Pirelli ScorpionTrail II: Mejor en todo
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Pirelli ScorpionTrail II: Mejor en todo

Publicado

el

 A nadie se le escapa que las maxitrial han perdido casi por completo su condición de motos para todo uso, esas motos con las que tanto hacías rutas por carreteras de mon­taña como te adentrabas por pistas desconocidas. Pocos usuarios de las grandes trail, que cuestan entre 12.000 y 18.000 euros, pesan 230 kg y tie­nen entre 120 y 160 CV, se van a complicar la vida metiendo sus preciosas y caras motos por el campo, arriesgándose a irse al suelo con ellas.

Las maxitrail han asumido un rol de grandes viajeras y aventureras, con las que adentrarse sin miedo en cualquier tipo de carreteras… asfalta­das. Así, es normal que sus neumáticos evolucio­nen en este sentido.

Pirelli ya disponía en su catálogo de unas bue­nas gomas para este segmento, las Scorpion Trail, pero como todo en esta vida es susceptible de ser mejorado, y los nuevos Scorpion Trail II han traba­jado los puntos menos fuertes de sus antecesores, que eran una durabilidad y un agarre en mojado mejorables. De paso se ha mejorado también la agilidad.

En todos los frentes

Para lograr optimizar esos tres puntos se ha he­cho hincapié en todos los aspectos técnicos del neumático, desde el diseño hasta el perfil, o la composición.

En el diseño se ha tomado como referencia el Angel GT, aunque se mantienen los amplios sur­cos que recuerdan al mundo trail. Con el nuevo diseño se busca aunar la tracción del Scorpion con la estabilidad del Angel GT, con una banda de rodadura nueva. El nuevo dibujo también permite un desgaste más regular y un mejor drenaje del agua. También se bajan las vibraciones y la rumo­rosidad de marcha. Al reducirse la separación de tacos se ha mejorado la estabilidad, el evitar el flaneo de los mismos. El ScorpionTrail II es bicom­puesto, con los laterales 100 % de sílice (máximo agarre en mojado) y una zona central con el 70 % de sílice y un 30 % de polímeros, para optimizar la estabilidad y el desgaste.

 En cuanto al nuevo perfil, este consigue que la huella de contacto al suelo sea más corta y más ancha, con lo que se logra menor desgaste, mejor tracción y más estabilidad. A esto último también contribuye que la estructura es un 32 % más den­sa y un 60 % más rígida.

Y… ¿cómo va?

Recorrimos unos 120 km por carreteras de todo tipo, partiendo de Valencia hacia Dos Aguas, Bu­ñol y vuelta a Valencia por Cheste y la A3.

Los primeros 30 km, con abundantes rectas y rotondas, me sirvieron para comprobar los aspec­tos de confort y rumorosidad, así como de esta­bilidad en la frenada. En este sentido, la mejora sobre el Scorpion Trail I es perceptible, ya que realmente no llegan vibraciones ni ruidos prove­nientes del asfalto. La estabilidad frenando fuerte me recordó al Angel GT, más que al Scorpion Trail anterior, y demuestra que este neumático está cla­ramente enfocado a prestaciones sobre el asfalto y deja la tierra como algo testimonial.

Por desgracia no pudimos comparar directa­mente los nuevos Scorpion Trail II con el modelo anterior y sacar conclusiones más definitivas. De un modo aislado, el nuevo neumático tiene muy buen agarre en seco y las transiciones de lado a lado en curvas enlazadas son progresivas, pero menos inmediatas que en un neumático 100 % asfáltico, como en el Angel GT, por ejemplo. Y es que el Scorpion debe conservar un pequeño por­centaje de posible uso en tierra, como neumático mixto (poco, pero mixto) que es.

Lo que está claro es que transmite una elevada sensación de confianza, de estabilidad y agarre en cualquier circunstancia, llegando a rozar las estriberas de nuestra Aprilia Caponord en varias curvas y sin sustos. De hecho, el comportamiento recuerda al de un buen neumático rutero, estable y progresivo.

Nos quedaron por probar aspectos importantes como el comportamiento en mojado (parecía que iba a llover, pero al final no lo hizo), la durabilidad y también qué tal rinden sobre tierra, ni que fue­se en pistas fáciles. Cuando nos llegue alguna unidad de maxitrail montando los nuevos Pirelli prometemos que analizaremos ambos aspectos.

En definitiva, los nuevos Scorpion Trail II dan buen rollo y demuestran que han sido pensados y creados para la nueva generación de potentes maxitrail, para el uso real que se le da a este tipo de motos.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos