Ossa TR280i, en busca de la consolidación
Connect with us
Publicidad

Off-Road

Ossa TR280i, en busca de la consolidación

Publicado

el

Su primer modelo de trial de esta nueva época, la TR280i, lanzado hace tres temporadas, representaba un cambio radical respecto a lo que estábamos habituados, por la particular construcción de la zona principal de la moto: posición del depósito, caja de filtro, escape y motor, principalmente.

Ahora, con esta versión 2013 con pequeños retoques, la marca gerundense sigue apostando para convertirla en una máquina potente y, cada vez más, fiable.

Un gran motor
Las novedades que presenta este modelo respecto al anterior son pequeños cambios que acaban mejorando sensiblemente el producto. La mayoría de ellos buscan una mayor fiabilidad, logrando de esta forma un grado de maduración importante.

No descubriremos nada de la configuración especial del motor, el apartado más valorado por su rendimiento en las pruebas anteriores. Ahora ha mejorado con una nueva culata que da mayor compresión y más potencia. La inyección confiere una particularidad especial al motor: es dócil al tacto, pero también alegre. En bajos se lleva bien, es suave y tracciona de forma excelente en las zonas reviradas, y si se quiere potencia para subir un escalón, sólo hay que darle a la caña: el propulsor es altamente eficaz y se obtiene el par requerido. En este apartado sigue manteniendo una valoración cinco estrellas.

Pequeño detalle sin demasiada importancia es el hecho de la extrema sensibilidad en el arranque. Es exigente por el sistema de inyección, algo que ocurre también con la Montesa 4RT, y es que no es necesario tocar el puño de gas al dar la patada… Sobre el cambio de velocidades podemos comentar que, respecto a otras rivales, tan sólo hay que encontrarle la marcha justa para afrontar el obstáculo. Es decir, acostumbrados a un tipo de cambio en concreto, pasar a conducir la TR280i ha hecho que tuviéramos que escoger una velocidad más en un tipo de zona que tenemos prefijado para las pruebas de las motos: en segunda, nos encontrábamos que patinaba y en tercera subía bastante mejor, aunque en las zonas reviradas la primera es una buena velocidad. Una de las mejoras realizadas afectan a un mayor caudal de aceite en la lubricación del cambio, aspecto que ayuda también a que el embrague no dé ningún problema y las marchas entren bien. No hay nada que comentar sobre el mando, que también utilizan otras marcas.

Parte ciclo: Equilibrio
La TR280i sigue siendo la moto de serie más ligera de entre las trialeras, y ello es posible gracias a un reparto de pesos equilibrado. Según Ossa, está en un 50-50, con un centro de gravedad muy bajo que la convierte en una moto estable, se planta muy bien, y destacaría que, cuando hay que hacer movimientos, la parte trasera se mueve mucho mejor incluso que el tren delantero, probablemente por este reparto tan equitativo y por disponer del depósito de combustible en la misma posición donde en el resto de las motos encontramos el radiador. Así, hay que puntualizar que habrá que tener en cuenta que si la moto está llena de combustible, haya algo más de peso delante y habrá que levantarla más cuando nos encontremos un escalón, ya que si esperamos que reaccione como sus rivales, podemos tropezar con él.

Las suspensiones son otro de los apartados fuertes de esta TR280i, y es que Ossa quiere equipar su trialera con un amortiguador de gran calidad: el Öhlins TTX que lleva montado en la parte trasera trabaja de forma impecable en todo tipo de situaciones; un 10. En comparación con lo excelentemente que funciona la suspensión trasera, podríamos decir que las Marzocchi que lleva delante estaban un poco duras para nuestro tacto, aunque es probable que se debiera a que la unidad de pruebas era nueva y con poco rodaje. Con el uso no tendría que haber ningún tipo de problema con estas contrastadas horquillas.

Por último, un comentario sobre los mandos, que vienen suministrados por la recuperada AJP: más que correctos. No dan ningún problema y el tacto es bueno, o mejor
incluso que en la Ossa de la pasada temporada, ya que se ha sustituido el latiguillo del freno trasero por otro de mayor diámetro.

Buena y bonita…
Es bonita, sí, pero en trial no importa que una moto sea bonita o no, lo que se busca es que sea equilibrada, efectiva, potente… en definitiva, buena. Y esta Ossa TR280i lo es. Lo que ocurre es que uno de los “peros”, quizás el principal a la hora de decidirse por una marca u otra, es el precio. Y aunque también es de todos sabido que el trialero no tiene muy en cuenta lo que vale una moto, sino cómo funciona el conjunto, la TR280i sigue siendo la más cara –aunque cada vez menos- de las motos de dos tiempos, incluso teniendo en cuenta que la nueva 2013 es mucho más barata que la 2012.

NOVEDADES 2013

  •  Nueva culata
  •  Revisión del mapa de gestión del motor
  •  Discos de embrague
  •  Bomba de agua reforzada
  •  Filtro de aire de mayor caudal y fácil extracción
  •  Ubicación centralita
  •  Conectores eléctricos reforzados
  •  Latiguillo freno mayor diámetro
  •  Muelle tensor de cadena de mayor fuerza
  •  Mayor caudal aceite lubricación del cambio
  •  Settings amortiguador trasero Öhlins
  •  Settings horquilla Marzocchi
  •  Guardabarros trasero flexible
  •  Gráficas
     

Lo más
Motor progresivo
buena tracción
Accesibilidad filtro

Lo menos
Arranque sensible
Precio

 

Texto: Xavi León

Prueba publicada en la revista Solo Moto OffRoad  nº147
Si quieres el número puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones.

 

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos