PUBLICIDAD

Novedades del futuro motor bicilíndrico en paralelo de Suzuki

Hace ya ocho años, el en el Salón de Tokio de 2013, Suzuki sorprendió a propios y extraños con un prototipo de motor bicilíndrico en paralelo turboalimentado denominado “Recursion”.

Ahora, una patente recientemente publicada parece haber retomado aquel propulsor, aunque sin turbo, con alrededor de 700 cc y presumiblemente ideado para reemplazar al bicilíndrico en V de 650 cc que ha sido durante dos décadas la columna vertebral de la gama media de Suzuki. Un motor que daría vida a una nueva familia, y que sin duda rivalizaría, con, por ejemplo, el CP2 también bicilíndrico en paralelo de Yamaha, el cual anima a la MT-07 y muchos otros de modelos de la marca de Iwata, como la recién presentada Yamaha R7.

Evolución

El concepto «Recursion» evolucionó en la forma del motor denominado XE7, mostrado en Tokio en 2015. El primero tenía 588 cc, un solo árbol de levas, turbo alimentación y una potencia aproximada de 100 CV. La nueva patente del motor bicilíndrico en paralelo de Suzuki es para un propulsor de aspiración normal, más cilindrada (alrededor de 700 cc), y con el airbox, de formas poco convencionales, instalado bajo el asiento, en lugar de entre el motor y el depósito como suele ser habitual para aprovechar la entrada de aire frontal. A su favor, hay que destacar que su tamaño es considerablemente mayor.

El diseño de este nuevo airbox es sorprendentemente detallado, incluidos sus puntos de anclaje al subchasis, las dimensiones, etc. Por lo que no sería de extrañar que los dibujos de la patente pertenezcan a una moto real. Aparenta una naked estilo SV650, aunque lo normal es que se fuera implantando en todo tipo de monturas, de deportivas a motos de aventura.

La versión con motor turboalimentado, no es descartable, puesto que con los años han aparecido patentes dispersas relacionadas con él. Quizá en un futuro se pueda dar uso en una motocicleta deportiva que reemplazase a la GSX-R750.

Deja un comentario