PUBLICIDAD

Nueva Norton V4SV, la solución a los problemas de Norton

La marca británica va a comenzar la comercialización de una nueva V4SV, que sustituye a su conocida, y controvertida, V4SS. Se verán rebajadas las expectativas del cuatro en V a 72º de 1200 cc, cuya potencia máxima declarada pasa de 200 a 185 CV a 12.000 rpm; y el par máximo de 130 Nm a 10.000 rpm a 125 Nm a 9.000 rpm. Veamos porqué…

¡La razón es bien sencilla! la V4SS ha sido, y es, una moto cuya existencia parece sacada de una película a medio camino entre gansters y ciencia ficción, exagerando un poco.

Norton V4SV

En el momento de su lanzamiento y presentación (en el Salón de Birmingham de 2016), Norton pertenecía a Stuart Garner. La moto prometía mucho, y con un motor similar al de la Aprilia RSV4, se diseñó y fabrico íntegramente en Inglaterra por Norton. Con proveedores también propios. Garner debió pensar “si los italianos pueden, yo por qué no” Pero se dio de bruces…

Se fabricaron 200 unidades limitadas del modelo, a un precio de 59.000 € cada una. Algunas se matricularon, y otras no llegaron a pisar la calle jamás al entrar en colecciones privadas. Poco después, Garner y Norton, Norton y Garner, entraron en quiebra y la marca quedó bajo administración concursal en enero de 2020.

Norton V4SV

Guion cinematográfico

Aquí aparece en escena el fabricante indio TVS, que compra los derechos de Norton y los modelos V4 y Atlas (el proyecto scrambler de media-alta cilindrada la firma británica) en abril de ese mismo año. Y hete aquí que, cuando pretenden retomar la producción de la V4SS, se percatan de la existencia de hasta 35 errores graves de diseño que afectan al motor y la electrónica, pudiendo llegar a provocar desde un incendio de la moto, a una perdida total del control durante la conducción. ¡Un verdadero desastre!

Obviamente, TVS-Norton reclama daños y perjuicios a la propia Norton cuando era propiedad de Garner, momento en el que se diseñó y fabricó la V4SS. Y, así las cosas, el tema judicial está en este punto a fecha de hoy. Pero… Las expectativas de recibir cualquier indemnización por parte de TVS son escasas, pues el propio Garner se declaró en banca rota en diciembre de 2020.

TVS-Norton ha solventado los problemas técnicos de la moto, ha reducido sus prestaciones, y para diferenciarla de la errática V4SS, la ha denominado V4SV. Veremos en un futuro el rendimiento real de la cuatro cilindros en V británica, ¡Y como termina la película!

Deja un comentario