Nos subimos a la Honda CTX 700, la "moto tranquila..."
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Nos subimos a la Honda CTX 700, la “moto tranquila…”

Publicado

el

Sí, podría ser la moto que cambiase este panorama, pero es curioso que la moto con la más sofisticada caja de cambios jamás fabricada reciba críticas y malas caras entre los moteros de la vieja escuela…

Hace muchos años, Honda me propuso probar el megascooter Silver Wing 600 -en EE.UU. son aún una rara avis-, grande, relativamente potente y automático. Mi conclusión fue que automático y aburrido no iban de la mano, y que podían proporcionar nuevas e interesantes sensaciones a un viejo motero como yo.Y esto nos lleva a esta CTX 700 ND, una moto diseñada para el mercado americano, con estilo americano, con ABS y dotada de la nueva caja de cambios semiautomática de seis velocidades con doble embrague denominada DCT -Dual Clutch Transmission-, transmisión de doble embrague, que todos conocemos; también existe una CTX con caja de cambios convencional.

Esta moto deriva directamente de las NC 700, pero debido a un asiento muy bajo, el depósito de combustible pasa a ocupar su lugar natural, no bajo el asiento

El DCT puede usarse como una caja de cambios convencional, seleccionando las velocidades -aunque a través de dos pulsadores en el manillar izquierdo-, o bien como una transmisión totalmente automática -como si fuese un scooter-, solamente dando gas y frenando: el DCT se ocupa de subir y bajar marchas. Pero aún tiene otra ventaja, y es que aunque el DCT funcione en modo totalmente automático, el piloto siempre puede subir o bajar marchas cuando lo desee; tras ello, el DCT volverá al modo automático. Y aún hay más: en el modo automático existen dos modos, el Sport y el Drive.

El Sport es más enérgico, proporciona aceleraciones más brillantes, ya que aprovecha las marchas hasta el corte; el modo Drive no estira las marchas, acelera más lentamente, pero economiza combustible, ideal para llanear por autopista.

Estilo
Si te miras la CTX, no cabe duda de que ha sido diseñada para las tierras de las barras y las estrellas: es baja y larga, con un manillar ancho y retrasado, con una postura de conducción típicamente custom. El asiento está muy bajo -719 mm- y los pies muy adelantados, una posición bastante cómoda que no fatiga ni brazos ni espalda, y que también contribuye a que el peso del piloto acabe de equilibrar el reparto de pesos general de la moto… Pero aunque la posición sea custom, no encontrarás un típico y consabido bicilíndrico en V sino un bicilíndrico twin en paralelo, de 670 cc -LC, DOHC, 8V, PGM-FI-, capaz de mover sobradamente los 227 kilos declarados, aunque, claro, no esperes ganar una carrera de tipo dragster contra otras motos… Sus 48 CV han sido diseñados para moverse tranquilamente, de un modo alegre incluso, pero no brilla por sus prestaciones, lógico, porque está pensado para consumir poco. Honda declara 61 millas por galón, lo que traducido viene a ser unos excelentes 3,8 litros a los 100 km.

Su estilo es ‘low&long’, típico de las cruisers yanquis. Muy baja de asiento y más larga entre ejes que una NC 700, está claramente pensada para el cliente USA

La CTX 700 ND es una moto sencilla, con suspensiones no ajustables, un ABS efectivo y un único disco de freno delantero lobulado -con pinza Nissin de dos pistones-. A pesar de ello, las suspensiones responden bien ante cualquier situación y la frenada es correcta -esto último seguramente propiciado por su bajo centro de gravedad-. Y es que la posición y configuración del motor, así como la reducida altura general del conjunto, permiten que el peso esté colocado muy bajo, eliminando la transferencia de peso exagerada en frenada y aceleraciones -cuanto más alto está el peso, más inercias provoca en estas situaciones-. Y ello también permite que el freno posterior -también de disco, lobulado- haga su trabajo mejor.

Suave, tranquila
Debido a la gran distancia entre ejes -1.529 mm-, que la hace muy estable a cualquier velocidad en línea recta -la mejor que he probado de este tipo-, la CTX no se encuentra cómoda en carreteras reviradas, a pesar de que cuenta con un manillar que ofrece una buena palanca. En curvas podrás divertirte, pero estarás limitado por la reducida distancia al suelo y por la tranquilidad de su respuesta a tus insinuaciones dinámicas.

Las suspensiones cumplen bien su trabajo, incluso con pilotos de peso XXXL, y no resultan rebotonas ni blandengues. Un buen término medio, aunque el monoamortiguador trasero con bieletas progresivas -del sistema Pro-Link- se mueve perezosamente, como si las masas no suspendidas que soporta fuesen elevadas -como ocurre con los motores basculantes de los scooters.Si simplemente la usas para desplazarte por ciudad o carretera, como un vehículo práctico, para el día a día, encontrarás que el DCT es ideal y que la comodidad es elevada. Ahora bien, si tomas la autopista, verás que la protección aerodinámica es baja, ya que la pequeña pantalla derivabrisas que incorpora sólo desvía el aire de tu pecho, no del casco.

Aunque Honda ya ha previsto este detalle y ofrece, opcionalmente, una cúpula ligeramente más elevada, que no pudimos probar.Respecto a las NC 700 de las que deriva, la CTX ha perdido uno de sus puntos más interesantes: el hueco para un casco bajo el falso depósito. En lugar de este generoso espacio, la CTX tiene un pequeño hueco donde guardar el móvil, la documentación, la cartera o unos guantes -y no mucho más-.

En marcha, la CTX se siente estable en línea recta y muy ágil en ciudad, gracias a su bajo centro de gravedad

La capacidad del depósito es de 12 litros, lo que, unido al consumo que constatamos en la toma de contacto -le dimos bastante caña…- de unos 4,5 litros a los 100 km, resulta en una autonomía de unos 280 kilómetros.Honda reconoce que la CTX 700 es atractiva para los moteros novatos americanos -acostumbrados a los coches automáticos-, ya que las cajas de cambios manuales los asustan. Por ello creen que el DCT es una solución a este problema.

Pero novatos aparte, ¿puede la CTX 700 ABS atraer al motorista de la vieja escuela por un precio de 8.800 dólares? Yo pienso que sí. Par los moteros que buscan una moto para el día a día amable, relajada y cómoda, pero que todavía pueden divertirse con ella el fin de semana, y que no necesitan cientos de caballos, la CTX puede ser la respuesta. La CTX se siente baja, cómoda, ligera, con un centro de gravedad bajo, es fácil de mover y es fácil de usar. Y en estos días, 8.800 dólares, unos 6.800 euros al cambio, puede ser un atractivo extra para los moteros más recalcitrantes…

Ahora ya está a la venta en EE.UU. y también se comercializará en Italia. ¿Si llegará a España? De momento, no, pero nunca se sabe…

Dirck Edge, desde California

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos