PUBLICIDAD

NSU Kettenkrad, la moto tanque que no era ni una moto ni un tanque

Las guerras, por desgracias, siempre han sido caldo de cultivo de muchas invenciones, como la curiosa NSU Kettenkrad, una curiosa moto tanque que en realidad no era ni una cosa ni la otra.

En 1941 el ejército alemán puso en servicio en el frente europeo -con pintura gris. aunque también se usó en las campañas del norte de África, pintado de color arena- uno de los vehículos más curiosos, la NSU Kettenkrad, un híbrido a caballo entre un tanque y una moto, nacido como vehículo todo terreno de desplazamiento rápido.

Su denominación en alemán significa moto con orugas -o cadenas-, aunque en realidad es un diminutivo ya que el nombre completo es Kettenkraftrad.

Diseñado en 1938 y fabricado por la empresa alemana NSU estaba dotado de  un par de orugas tractoras y una rueda delantera de 19″ con horquilla de paralelogramo y manillar, con capacidad para tres personas, el conductor y dos acompañantes.

Imagen de la NSU Kettenkrad
La NSU Kettenkrad era un vehículo único capaz de alcanzar los 70 km/h.

Era un vehículo utilizado principalmente para el arrastre de aviones hasta la pista de despegue o como mula de carga, y también como vehículo rápido de enlace todo terreno. Pero la rueda delantera de moto era «de attrezzo»…

El NSU Kettenkrad usaba un manillar de moto, un motor de coche, y se movía sobre orugas de tanque

Y es que la rueda delantera se podía eliminar ya que en realidad no servía para direccionar el vehículo aunque sí que le daba estabilidad antivuelco. El manillar se instaló porque era más sencillo de utilizar que las habituales palancas verticales de los tanques.

El manillar hacía girar el vehículo porque accionaba los frenos de las orugas para girar.

Girando el manillar a la derecha se frenaba la oruga de la derecha; y al girar el manillar a la izquierda frenaba la oruga izquierda.

Puesto de mando de la NSU Kettenkrad
Este era el habitáculo del conductor. Observa la palnaca de cambios o los dos protectores circulares de rodillas, de goma negra.

Para moverse tampoco utilizaba un motor de moto, sino que procedía de un motor de automóvil Opel Olympia de cuatro cilindros, de ciclo cuatro tiempos y refrigerado por líquido, de 1.478 c.c. que entregaba solamente 36 CV aunque capaz de llegar a los 70 km/h. Fue el vehículo con orugas más rápido.

Su principal cometido fue arrastrar aviones, pero también se utilizó como transporte rápido en el frente

Tenía un puño de gas como una moto, pero el embrague estaba al pie y el cambio de marchas de tres velocidades con doble desmultiplicación -para tierra o asfalto, gëlande o strasse, que os sonará de algo…- se accionaba con la mano.

Se fabricaron hasta 1944 unas 8.300 unidades para el ejército, aunque tras finalizar la guerra se fabricaron unos 550 más hasta 1948 para usarlos con fines agrícolas como tractor.

Una de las unidades fabricada con posterioridad a la gran contienda subastada en Bonhams alcanzó los 50.000 euros -de la que utilizamos gentilmente sus imágenes-, pero una NSU Kettenkrad de 1941 utilizada en el frente africano puede alcanzar fácilmente los 140.000 euros.

Hubo otras motos militares curiosas en el bando aliado, como una Harley-Davidson XA con cardán y motor bóxer, también muy rara.

Motor Opel de la NSU Kettenkrad
Este es el motor Opel de la NSU Kettenkrad.

Deja un comentario