaz de pilotarla más de dos vueltas. Y además, era la moto más fea que he visto jamás (y Nakamoto se puso a reír).

Con esta sorprendente confesión, Nakamoto puso encima de la mesa dos asuntos de vital importancia.

El primero es que, si llega una “guerra aerodinámica”, Honda está más que preparada. El conocimiento lo tienen, y el dinero también.

El segundo es que la aerodinámica tiene un efecto directo sobre la exigencia física a los pilotos. Así que de una tacada respondía también a la pregunta de por qué Dani no usa alerones en su moto. Es simple y llanamente un asunto de fuerza.

Para mi sorpresa, la confesión de Nakamoto se veía refrendada unos minutos más tarde cuando Andrea Iannone y Andrea Dovizioso eran literalmente devorados por sus Desmosedicis en el circuito británico. Tras la carrera, ambos afirmaron que la moto había agotado de tal forma sus brazos que en algunos momentos habían sentido que perdían el control de la moto. Iannone acabó aquel día por los suelos y Dovizioso logró superar su deseo de entrar en boxes, a pesar de confesar que las tres últimas vueltas habían sido un infierno.

“Empecé con problemas en mi antebrazo derecho, y a partir de este momento mi carrera se convirtió en una odisea”, expresó un Dovizioso que reconoció que “hoy podríamos haber tenido un mejor resultado, pero no podía más. He estado a punto de caerme varias veces porque no podía mantener la moto bajo control”.

Hasta Silverstone, esto había sido un “secreto de box”, pero ahora sabemos que el problema ya existía el año pasado.  Y es peor de lo que parece, puesto que los pilotos empiezan a pilotar condicionados por este problema después de cinco vueltas. “Por qué crees que Dovizioso y Iannone son capaces de hacer poles pero no de ganar carreras?”, me comentó alguien del box de Ducati en Misano.

Podríais decir que lo de Silversone fue un accidente, porque sólo unas semanas antes las dos Ducati dominaron a placer el GP Austria, desde los entrenos hasta la carrera. Sí, pero su éxito en el Red Bull Ring se debe a la “simplicidad” del trazado. 8 curvas conectadas por largas rectas son el escenario ideal para las Ducati, y es precisamente lo que permitió que Honda montara alas en la moto de Dani de forma excepcional. Silverstone, con el doble de curvas y un trazado mucho más exigente en los cambios de dirección, fue una tortura para Iannone y Dovizioso.

“La manera como debo pilotar es demasiado agotadora”, concluye Iannone. “En MotoGP no puedes estar usando toda tu fuerza durante las 25 vueltas de la carrera. Creo que necesitamos una moto más fácil que nos permita ir rápido sin destrozarnos. Este es nuestro gran problema. Hemos tratado de encontrar una solución, pero la moto es muy difícil en los cambios de dirección, muy pesada”.

Así, volviendo a la cuestión que motivó este artículo, las “no alas” de Dani Pedrosa en Misano nada tienen que ver con su brillante carrera. Su rendimiento hay que buscarlo en la elección del neumático, que dio al piloto catalán la confianza para pilotar como lo hizo. Porque si bien es cierto que la parte técnica es importante, en las carreras lo que sigue marcando la diferencia es la “cabeza” del piloto.

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2052

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos