“¿Oye Marc, te castigaban en el colegio?”…”tercer grado” a Marc Márquez
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

“¿Oye Marc, te castigaban en el colegio?”…”tercer grado” a Marc Márquez

Publicado

el

Uno está tan acostumbrado a verles durante los fines de semana sometidos a las presiones propias de una deportista de élite que, admito, que a veces me olvido que son personas y no robots construidos y diseñados para competir. Una olvido “perdonable” y hasta justificado, teniendo en cuenta que los que les seguimos alrededor del mundo no lo hacemos para comprobar sin son “buenos chicos” sino por ser los pilotos más rápidos del planeta.

Pero debajo de esos cascos y monos llenos de protecciones hay personas que, no siendo como tú y como yo en algunos aspectos, sí lo son a la hora de sentir dudas, rabia, angustias, presión… También, como siempre digo cuando me preguntan cómo son los “héroes” que se ven el la televisión, dejando a un lado la faceta de piloto son exactamente igual que cualquier otro grupo de personas que nos podamos encontrar. Los hay más o menos simpáticos, más o o menos extrovertidos, más o menos listos, etc.

Toda esta introducción viene a cuento del Marc Márquez que nos encontramos ayer en la presentación de su comic “la Historia de un Sueño”. Repsol reunió en el auditorio de sus instalaciones alumnos de varios colegios, que además de ser los más atentos seguidores del evento, se convirtieron en protagonistas durante el turno de preguntas.

Como siempre cuando hay por medio gente muy joven, fue un rato bien divertido, al que Marc contribuyó ejerciendo a la perfección el papel de referencia que seguro que es para la mayoría de los chavales. Estuvo muy bien, muy natural y mandando en cada respuesta un mensaje subliminal a sus entregados “escuchantes”…Me gustó mucho el Marc Márquez “no piloto” sino “persona” que vi ayer.

Aquí algunas de las preguntas que le fueron realizadas y sus respuestas…

¿Por qué escogiste una hormiga como mascota para tu casco?

“Porque en el colegio me explicaban que la hormiga es el animal más fuerte del mundo porque es la que es capaz de levantar más veces el peso de su cuerpo. Además, con el tiempo ha encajado perfectamente en mi forma de ver las cosas, en el sentido de que la fuerza de las hormigas está en su trabajo en equipo, que es lo que yo pienso. Se puede ser fuerte individualmente pero lo que hace avanzar es el trabajo en equipo”.

¿Cuál es la mayor enseñanza que has sacado hasta ahora?

“La principal es creer en ti mismo. Es lo primero para alcanzar los objetivos que quieres. Pero al mismo tiempo he aprendido que no se puede pretender hacer solo. Tienes que apoyarte en tu familia y en la gente que tienes más cerca”.

¿Cuál es tu lema?

“Vivir el día a día… Nunca sabes lo que va a pasar mañana, así que hay que vivir el día que estás viviendo. Yo se lo suelo decir a mi equipo. Cuando a veces me dicen que salga y que me tome ese entrenamiento con tranquilidad, o les digo que no, que saldré como si fuera el último día de mi vida…(risas)

¿Qué es lo más importante para ti?

“Sin duda la familia; es lo más importante. Yo me siento muy afortunado por tener la familia que tengo. La familia es la base. Yo fui adolescente como vosotros, y con 23 años a veces sigo siéndolo, y aunque a veces parece que puedas volar solo, que no te haga falta nadie, al final la familia siempre está ahí”.

¿Echas de menos el colegio?

“A veces echo de menos los amigos del colegio. El colegio es importante porque haces los amigos que después tendrás toda la vida. A mí volver a mi pueblo después de viajar por todo el mundo y encontrarme con mis amigos de siempre me ayuda a mantener los pies en el suelo”.

¿Te picas con tu hermano jugando a la consola?

“¿Picarme?…¡Hay pique en todo!…Más con mi hermano. Tener a mi hermano que compite también en el Mundial me permite no estar solo, me permite entrenar juntos, hacerlo todo más divertido; nunca nos aburrimos. Y en cuanto a la consola, he de confesar que en eso me gana él”.

¿Te castigaban mucho en el cole?

“Bueno…He de decir que estaba más en el grupo de los niños buenos, pero claro que había veces que me castigaban sin ir al patio y cosas como esas que ya conocéis. Pero en general me portaba bien. Pero era mi interés hacerlo, porque si llegaba a casa con una nota en la agenda, el fin de semana no había moto. Lo mismo pasaba con las notas: si había algún suspenso o mala nota, me dejaban sin moto. Por eso me esforzaba en estar atento y portarme bien…Me acuerdo que teníamos un patrocinador, el RACC, que cada año cuando daban los diplomas lo primero que preguntaban eran por las notos del colegio. Si eran malas automáticamente te dejaban de apoyar”.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos