Nos subimos a una pequeña líder, la KTM 125 EXC
Connect with us
Publicidad

Off-Road

Nos subimos a una pequeña líder, la KTM 125 EXC

Publicado

el

Aunque han sido sus hermanas de superior cilindrada las que han recibido un mayor número de novedades para el catálogo de 2013, tras la presentación de toda la gama de enduro que KTM llevó a cabo hace unos meses en Italia hemos querido descubrir a fondo los nuevos modelos de Mattighofen empezando por la EXC 125, una de las motos con más éxito en nuestro mercado y el referente entre los jóvenes que desean iniciarse en el mundo de la competición.

Estéticamente, la plástica de la nueva EXC 125 sigue la línea heredada de los modelos de motocross del año pasado y el depósito de mayor tamaño visto ya en la gama 2012, aunque recibe unas nuevas gráficas más vistosas y agresivas. Aparte del efecto visual de los nuevos colores, hay pocos cambios a la vista, y se conserva el manillar Neken cónico, al que se une un nuevo juego de puños con doble compuesto de goma en negro y naranja. También cambia la vista de las ruedas, que incorporan nuevos radios cubiertos con una capa protectora en color negro que mejora la resistencia a la corrosión, así como nuevos neumáticos Maxxis Enduro 7314. Por el contrario, las llantas son las ya conocidas Excel con nuevos bujes mecanizados CNC de alta resistencia. De este modo, las nuevas Giant que anunciamos tras la presentación se reservarán únicamente para las versiones de los ISDE de Alemania.

Elementos como el bastidor en acero al CrMo, el basculante de aluminio o las suspensiones WP con amortiguador posterior con sistema PDS siguen siendo comunes para toda la gama, aunque en este caso se añade un nuevo aceite de alto rendimiento (SAE 5 ‡ SAE 4) para las barras de la horquilla que ofrece una mejor sensibilidad y unas características de amortiguación más constantes, además de nuevos ajustes internos y retenes SKF optimizados para reducir la fricción y mejorar la sensibilidad.

Reconocido carácter
El motor no recibe prácticamente cambios respecto a la versión anterior, con el carácter habitual del propulsor KTM, con una gran capacidad para subir de vueltas y estirarse arriba, donde ofrece toda su potencia. Aunque el estado del terreno y las condiciones atmosféricas con las que llevamos a cabo la prueba quizás no fueran los predilectos para este tipo de motor, con el suelo muy duro y seco y temperaturas de más de 30 grados, lo cierto es que la pequeña EXC se comportó de forma notable. El único pero demostrado fue un pequeño vacío en el primer punto del gas al arrancar en parado, que se repite pilotando a ritmo alto al pretender cambiar sin apurar en exceso las marchas. Aparte de este aspecto, evidenciado muy probablemente por la exigente carburación que requería la zona de la prueba, el corazón de la pequeña KTM sigue sorprendiendo por su buen funcionamiento, por unos buenos bajos y por su excelente potencia en altos. Como es habitual, el motor ayuda bastante en la parte baja del arco de potencia, aunque es en su extremo más elevado donde mejor demuestra todo su potencial.

En general, poco ha cambiado el comportamiento del motor, y los pequeños ajustes que recibe la versión de 2013 mantienen intacto su conocido carácter. Únicamente queda por mejorar la reacción del motor en el paso de bajos a medios, que obliga a tirar de embrague para evitar una brusca caída de rendimiento. Así pues, en cronos y caminos rápidos, la máxima efectividad se consigue dejando correr la moto, trabajando para mantenerla siempre rodando alta de vueltas y con todo el gas posible abierto. Cumpliendo estas condiciones y uniéndolas al poco peso y a la extraordinaria agilidad del conjunto, esta 125 se convierte en un objetivo difícil de batir.

Paso adelante de la horquilla
La parte ciclo no cambia en exceso en cuanto a chasis, pero sí se ha trabajado bastante en las suspensiones y, más concretamente, en la horquilla delantera. Aunque se trata de la conocida WP con barras de 48 mm, la incorporación de un nuevo aceite de alto rendimiento, de retenes SKF de baja fricción y, sobre todo, de un nuevo paquete de ajustes permite mejorar claramente su funcionamiento. Tanto en cronos planas como por caminos bacheados, absorbe mucho mejor los impactos fuertes y mantiene su gran tacto en la primera parte del recorrido. Mientras las anteriores versiones tendían a hacer topes con notable facilidad, el rendimiento en este caso es mucho más completo y homogéneo. En cuanto al amortiguador con sistema PDS posterior, se mantienen los retoques introducidos la temporada pasada en su colocación, aunque se ha optimizado su ajuste. De todos modos, el hecho de que esta EXC 125 resulte una moto tan ligera y pequeña hace que tenga que trabajarse bastante para contrarrestar sus continuos movimientos. Podría decirse que la principal virtud de este modelo es también el gran enemigo de su suspensión trasera, ya que le cuesta un poco mantener la rueda pegada al suelo. No obstante, el mejor rendimiento del tren delantero ayuda a equilibrar el conjunto con más facilidad y le quita algo de brusquedad al PDS.

Los frenos conservan el conocido material Brembo que acostumbra a equipar la firma austríaca, con un rendimiento bueno y un tacto algo esponjoso, aunque con buen mordiente final. También llama la atención el mayor mordiente del freno trasero gracias a su nueva pinza con el pistón mejorado. Este cambio se nota principalmente al buscar el máximo apoyo en la frenada de la rueda posterior.

Ergonomía ‘by KTM’
Un punto que mejora agradablemente respecto a la versión 2012 es el grip y el tacto de los nuevos puños con goma de doble compuesto, directamente procedentes del catálogo de Power Parts. Sobre ella, la posición de conducción es cómoda, aunque se nota un tanto ancha de la parte delantera del depósito, algo que ya evidenciaba el modelo actual al incorporar el nuevo diseño del depósito. Sin embargo, lo más particular es la colocación del manillar, que queda algo elevado y con las puntas levantadas, bastante en la línea de la marca.

Mención aparte merecen los nuevos neumáticos Maxxis, con un compuesto especialmente blando que permite un buen agarre, aunque su durabilidad es algo limitada si se utilizan sobre piedra y terreno muy duro.

Sin duda, la gran virtud de esta EXC 125 es su ligereza y su gran potencia en altos, lo que la hace especialmente manejable y juguetona en cualquier circunstancia. Por el contrario, al pilotar rápido por pistas y caminos bacheados, las geometrías y la propia ligereza generan una serie de reacciones que obligan a trabajar bastante para mantenerla pegada al suelo, aunque el peso del conjunto evitará que sea a cambio de grandes esfuerzos.

 

Por Xavi Subirana/David Prats
Prueba publicada en la revista Solo Moto OffRoad  nº146

Si quieres el número puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones.
 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos